Un punto clave a trabajar es la experiencia no solo del usuario, sino también, del cliente.
Un punto clave a trabajar es la experiencia no solo del usuario, sino también, del cliente.
Lorely Requejo

El próximo Black Friday se desarrollará el 25 de noviembre y las empresas demandan, cada vez más, la optimización de sus procesos internos y externos en vista de garantizar buenos resultados para la campaña de este año. En este panorama, el ‘cloud computing’ –o computación en la nube– permite que más empresas puedan acceder a recursos de software de nivel internacional.

“Lo que logramos con el procesamiento en la nube es seguir la demanda necesaria. El momento en el que hay un aumento de demanda –sea por un pico específico o una promoción de ventas–, el ‘cloud computing’ logra acelerar la asignación de recursos de forma instantánea”, explicó Américo de Paula, Head of Solutions Architecture de Amazon Web Services (AWS), en la conferencia virtual ‘AWS Black Friday, de la nube a lo físico: transformando clics en entregas alrededor del mundo’.

Atención en hora ‘punta’

El primer paso que pone en marcha AWS es la migración: desde el centro de cómputo de la empresa a AWS. Luego de ello, se procede a realizar un proceso de optimización de las aplicaciones ya existentes en vista de obtener mayor agilidad en cuanto a la información y reducir, asimismo, los costos.

Tras ello, un punto clave será trabajar en la experiencia del cliente. Ello en vista de que, si el consumidor se encuentra interesado en adquirir un producto, el vendedor minorista consiga convertir la navegación del usuario en más pedidos y órdenes.

El siguiente paso será la optimización de todos los canales de ventas: virtuales y tiendas. “Eso incluye no solamente tienda física y retail, [sino también] centros de atención y ‘contact centers’”, afirmó De Paula.

Finalmente, el último paso será ampliar las opciones de servicio en búsqueda de que el vendedor minorista pueda incrementar los productos a ofrecer a sus clientes.

Caso Vtex: ¿cómo se prepara para el evento?

Camilo Gaviria, general manager Latam de Vtex, comentó que durante eventos como el Black Friday, el promedio de órdenes se multiplica por ocho.

Teniendo este dato en cuenta, refirió que el primer paso en su preparación es establecer una estrategia comercial. En ella se identifican categorías y/o productos que generan volumen y mejoran el margen de ganancias.

“Si no se tiene claro cuáles son los productos que se van a vender, no se puede preparar la [oferta] previamente. No se sabe cuáles son los productos más vendidos o cuáles son aquellos que se empiezan a preparar bajo un modelo de reserva”, comentó Gaviria.

Posteriormente, es recomendable crear colecciones de descuentos. Así también, es fundamental preparar con tiempo las promociones, precios, inventarios, descripciones, kits, entre otras actividades comerciales.

Luego de ello, será importante planificar no solo la experiencia de usuario (UX), sino también, la experiencia del cliente (CX). “Viene un tema de servicio de cliente, de devolución, garantía o recompra. Ahí es donde la experiencia del cliente es clave y crítica para poder sacar el mayor provecho a los eventos masivos”, dijo el ejecutivo.

Así como estos puntos, será crucial observar también la logística interna y planear escenarios en vista de asegurar la capacidad de reacción. “Hay que tener esos escenarios previamente estipulados”, remarcó Gaviria.



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más