Aequales premia públicamente a las organizaciones que obtienen los mejores puntajes en el ránking y difunde las buenas prácticas laborales que estas vienen realizando (Nancy Chappell / El Comercio)
Aequales premia públicamente a las organizaciones que obtienen los mejores puntajes en el ránking y difunde las buenas prácticas laborales que estas vienen realizando (Nancy Chappell / El Comercio)
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

Los ingresos promedio mensuales de las mujeres representaron el 68,4% de los que percibieron los hombres en el 2018, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Ese es uno de los tantos indicadores que confirman la existencia de una brecha en las oportunidades económicas y laborales que hay entre hombres y mujeres en el Perú. Estas diferencias no se dan únicamente en nuestro país, sino a nivel mundial.

Ante esta realidad, la consultora Aequeales elaboró en el 2015 –por primera vez– el Ránking Par en el Perú y Colombia.

“El Ránking Par es una medición gratuita y confidencial, que tiene como objetivo ayudar a las empresas dándoles un diagnóstico de cómo se encuentran en términos de su gestión de la equidad de género”, señala Andrea de la Piedra, fundadora y CEO de la organización latinoamericana.

Adicionalmente, Aequales premia públicamente a las organizaciones que obtienen los mejores puntajes en el ránking y difunde las buenas prácticas laborales que estas vienen realizando.

Para hacer sostenible este proceso, el Ránking Par prioriza el uso de la tecnología .

“Trabajamos mucho con tecnología para escalar. Así, generamos una buena experiencia a los usuarios del ránking en nuestra plataforma virtual, lo que nos permite llegar a más países. Hemos medido empresas que operan en el Perú, Colombia, México, Argentina, Chile y Costa Rica”, indica De la Piedra.

Con esta iniciativa, Aequales ganó en la categoría Factor Humano del Premio Creatividad Empresarial 2018, organizado por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas.

“Es un reconocimiento al trabajo que hemos venido haciendo al lado de muchos aliados, que nos han permitido crecer. Lo bonito es que [este ránking] es una experiencia que empezó en el Perú y Colombia, y que hoy por hoy está generando impacto en Latinoamérica”, afirma.

METODOLOGÍA

El Ránking Par pretende, en primer lugar, conocer cuáles son las barreras que dificultan que más mujeres ocupen cargos de mayor jerarquía en las empresas. Luego, con el diagnóstico de cada organización se realiza un listado de acciones para que sean aplicadas en el menor tiempo posible y así generar las condiciones adecuadas para reducir las brechas de género.

Para ello, el ránking mide cuatro variables. Una de ellas está relacionada a los objetivos de equidad de género de cada firma, lo que implica revisar sus políticas alrededor de este tema, acciones y metas en todos sus procesos.

La segunda variable mide la cultura de la empresa. Los aspectos que se evalúan son las prácticas de flexibilidad formalizadas, políticas para prevenir el acoso o el hostigamiento sexual y qué acciones están realizando para incluir a la comunidad LGTBIQ+.

En tercer lugar, se revisa la estructura de las organizaciones para conocer cuántos hombres y mujeres hay por niveles.

Finalmente, evalúa cómo gestionan el talento las empresas. “Ahí preguntamos si es que tienen capacitaciones para erradicar estereotipos, si es que tienen ciertos procesos para garantizar que la selección [de personal] sea justa realmente”, detalla De la Piedra.

IMPACTO

El principal impacto obtenido con el Ránking Par, según De la Piedra, es que, de las empresas que se miden, alrededor del 60% logran implementar mejoras en sus procesos.

Además, se ha incrementado la cantidad de compañías que participan del ránking.

“Hemos registrado un crecimiento de 800% en el número de compañías que medimos”, subrayó.