China quiere doblar su PBI antes del 2020, mira como lo hará
China quiere doblar su PBI antes del 2020, mira como lo hará
Redacción EC

El Partido Comunista de China (PCCh) anunció que aspira a que el país doble el producto bruto interno () y la renta per cápita que tenía en 2010 antes de 2020, aunque no reveló, de momento, un objetivo de crecimiento concreto para los próximos años.

El gobierno de China concluyó hoy su plenario anual, en el que el decimotercer Plan Quinquenal (2016-2020), el primero bajo el mandato del presidente Xi Jinping, quedó listo para ser ratificado en la reunión plenaria de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo) del próximo mes de marzo, informó la agencia EFE.

En un comunicado citado por la agencia oficial China Xinhua, el partido se propuso lograr un crecimiento "medio-alto", dar prioridad a un desarrollo "de calidad y eficiente" y adoptar medidas de liberalización de precios y para captar inversión extranjera.

Sin embargo, no mencionó metas de crecimiento exactas. Según la Oficina Nacional de Estadísticas, el PBI de China en 2010 fue de 40,12 billones de yuanes (al cambio actual, unos 6,3 billones de dólares), por lo que, en caso de doblarlo, el gigante asiático seguiría siendo la segunda economía mundial, por detrás de Estados Unidos.

El Plan

El año pasado, China generó una riqueza de 63,64 billones de yuanes (unos 10 billones de dólares, 9,2 billones de euros al cambio actual), con lo que en 2020 doblaría el PIB de 2010 creciendo a una media de un 4 % anual en el próximo lustro.

Los líderes chinos ya han definido el crecimiento actual como "medio-alto", lo que hace suponer que la meta oficial no se alejará mucho de las tasas de este año (7 % en los dos primeros trimestre y 6,9 % en el segundo).

Para conseguir estos objetivos, el Partido Comunista resolvió impulsar una serie de medidas económicas y las acompañó de la eliminación de la política del "hijo único" al permitir a todas las parejas tener dos descendientes.

Además, el PCCh se comprometió a reducir su intervención en los precios y a desregular los mecanismos de fijación de estos para productos y servicios en sectores competitivos "de una manera amplia", según Xinhua.

También aseguró que clarificará la normativa para facilitar la llegada de inversiones extranjeras, con especial énfasis en el sector servicios, que deberá "abrirse más" al capital foráneo.

Además, China incrementará su cooperación manufacturera y su integración en la industria global y seguirá promoviendo sus grandes proyectos internacionales, con la Nueva Ruta de la Seda a la cabeza.

El nuevo Plan Quinquenal reservará un lugar central a la innovación, puesto que se distribuirán la mano de obra, la tecnología y el capital para facilitarla y también se incentivará el emprendimiento.

Junto a todas estas medidas de planificación, el pleno del PCCh confirmó, asimismo, la expulsión de la formación de una decena de altos cargos, entre los que destaca Ling Jihua, exmano derecha del expresidente Hu Jintao, o Yang Dongliang, que era el responsable de, Seguridad Laboral hasta las explosiones ocurridas en Tianjin en agosto y en las que murieron un total de 173 personas.