Imagen referencial del aeropuerto Jorge Chávez. (Foto: Andina)
Imagen referencial del aeropuerto Jorge Chávez. (Foto: Andina)
Claudia Inga Martínez

Ocho fueron las propuestas de concesionarios que recibió para la primera etapa del proyecto de ampliación del , que incluye los trabajos de movimiento de tierras. De todas ellas, la empresa ha preseleccionado tres consorcios con los que iniciarán negociaciones para elegir al ganador a fin de mes.

Anton Aramayo, director del proyecto de LAP, menciona que entre estos consorcios se encuentran grandes empresas chinas, españolas y americanas.

Como se recuerda, para la ampliación del aeropuerto se desarrollará un concurso estructurado en tres etapas, que puede tener a tres adjudicatarios diferentes. “Podemos manejar varios contratistas”, refiere el ejecutivo. No obstante, agrega Aramayo, lo ideal sería que sea un solo concesionario el que tenga la capacidad para ejecutar las tres etapas.

La empresa LAP ha preseleccionado tres consorcios con los que iniciarán negociaciones para elegir al ganador a fin de mes.
La empresa LAP ha preseleccionado tres consorcios con los que iniciarán negociaciones para elegir al ganador a fin de mes.

A mediados de agosto, LAP y el consorcio Amancae dieron por concluido el acuerdo para la construcción del terminal y la segunda pista del aeropuerto Jorge Chávez. Pese a ello LAP se reafirma en que los plazos para la entrega de los trabajos se mantienen. En octubre de 2022 se entregará la segunda pista y en octubre del 2024 el nuevo terminal del aeropuerto.

Hasta el momento, en los trabajos preliminares (cerco perimétrico, rutas de evacuación, acceso a Gambetta, topografía, entre otros), LAP asegura que se han invertido más de US$50 millones.

¿QUÉ PASARÁ CON EL ACTUAL TERMINAL?

Aramayo adelanta que a partir de octubre 2024, solo se utilizará el nuevo terminal, mientras que el actual pasará a ser utilizado para otros fines del aeropuerto.

Aún no se ha determinado cuál será el fin del terminal actual pero se evalúa que funcionen como oficinas, carga, entre otros. (Foto: Andina)
Aún no se ha determinado cuál será el fin del terminal actual pero se evalúa que funcionen como oficinas, carga, entre otros. (Foto: Andina)

“Sería muy complicado para las aerolíneas que funcionen ambos terminales tan distantes entre sí”, menciona.

Aún no se ha determinado cuál será el fin del terminal actual pero se evalúa que funcionen como oficinas, carga, entre otros.

El ejecutivo precisa que desde poco antes del 2024 empezará la transición para que los servicios del terminal actual pasen al nuevo, que se calcula que en su primer año recibirá a 35 millones de pasajeros.

MÁS DATOS

► Los trabajos del nuevo terminal comenzarán en setiembre del 2020.

► LAP está preparando el diseño de lo que llaman el lado aire (pista, torre de control, entre otros) y espera tenerlo listo en junio 2020.