La ampliación del aeropuerto Jorge Chávez será una de las obras clave en 2020. (Foto: GEC)
La ampliación del aeropuerto Jorge Chávez será una de las obras clave en 2020. (Foto: GEC)
Redacción EC

La supervisada por alcanzaría un monto cercano a los US$800 millones en 2020, un 20% más respecto a lo registrado en el 2019, según prevé Scotiabank.

Este resultado sería impulsado por inversión en los segmentos de infraestructura ferroviaria -especialmente por parte del proyecto Linea 2-, infraestructura portuaria -con proyectos como Puerto de Salaverry y Puerto de San Martín-, e infraestructura aeroportuaria -con el proyecto de ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

Este incremento sería acotado por un bajo nivel esperado de inversión en infraestructura vial.

En la Linea 2 del Metro de Lima, el banco proyecta que se invierta alrededor de US$420 millones -el monto anual más alto-, explicado por el inicio de las obras de la etapa 1B del proyecto.

Además, prevé que en los próximos meses se eleve la velocidad de excavación con el uso de las tuneladoras, tomando en cuenta que la fábrica de dovelas -piezas de concreto utilizadas para revestir el túnel- ya está concluida y en operación.

De otro lado, se espera que la etapa 1A del proyecto -ya en etapa de acabados finales- esté concluida para mediados del 2021 con cinco estaciones.

La ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chavez podría iniciarse en el segundo semestre del presente año, tomando en cuenta que ya se adjudicó a un consorcio el desarrollo de obras preliminares en diciembre del año pasado -movimiento de tierras, demolición de estructuras existentes, retiro de escombros, nivelación del terreno, etc.

Además, ya se cuenta con los terrenos disponibles para el desarrollo de la obra y con un nuevo cronograma de inversión, el cual, de concretarse, estaría entregando la segunda pista de aterrizaje para finales del año 2022 y el segundo terminal de pasajeros para el año 2024.

“Adicionalmente consideramos las inversiones programadas en la rehabilitación de las pistas de aterrizaje de los aeropuertos de Chiclayo -inicio en febrero del 2019-y Piura, que demandarán en conjunto cerca de US$100 millones”, indicó Scotiabank.

El Puerto de Salaverry estaría iniciando obras correspondientes a la primera etapa del proyecto, tomando en cuenta que ya se completaron obras preliminares -dragado, mejoras en infraestructura administrativa, etc-.

Asimismo, el banco espera que continúen inversiones en el Puerto de San Martín, dado que ya se concluyó la primera etapa del proyecto en mención, y se continuarían con obras de la segunda, tercera y cuarta etapa -las cuales pueden concluirse hasta enero del 2021-.

Por último, se espera que durante este año se firme la adenda que permita iniciar la segunda etapa del proyecto Muelle Sur (Callao), la cual permitiría ampliar el muelle de atraque y el área destinada al patio de contenedores-.

Finalmente, en lo que se refiere a infraestructura vial, esperamos un monto de inversión similar al del año 2019, aunque el avance real de las obras en diversos proyectos concesionados dependería de la entrega de terrenos liberados y continuos en los próximos meses -contar con terrenos por tramos no permite continuidad de obras-.

RESULTADOS EN EL 2019

La inversión en infraestructura cerró el año 2019 con una ejecución de US$667 millones, 5% menos respecto a lo registrado en el 2018, según cifras del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte (Ositran).

La menor inversión en el segmento ferroviario y vial, sumado al nulo avance de la inversión en aeropuertos, fue parcialmente compensada por la mayor inversión en puertos concesionados.

“Para el 2020 proyectamos que la inversión en infraestructura bajo la supervisión de Ositran se incremente en cerca de 20%, en parte debido a un mayor nivel de inversión en infraestructura ferroviaria, aeroportuaria y portuaria, siendo este crecimiento limitado por un menor nivel de inversión en infraestructura vial”, anotó el área de estudios económicos del banco.