Foto
Foto
Leslie Salas Oblitas

A unos días de dejar , Karl Marlo, su CEO, comparte las enseñanzas a lo largo de sus 20 años en la , y sus nuevos retos.

-¿Cuáles son los mayores aprendizajes que le ha dejado, hasta el momento, su carrera profesional?

Son cuatro grandes aprendizajes: 

1. Que las personas son el principal activo de una empresa. Se pueden comprar equipos, máquinas, tecnologías, etc… pero no puedes ‘comprar’ gente. A las personas es importante atraerlas, formarlas e incentivarlas. 2. Que un jefe es tan bueno como lo son sus subalternos. Cuando algo no funciona bien en una empresa, mayormente, no es responsabilidad del subalterno sino del jefe que no supo capacitar, delegar o empoderarlos; 3. Que es importante tener foco y disciplina en ejecutar los planes estratégicos, pero también flexibilidad y rapidez para cambiar el rumbo del viaje. 4. Que los tres pilares del éxito de un negocio son la excelencia operacional, la innovación y el talento del equipo humano.

-Ha estado vinculado por 20 años a la industria de explosivos y todos ellos en Exsa ¿Alguna vez pensó que se quedaría tanto tiempo?

Nunca pensé ponerme una fecha límite para terminar mi gestión en Exsa. Sinceramente, tampoco pensé quedarme tanto tiempo. El negocio de fragmentación de roca es sumamente complejo, dinámico y cambiante. Siempre decimos que la constante en nuestro negocio es el cambio, y por ello tenemos retos con los que batallar a diario. La rutina es ajena al negocio. Quizá por ello no me planteé antes buscar un nuevo derrotero en mi carrera profesional. Ahora bien, una empresa exitosa tiene que tener una rotación sana en lo que es la alta gerencia, porque ello da nuevos impulsos y nuevas ideas. Especialmente en nuestra industria es importante construir sobre la exitosa gestión del antecesor.

-Recuerda alguna anécdota...

Hay muchas. Quizá una de las más resaltantes fue la creación de lo que en un inicio llamamos ‘Comité de locos’. Lo nombramos así porque, literalmente, parecíamos unos científicos locos creando, pensando, inventando. Fruto de ese trabajo fue el desarrollo de la Tecnología Quantex, premiada por la UPC en Creatividad Empresarial con ‘Quantex, Tecnología peruana para el mundo’, una innovación industrial made in Perú, que nos permitió revolucionar la voladura en minería de tajo abierto. Hoy, ese ‘Comité de locos’ se instauró formalmente como el “Comité de Innovación Abierta” de la compañía.

-¿Si le dieran la oportunidad de regresar en el tiempo. ¿Qué haría o dejaría de hacer y por qué?

No cambiaría nada. Los errores son parte de nuestro constante aprendizaje.

-A fines de este mes cierra un ciclo en Exsa. ¿Por qué tomó esta decisión?

La tomé porque estoy convencido de que todo alto ejecutivo cumple ciclos en una compañía, más aun si es el CEO. Una vez que las metas se logran es importante entender que dicho ciclo culminó, que llegó el momento de enfrentar nuevos retos y es necesario reinventarse. Voy a extrañar a mi equipo gerencial y a cada uno de los empleados.

¿Dónde o en qué estarán concentrados sus esfuerzos ahora?

Desde hace un tiempo vengo realizando mentoring en procesos de innovación con algunas startups en otros países del mundo, apoyando a jóvenes talentos a convertir sus ideas creativas en negocios rentables. Me encantaría aportar como director, asesor e inclusive ejecutivo a plazo limitado a empresas de diversa índole.

Por la complejidad del negocio de Exsa, tuve la oportunidad de adquirir experiencia en diversos ámbitos: planificación estratégica, fusiones, escisiones, expansión hacia nuevos productos, servicios, negocios y países, reorganización y reestructuración (como optimización de procesos y costo), innovación, entre otros temas.

PERFIL DE KARL MASLO

Cargo: CEO de Exsa (grupo Breca).
Estudios: máster en Ingeniería Química de la Universidad Fridericiana de Karlsruhe, Alemania.
Tiempo de experiencia: Más de 30 años encabezando múltiples funciones, poniendo en valor sus capacidades empresariales para la consolidación de empresas.

Lea más noticias de Economía en...

TAGS RELACIONADOS