Redacción EC

El Banco de Crédito de Perú () reconoció que, en el 2018, la entidad tuvo un ataque informático que permitió a terceros acceder a datos de identificación personal de un grupo de clientes, y, "en algunos casos, números de tarjetas, cuentas y saldos”. Cabe señalar que esta sustracción no incluyó las claves de tarjetas.

Sin embargo, parte de esta información del año pasado estaría siendo difundida a través de internet y redes sociales, según tomó conocimiento el BCP en las últimas horas de este martes 3 de diciembre.

“Estamos en proceso de contactar a los clientes para informarles de esta situación. Asimismo, las entidades reguladoras ya fueron informadas al respecto”, indicó en un comunicado.

La aclaración de la empresa nace a partir de la difusión en redes sociales de parte de la información aparentemente sustraída.

El BCP, por otro lado, aclaró que la sustracción de información de clientes no “produjo ningún robo de dinero relacionado al evento” desde la fecha del ataque (2018) hasta la actualidad.

Además, señaló que la brecha de seguridad que permitió el ataque en 2018 ya fue cerrada y que responderá por los ahorros de sus clientes “si sufrieran algún frade a raíz de este incidente”.