De acuerdo con los últimos reportes Fintech Radar de los países de América Latina, se han identificado más de mil con propuestas de valor diferenciadas de las cuales 271 de ellas están dirigidas hacia consumidores o Pequeñas y Medianas Empresas () con pobre o nulo acceso a servicios financieros.

En ese sentido, el uso de la tecnología en dichos servicios no solo ha dado paso a la posibilidad de reducir los costos y mejorar los servicios, si no que ha originado un salto cualitativo en el que todo tipo de empresas –incluidas las Pymes- también se suman.

Guillermo Torrealba, CEO de Buda.com, empresa que desarrolla y opera mercados de dinero digital en la región nos indica algunas de las herramientas que las ya proveen a las pymes en el Perú. 

1. ’Crowdfunding’ o Micromecenazgo: Es una de las herramientas más utilizadas por los emprendedores. Consiste en obtener financiamiento colectivo a través de plataformas de Internet para la realización de un proyecto. Es decir que, si se tiene una idea de negocio o se quiere realizar una producción o algún proyecto, se puede pedir que otras personas u organizaciones crean en la causa y colaboren colectivamente para que lograr financiarlo.

2. Crowdlending: Préstamo de dinero entre particulares y/o empresas, gestionado mediante una plataforma on-line. Los proyectos son financiados por un colectivo a un tipo de interés pactado en función de la calificación del riesgo de la Pyme.

3. Sistemas de Pagos: La gestión de pagos es un tema con el cual muchas Pymes tienen ciertas dificultades; sin embargo, existen diversas modalidades para facilitar este procedimiento.

- Pagos con tarjeta: Existen empresas que permiten descargar una aplicación a través de la cual se puede cobrar de un cliente ya sea con tarjeta de crédito o débito solo con el uso de una tablet o smartphone.
- Pagos en divisas: Los empresarios de las pequeñas empresas entienden que una cosa es el tipo de cambio real y otro el que aplican los bancos. Por ello, el desarrollo de diversas herramientas ofrece la posibilidad de hacer pagos en divisas evitando las comisiones ocultas de los bancos.
- Pagos online: Los pagos hoy en día no tienen la necesidad de ser realizados a través de una oficina fija. Hoy pueden hacerse incluso desde la comodidad del hogar y a un click de distancia.