Viviana Gálvez Cordova

La inversión vía (APP) cuenta hoy con un nuevo marco legal. Y su impacto no será menor. Esta modalidad de inversión sumó  US$22.695,9 millones (incluido IGV) en montos comprometidos para 46 proyectos entre el 2011 y 2015. 


Entre los principales cambios al marco legal de APP están el mayor protagonismo del (MEF) y el hecho de que ahora más proyectos requerirán cumplir más requisitos para ser aprobados, indicó Milagros Maraví, socia del estudio Rubio, Leguía, Normand. 

Sigue a Portafolio también en 

EL MEF COMO CENTRO
Entre las nuevas facultades está el emitir opinión vinculante sobre el alcance de las normas del sistema de inversión. “Eso es muy importante, porque si surge una duda sobre el alcance o interpretación de las normas –por ejemplo, desde una municipalidad distrital o gobierno regional– se le preguntará al MEF”, opinó Maraví. 

A esto se le debe sumar el hecho de que el MEF, entre otras funciones, también emitirá opinión sobre todos las versiones finales de los contratos de APP y revisará los proyectos antes de que sean lanzados al mercado, incluso cuando se trate de  iniciativas privadas y sean  autofinanciadas, detalló Maraví. 

“Me preocupa que todas las entidades públicas tengan que preguntarle al MEF ante la duda qué hacer, pues terminará siendo una traba”, opinó la especialista.    

“El MEF es una de las islas de eficiencia del Estado en cuanto a recursos humanos. Pero tienen un rol más de proteger los recursos estatales [lo cual puede ser negativo para la promoción de inversiones]”, advirtió Mario Zúñiga, de Contribuyentes por Respeto. 


Da clic a la imagen para ver la infografía completa. (Fuente: El Comercio)

La inversión vía asociación público privada (APP) fue significativa en los últimos años. Hoy se tiene un nuevo marco legal.  (Archivo: El Comercio)

La Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN) también cuestionó el nuevo rol del MEF.

“Concentrar todo el poder en el MEF es una traba mayor, que puede complicarse más a futuro porque centralizar las decisiones se podría prestar a manejos inadecuados. Debiera fortalecerse ProInversión, cuyo directorio componen varios ministros. Esa sería una institucionalidad mejor balanceada, más transparente”, indicó Gonzalo Prialé, presidente de AFIN.

Por su parte, el MEF aseguró que su objetivo es “agilizar y destrabar cuellos de botella que actualmente existen en el desarrollo de nuevos proyectos y adendas, a través de un rol coordinador, dado que las distintas entidades involucradas en el proceso coordinan con las varias direcciones del MEF por múltiples temas”.

MÁS REQUISITOS 
El otro cambio sustancial del marco legal es sobre la calificación de proyectos como autofinanciados o cofinanciados.

El MEF ha determinado expresamente que el financiamiento vía tributos hace que el proyecto sea cofinanciado –y por tanto, deberá seguir un procedimiento más largo para su aprobación.

“Antes había proyectos vinculados, por ejemplo, a arbitrios, que eran autosostenibles según al marco legal anterior”, indicó Maraví, y opinó que “[el cambio] Es una novedad que no es conveniente, pues el espacio de la APP autofinanciada queda reducido”.

El MEF opina diferente. “Estos proyectos nunca han sido considerados como autosostenibles. La interpretación contraria deriva de la implementación de la norma por algunos operadores.

En distintas oportunidades, el MEF ha advertido a los operadores que dicha interpretación no es acorde al marco legal vigente”, aseguró la entidad.
El nuevo marco legal entró en vigencia a finales de diciembre del 2015 y recién en el 2016 se podrá comprobar sus efectos.