(Foto: GEC)
(Foto: GEC)
Redacción EC

El Directorio del acordó mantener la en 2,25%, en línea con lo esperado por la mayoría de analistas de mercado. La ruta que sigue el banco, sin embargo, dista de lo que han hecho otras entidades monetarias en el mundo a raíz de la pandemia del y su impacto económico.

No obstante, en el comunicado publicado mencionó que los riesgos respecto a la actividad económica mundial y local se han acentuado por el impacto del COVID-19 y, debido a ello, se ha elevado significativamente la volatilidad en los mercados financieros internacionales.

A su vez, el directorio señala que estará atento a la información sobre inflación y sus determinantes para “ampliar el estímulo monetario" en caso sea oportuno.

“Se proyecta que la tasa de inflación anual se ubique alrededor de 2,0% en el horizonte de proyección, con un sesgo a la baja por un crecimiento menor de la demanda interna”, precisó el Directorio del BCR.

El Directorio detalló que la inflación de febrero fue 0,14%, con lo cual la tasa interanual se mantuvo en 1,9%en febrero del 2020. Asimismo, la tasa mensual de inflación sin alimentos y energía fue 0,15%, y su tasa interanual se mantuvo en 2,3%.

El BCR resaltó que en enero y febrero de este 2020 la inversión pública se elevó y los indicadores de actividad económica muestran una modesta recuperación. “No obstante, las expectativas empresariales se deterioraron en febrero”, enfatizó el Directorio.

En tanto, se acordó mantener las tasas de interés de las operaciones activas y pasivas en moneda nacional del BCR con el sistema financiero efectuadas fuera de subasta.

“El Directorio se encuentra atento a la nueva información sobre la inflación y sus determinantes para ampliar el estímulo monetario cuando sea oportuno. [...] La próxima sesión en que se evaluará el Programa Monetario será el 16 de abril de 2020”, culminó.

(Noticia en desarrollo)