Falcón señala que trabajan en una plataforma de servicio automotizado para pequeñas empresas. (Foto: Angela Ponce/El Comercio)
Falcón señala que trabajan en una plataforma de servicio automotizado para pequeñas empresas. (Foto: Angela Ponce/El Comercio)
Lucero Chávez Quispe

El ha llegado a todo tipo de empresas en épocas del , y algunas de las más preparadas para su correcta aplicación han sido aquellas con un proceso de avanzado. En el caso de , dan un paso más y anuncian su salida de las oficinas para implementar el de manera permanente.

MIRA: Trabajo remoto: ¿Cuáles serían los criterios para una ley que permanezca tras la pandemia?

¿Cómo ha variado la demanda por sus consultorías en el marco de la pandemia?

Entre junio y julio, con la reactivación económica, varias empresas empezaron a retomar los servicios que teníamos con ellos. También, algunas firmas, sobre todo las de finanzas, necesitan acelerar su transformación digital, porque ahora sus clientes utilizan mucho más lo digital que hace cinco meses. Lo que han adelantado los clientes en penetración digital puede haber sido 3 o 4 años. Lo que normalmente pasa es que las organizaciones tenían un proyecto de transformación digital que ahora se tiene que acelerar para poder servir adecuadamente a las necesidades actuales.

¿Hablamos de todo tamaño de negocio?

Neo trabajaba para clientes que vendían entre US$500 y US$1.000 millones, empresas que son muy grandes. Tal vez teníamos clientes que vendían US$200 millones; pero ahora las empresas medianas que venden desde US$20 millones necesitan un componente de transformación digital. Asimismo, antes teníamos proyectos de un año con fees mensuales; y ahora son proyectos de dos o seis meses. Las empresas peruanas quieren una transformación digital, pero con resultados que puedan verse en los primeros tres meses. No necesitan un proceso de transformación digital que va tomar años para generar un resultado.

¿Qué rol ha jugado el trabajo a distancia en la organización?

En la primera semana de abril hicimos un análisis de cómo iba a ir esto [el confinamiento por la pandemia] y consideramos que iba durar 18 meses aproximadamente. Ante este cambio tan grande, decidimos cambiar la empresa a que sea 100% online. Todos nuestros procesos están en la nube ahora, o sea no hay ninguna herramienta tecnológica en la oficina. Nos hemos puesto un plan que termina en abril del 2021 para hacer el cambio. El no volver a las oficinas al 100% es el primer paso. El segundo es trabajar a distancia, pero asíncronamente, que cada quien pueda definir sus propios horarios; así se genera una mayor satisfacción y atrae más talento. El trabajo se cumple, ya que hay un trabajo de cultura y mindset digital que trabajamos durante años. Queremos ir con el teletrabajo a un nivel mucho más alto del actual que no ha sido logrado por las empresas peruanas.

Este teletrabajo que la mayoría de empresas hace en el Perú de tener que estar en un mismo horario y tener que cumplirlo no es el teletrabajo que debería ser. Debería ser uno en el cual los colaboradores puedan elegir cuál es el mejor horario de acuerdo a su vida familiar. Adicionalmente, para eso hemos creado una infraestructura de Module Management, al que le llamamos el cerebro de Neo, en el que se encuentra toda la información si es que se necesita conocer cualquier cosa de un proyecto o entender los diferentes procesos de la empresa.

Algo que también estamos pidiendo es que el equipo no pase más del 10% de sus horas de la semana en reuniones internas. Es decir, solo se debe tener 4 horas de reuniones internas, para que así tengan más tiempo de trabajar, ya que el trabajo no se da en reuniones, porque es imposible y es una locura. Estamos logrando eso en varios de nuestros consultores, pero es difícil hacer que las personas entiendan que hay cosas que se puede trabajar de una manera distinta. Es triste estar en una reunión con cinco personas donde habla una y las demás están con su micrófono y cámara apagada. Es una pérdida de tiempo y un desgaste personal enorme. Nosotros creemos muchísimo en que hay que evolucionar el trabajo.

El trabajo a distancia ha traido consigo largas reuniones virtuales laborales. (Foto: REUTERS/ Albert Gea TPX IMAGES OF THE DAY)
El trabajo a distancia ha traido consigo largas reuniones virtuales laborales. (Foto: REUTERS/ Albert Gea TPX IMAGES OF THE DAY)

¿Cómo lo tomaron al interior de la empresa?

En la primera semana que nosotros comunicamos a todo nuestro equipo de que íbamos a migrar al 100% online definitivamente hubo algunas dudas, ya que apreciaban mucho el ambiente físico que se había creado. Sin embargo, nosotros dijimos que Neo no es metros cuadrados, sino conocimiento y este no puede ser restringido a cuatro paredes. Aún así hubo una oposición inicial, incluso de chicos que en promedio tienen 28 años y están acostumbrados a las oficinas, pero han visto cómo hemos creado todo un sistema de trabajo asíncrono en estos meses y ya creen más.

Con nuestros clientes también hubo dudas al principio. Sin embargo, poco a poco se dieron cuenta y nos dijeron que si alguien debe realizar estos cambios somos nosotros. Es mucho más flexible para nosotros, ya que tenemos una mentalidad de start-up.

El paso al teletrabajo permanente va acompañado también a una serie de eficiencias...

Nosotros hemos devuelto el 50% de nuestras oficinas. En este momento, nos hemos dado un plazo hasta septiembre para construir un centro de co-creación remota en el que convocaremos a start-ups y empresas de todo el mundo para juntos idear soluciones para estos tiempos. Teníamos cerca de 800 metros cuadrados de oficinas. Haremos una inversión de US$50 mil en una primera etapa.

Entonces, no es que adoptarán el trabajo híbrido, sino que usarán el espacio restante de las oficinas solamente para construir este espacio de colaboración con otras empresas y start-ups.

Así es. Para hacer un tema de co-creación mucho más completo se deben tener mejores equipos de videoconferencia y me refiero a casi estudios en los cuales se pueda tener a un lado una videoconferencia en diferentes países, pero donde haya cámaras y monitores. También, donde hayan protocolos como distanciamiento. No es un lugar en dónde vayan a ir a trabajar de lunes a viernes con una computadora solos, sino será un espacio en dónde van a tener las cámaras, los equipos de sonido y se pueda interactuar con personas de diferentes lados. Vamos a utilizar eso y dárselas a otras organizaciones que también lo necesitan, porque no todos pueden tener los equipos en sus casas. Creemos que hay una oportunidad enorme en hacerlo, pero no pensamos en un espacio de coworking, sino en un espacio de co-creación remota con empresas y start-ups de todo el mundo.

¿Es una oportunidad para descentralizar el talento?

Abriremos en agosto posiciones en el Perú; y en setiembre y octubre, haremos otra convocatoria pero internacional. Neo normalmente tenía un 15% de trabajadores del extranjero y esto va a seguir manteniéndose, pero ahora trabajando desde cualquier lugar. Con el trabajo asíncrono no va a importar si tenemos horas de diferencia.

“Este esquema que tenemos de estar en una oficina de manera física en un horario de 9 a.m. a 6p.m. es absolutamente retrógrado; y todavía lo mantenemos, ya que la mayoría de empresas en el Perú pide a sus empleados estar conectados en un horario determinado, pero ese no es el futuro del trabajo. El futuro del trabajo es remoto, pero asíncrono, donde las personas puedan decidir cuál es el horario más adecuado y tengan el control de sus vidas”


Daniel Falcón, CEO de Neo Consulting

¿Cómo cambiará su plan de expansión?

Nosotros teníamos un plan el año pasado para abrir oficinas. Abrimos en Chile y este año abrimos oficinas en Colombia. Con este modelo sin oficinas físicas, la cantidad de inversión va descendiendo y podemos estar en más países sin tanta inversión inicial como teníamos planificado antes. Nuestra expansión internacional ahora va a ser sin oficinas, con personas de mucha experiencia y con conocimiento en el área y el país. Colombia va a ser nuestro piloto este año y lo haremos en octubre. También vamos a reforzar nuestro negocio en Chile, a partir de setiembre. Debemos ver cómo podemos crecer con nuevos clientes en un entorno ya sin oficina física.

Además, nosotros somos partners de Google, Safewords, Amazon, Dynamic Yield y por eso una empresa peruana como nosotros, que no es tan conocida en estos países, puede brindar servicios, ya que viene de la mano de un partnership internacional con las grandes empresas de tecnología en el mundo.

¿Hacía dónde apuntará la consultoría?

En general, una parte de la consultoría debe pasar a ser automatizada, otra parte con software e inteligencia artificial, y otra que es compleja y necesita más detalle con seres humanos. Pero, yo creo que la consultoría debe evolucionar y ya no solamente vender por horas, sino también por resultados. Tiene que tener un modelo de suscripción seguramente para acceder a herramientas y resultados.

MIRA: Freelancers en el Perú crecen a triple dígito en pandemia: ¿Qué categorías son las más contratadas?

Con respecto a las líneas de negocio que tienen, ¿ven un potencial en alguno de específico?

Hay una necesidad mayor en todo lo que es soluciones con datos, o sea todo lo que es big data, machine learning e inteligencia artificial. El requerimiento ha crecido muchísimo. El segundo componente que tenemos es la experiencia en el usuario y la del consumidor; todo lo que son investigaciones y research para crear una estrategia. La están requiriendo sobre todo las empresas medianas, o sea ellos más allá que necesitan un proceso de transformación, necesitan un proceso de análisis y de investigación de cuáles van a ser los productos y servicios que los clientes van a requerir. Algo que se requiere también es la experiencia, ya que nos han llamado colegios y universidades para ver cómo convertir la experiencia de la clase online en una que sea satisfactoria. La gran empresa es la que nos está comprando soluciones de machine learning, inteligencia artificial y soluciones en la nube.

¿Ya han pensado soluciones para las pequeñas empresas?

Para ellas estamos creando una plataforma de servicio automatizado en la que no hay una intervención humana y el costo va a ser muy económico. Todavía eso lo estamos iniciando y analizando bien, porque nunca hemos llegado como Neo a las pequeñas empresas, pero sí nos interesa llegar. Creemos que esta es una oportunidad para brindarle algún tipo de plataforma que les brinde la oportunidad de crear sus estrategias.

Con todos estos cambios, ¿cómo esperan cerrar la facturación este año?

Esperamos recuperar las ventas. Teníamos un plan de crecimiento del 25% este año. Definitivamente eso no lo vamos a lograr, pero sí vamos a vender lo mismo que el año pasado, lo cual en la situación en la que nos encontramos es positivo.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO SUGERIDO

Teletrabajo y trabajo remoto: ¿cuáles son las diferencias entre ambos?