Su oficina rusa no puede operar actualmente debido a la cuenta bancaria congelada, dijo el representante.
Su oficina rusa no puede operar actualmente debido a la cuenta bancaria congelada, dijo el representante. / KIRILL KUDRYAVTSEV
Agencia Bloomberg

La unidad local de Google dijo que pretende solicitar a un tribunal de arbitraje que la declare en quiebra en un comunicado el miércoles en el sitio web de un registro federal ruso. La compañía ha estado “anticipando su propia quiebra e imposibilidad de cumplir con las obligaciones monetarias” desde el 22 de marzo, según el comunicado.

Google continuará ofreciendo servicios de forma gratuita dentro de Rusia, incluidos Google Search, YouTube, Gmail y Google Play, informó el servicio de noticias Interfax, citando a un representante de la empresa. Su oficina rusa no puede operar actualmente debido a la cuenta bancaria congelada, dijo el representante.

MIRA | Credicorp apuesta por la inclusión financiera y busca llegar a 3 millones más de usuarios este 2022

Rusia ha estado tomando medidas enérgicas contra las redes sociales y las empresas de internet extranjeras en lo que el Gobierno llama una campaña para defender su soberanía digital que ha aumentado considerablemente desde que el presidente Vladímir Putin ordenó la invasión de Ucrania en febrero. Las autoridades en marzo prohibieron el funcionamiento de Facebook e Instragram de Meta Platform Inc., tildándolos de extremistas, mientras que TikTok de ByteDance Ltd. ha impedido que los usuarios rusos publiquen nuevos videos para evitar entrar en conflicto con el Gobierno.

Google comenzó a trasladar a su personal del país después de la invasión, dijeron en marzo personas familiarizadas con las decisiones, que pidieron no ser identificadas al tratarse de asuntos de seguridad.

Google ha recibido múltiples multas por no eliminar contenido y enfrenta hasta 1.000 millones de rublos (US$15.500 millones) en sanciones después de que un tribunal de Moscú dictaminara en diciembre que debe desbloquear la cuenta de YouTube de un canal de televisión de propiedad de un aliado sancionado de Putin.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más