Educación, Salud y Transportes registran el mayor porcentaje de perjuicio. (Foto: El Comercio)
Educación, Salud y Transportes registran el mayor porcentaje de perjuicio. (Foto: El Comercio)
Israel Lozano Girón

Según un informe publicado por la , los actos de e inconducta le costaron al Estado un total de S/23.297 millones durante el 2019."Haciendo un cálculo simple, podemos estimar que el costo representa alrededor del 3% del PBI del 2019″, se lee en el documento que tiene como uno de sus autores al contralor Nelson Shack.

MIRA: Vuelos internacionales se reanudarían en quincena: ¿qué necesitarán los pasajeros y cómo impactará al turismo?

El monto total representa el 15% de la ejecución presupuestal registrada por el Gobierno durante el año pasado, el mismo que asciende a S/156.278 millones. Revisando dicha data a nivel de gobiernos subnacionales, se detalla que Lambayeque, Pasco y el Callao vienen a ser los que registran el mayor porcentaje de este perjuicio.

Para evidenciar aún más la magnitud de este daño, el informe de la contraloría presenta las cifras en sectores económicos; siendo Transportes, Salud y Educación los que registran un mayor nivel de incidencia.

El monto estimado por corrupción en Transportes alcanzó el 25% de lo ejecutado en el sector durante el 2019. Son S/2.893 millones que hubieran permitido la construcción de 1.497 kilómetros de carretera. “Lo cual equivale a la distancia actual entre la ciudad de Lima y Tacna”, remarca el informe.

MIRA: Pisco: Exportaciones cayeron un 54,7% entre enero y julio de este año
Corrupción comparada con ejecución presupuestal. (Fuente: Contraloría / Infografía: Luis Huaitan)
Corrupción comparada con ejecución presupuestal. (Fuente: Contraloría / Infografía: Luis Huaitan)

Revisando las cifras

El exviceministro de Economía y decano de Economía de la Universidad del Pacífico, Carlos Casas, asevera que el porcentaje detectado por la contraloría se encuentra dentro de los cálculos en el ámbito internacional.

“Dichos estimados se encuentran entre 10% y 20%. Sí es una cifra alta. Con ese monto se podría hacer más”, aseveró. Si bien el informe es una buena aproximación para medir los efectos de la corrupción, Casas advierte que se requiere afinar más las cifras mostradas en el informe. “Una mala decisión también puede terminar mal y no necesariamente es corrupción”, dijo.

Postura similar mostró el director de la Maestría de Gestión Pública de ESAN, César Fuentes. “Debemos tener cuidado sobre las ineficiencias de gestión. Esas no son corrupción. Sin embargo, es una aproximación interesante a una realidad que debemos enfrentar”,explica.

MIRA: Tiendas de productos de belleza y peluquería ‘low cost’, los negocios que impulsa Montalvo ante la crisis

¿Cómo enfrentarlo? El socio líder de riesgos de integridad de EY Perú, Rafael Huamán, considera necesario entender que la corrupción como fenómeno será difícil de desaparecer. “Está íntimamente ligada a la imperfección del ser humano. La corrupción es un tema de personas y cómo estas toman decisiones; ahí comienza la solución”, dijo.

Finalmente, para Juan de la Cruz, docente de la UPC, en la lucha contra la corrupción se debe buscar la mejor fórmula para no restar eficiencia. “Por ejemplo, hay que hacer economías de escala en el control de las compras públicas, de tal manera que no se pierda velocidad [de ejecución] y se pueda controlar eficientemente”, dijo.