Juan  Saldarriaga

La paralización de Las Bambas (Apurímac) y Cuajone (Moquegua) en los meses de marzo y abril ha tenido un efecto negativo apreciable sobre la producción de cobre, la recaudación de impuestos, el PBI nacional y, también, sobre la demanda de energía.

De acuerdo a estadísticas del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (Coes), citadas por el diario Gestión, la demanda de energía en el primer cuatrimestre del 2022 creció 2,8%, esto es 0,7 puntos menos en relación al crecimiento proyectado a inicios de año (3,5%).

MIRA | Camisea: ¿Cómo impactaría la nacionalización del yacimiento en el sector eléctrico?

El crecimiento acumulado de 2,8% refleja el efecto de Cuajone y de Las Bambas. Asimismo, se tiene en cuenta la desaceleración general de la economía, aunque esta no se puede medir puntualmente”, explicó César Butrón, presidente del Coes.

El funcionario precisó que solamente Las Bambas, cuya detención suma ya dos semanas, está restando 110 MW de potencia instalada al consumo de energía debido a que “toda su maquinaria está paralizada y solo está usando energía (10 MW) para operaciones básicas”.

Señaló que esta situación de conflictividad, sumada a la demora en el arranque de la nueva refinería de Talara (100 MW), obliga a reconsiderar también las proyecciones de crecimiento de la demanda para el 2022.

ENCUENTRA EN ECONOMÍA | Pollo, huevos, pastas, azúcar y pan: desde hoy se exonera el IGV a los alimentos de la canasta básica familiar

De acuerdo al Coes, dicho crecimiento iba a ser de 7,4%. Osinergmin, por su lado, avizoraba un incremento de la demanda de entre 3% y 5%, en relación a los 4.984 GWh registrados en el 2021.

De acuerdo al ente regulador, este crecimiento moderado (lejos del crecimiento de 8% en años previos) se explica por la ausencia de nuevos proyectos mineros, aparte de Quellaveco.

De hecho, el Coes prevé que el crecimiento de la demanda eléctrica en el 2023 sería de 4,5%.

Los mayores consumidores de energía en el país son las minas de cobre, empezando por Cerro Verde, y siguiendo con Antamina, Las Bambas, Toromocho y Cuajone.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más