La productora Big Bang no pudo estrenar “No me digas solterona 2” en las salas de cine. Una película por la que apostaban- cuya primera parte atrajo a más de 830 mil espectadores a las salas- y que “era la que le iba a dar continuidad a la empresa”, según Sandro Ventura, quien encabeza la empresa.
La productora Big Bang no pudo estrenar “No me digas solterona 2” en las salas de cine. Una película por la que apostaban- cuya primera parte atrajo a más de 830 mil espectadores a las salas- y que “era la que le iba a dar continuidad a la empresa”, según Sandro Ventura, quien encabeza la empresa.
Luis Tapia