Consejo Fiscal exhortó a las autoridades pertinentes a reforzar el diálogo, actuar con prontitud para solucionar los conflictos mineros y evitar nuevas paralizaciones.
Consejo Fiscal exhortó a las autoridades pertinentes a reforzar el diálogo, actuar con prontitud para solucionar los conflictos mineros y evitar nuevas paralizaciones.
Redacción EC

El Consejo Fiscal (CF) emitió este lunes su opinión sobre el Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas 2022-2025 (IAPM), del cual señaló que la tasa de crecimiento de la economía prevista para el 2022 (3,6%) presenta un sesgo optimista.

Alcanzar la misma dependerá principalmente de evitar una caída de la inversión privada, en un contexto de caída de las expectativas de los agentes económicos y de incremento de los conflictos sociales alrededor del sector minero, que vienen afectando producción del sector”, detalló.

MIRA | Usuarios de Pensión 65 y Contigo podrán cobrar bono Yanapay mediante tercero autorizado

Indicó que para el mediano plazo, se considera adecuada la revisión a la baja de las previsiones macroeconómicas locales, pues estas son consistentes con las estimaciones en torno al crecimiento potencial realizadas previo a la COVID-19.

Asimismo, el CF observó con preocupación el incremento de conflictos mineros y consideró que son un riesgo latente para el crecimiento económico de corto y mediano plazo.

Desde inicios de año se vienen registrando paralizaciones en las minas Las Bambas y Cuajone (Southern), que en conjunto representan el 20% de la producción nacional de cobre, por un total de 87 días, con un costo fiscal diario estimado de US$ 4 millones y US$ 0.9 millón, respectivamente”, afirmó.

De esta manera, exhortó a las autoridades pertinentes a reforzar el diálogo, actuar con prontitud para solucionar los conflictos mineros y evitar nuevas paralizaciones de la producción minera, así como la postergación en la entrada de producción de nuevos proyectos.

LEE TAMBIÉN | Aceros Arequipa contribuye con la economía circular produciendo acero 100% reciclable

Es necesario generar las condiciones necesarias para atraer mayor inversión en exploración minera, en un contexto de elevados precios de los minerales, que permitiría garantizar un nuevo ciclo de inversión y producción minera más allá del horizonte de proyección del IAPM”, dijo en la misiva.

De no ser así, el Consejo Fiscal advirtió que en los próximos años existen riesgos a la baja, puesto que la inversión de mediano plazo se sustenta en proyectos mineros que han postergado su inicio y actualmente se encuentran en etapa de prefactibilidad.

Con el fin de sostener el crecimiento económico, la entidad precisó que es indispensable crear las condiciones para que dichos proyectos inicien operaciones de acuerdo con el cronograma establecido.

Adicionalmente, cree necesario retomar, actualizar y acelerar la implementación del Plan Nacional de Competitividad y Productividad, con la finalidad de diversificar las fuentes de crecimiento económico de mediano y largo plazo.

MIRA | Minem insiste que Lote 192 sea operado por Petro-Perú

Ingresos públicos

Sobre la proyección de los ingresos públicos, el Consejo Fiscal sugirió mantener una actitud prudente ante el incremento de ingresos de carácter transitorio, especialmente los vinculados a los precios de materias primas de exportación, y evitar medidas de política que reduzcan la recaudación de ingresos menos volátiles, como el IGV.

Explicó que los buenos resultados de la recaudación de 2022 se dan por el incremento de ingresos asociados a recursos naturales, los cuales se verían mermados por el costo fiscal de las exoneraciones tributarias del ISC a combustibles e IGV a alimentos y por el incremento de las devoluciones tributarias.

En particular, muestra preocupación por la adopción de exoneraciones tributarias como medidas de política para controlar la inflación, las cuales se contraponen a los lineamientos de política fiscal establecidos en el Marco Macroeconómico Multianual y a las medidas implementadas para racionalizar los beneficios tributarios, más allá de su dudosa efectividad.

En el mediano plazo, la proyección de ingresos puede tener un sesgo optimista pues depende de mantener los ingresos asociados a la minería en niveles estables y de la reducción de las devoluciones tributarias por debajo de valores recientes”, refirió.

LEE TAMBIÉN | IPE: Recuperación de la clase media podría tomar casi una década

Gastos no financieros

Sobre los gastos no financieros, el CF reiteró que las proyecciones contempladas en el IAPM pueden estar sobreestimando la inversión pública y subestimando el gasto corriente.

Respecto a la proyección de inversión pública, puntualizó que alcanzar las cifras proyectadas para el 2022 requerirá de un crecimiento significativo en el ritmo de ejecución respecto a lo registrado en los primeros meses del año.

En cuanto al gasto corriente, sostuvo que su evolución requerirá de una reducción constante, como porcentaje del PBI, en los rubros remuneraciones y transferencias.

La inversión pública está expuesta a riesgos por el primer año de gestión de gobiernos subnacionales en 2023 y por el fin del proceso de reconstrucción, mientras que el gasto corriente está expuesto a riesgos al alza si no se controlan presiones de gasto, como las derivadas de los procesos de negociación colectiva en el sector público y de las nuevas reglas para la devolución de dinero del Fonavi”, acotó.

ENCUENTRA EN ECONOMÍA | BCR prevé que reversión de alza de precios se inicie en julio del 2022

Reducir gastos

Agregó que en un contexto donde los ingresos se están incrementando por factores transitorios y las presiones de gasto COVID-19 deberían reducirse. En ese sentido, hizo hincapié que la proyección del déficit fiscal contemplada en el IAPM puede ser más exigente en el corto plazo.

Como consecuencia de la reducción del déficit fiscal, la trayectoria de endeudamiento público también debería reducirse. En el corto plazo la reducción de la deuda es consistente con los cambios en las previsiones macrofiscales, pero en el mediano plazo la reducción de la deuda dependerá de la capacidad del gobierno para generar superávits primarios”, sostuvo.

Mencionó que mantener el compromiso de reducir los niveles de la deuda pública a los niveles previstos en el Proyecto de Ley N° 1763/2021-PE y en el IAPM será uno de los mayores retos de la política fiscal para los próximos años y requerirá implementar medidas que garanticen el cumplimiento de la senda de consolidación fiscal.

El CF reitera que el compromiso de reducir el límite de la deuda pública es adecuado, pero reafirma que una revisión exhaustiva a la calibración de las reglas fiscales es necesaria”, replicó.

También recordó que la economía peruana ha sufrido dos choques adversos de considerable magnitud (el Fenómeno El Niño Costero en 2017 y la pandemia del COVID-19), por lo que reitera la necesidad de adoptar una postura prudente en el manejo de las finanzas públicas.

En tal sentido, a juicio del CF, las acciones de política fiscal deben priorizar la restitución del FEF (Fondo de Estabilización Fiscal), agotado por la pandemia y parcialmente restituido recientemente (0,6% del PBI), así como evitar medidas ineficientes, como pudieran ser las recientes exoneraciones tributarias y los gastos no focalizados.

LEE | ¿Cuánto se invertirá este año a través de los principales programas sociales del Midis?

A nivel internacional

El Consejo Fiscal consideró razonables las previsiones sobre el entorno macroeconómico internacional contempladas en el IAPM, las cuales muestran un deterioro producto de la mayor inflación global generada, principalmente, por la guerra entre Rusia y Ucrania, y de un retiro más acelerado de los estímulos monetarios internacionales.

Respecto de las previsiones sobre los precios de materias primas previstos en el IAPM, el CF nota que estos se mantendrían en niveles históricamente elevados.

Si bien dichos niveles de precios son menores que los esperados por distintos analistas, la entidad sugiere considerar proyecciones aún más conservadoras en torno a los precios de mediano plazo de las materias primas, para evitar el riesgo de sobredimensionar el presupuesto del sector público.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más