Las marcas ya no solo se centran en la seguridad para combatir el virus, sino que también le agregaron diseño, tecnología y comodidad.
Las marcas ya no solo se centran en la seguridad para combatir el virus, sino que también le agregaron diseño, tecnología y comodidad.
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El mercado de mascarillas ha evolucionado de manera notable en el país. Tras convertirse en un artículo infaltable en el día a día, desde el inicio de la pandemia aparecieron distintas marcas y modelos que no solo se centraron en la seguridad para combatir el virus, sino que también le agregaron diseño, tecnología y comodidad.

Aquí presentamos la situación de cuatro empresas que continúan dedicadas a vender mascarillas y que aseguran que este artículo tiene para rato en el mercado peruano.

MIRA: La confianza de los empresarios peruanos crece a pesar de la pandemia y las elecciones | INFORME

SmartMask Perú

Según cuenta el gerente Marcos Ikeda, CopperMask by SmartMask Perú, ingresó al mercado a mediados de julio del 2020 como un emprendimiento con una propuesta premium que buscaba diferenciarse, al combinar fibras especiales, algodón orgánico 100% peruano y fibras de cobre puro. Eso les permitió en el segundo semestre del 2020 vender alrededor de 22 mil unidades.

“En términos de facturación, las ventas registraron una disminución en el orden del 10% en el promedio mensual del 2021 respecto al del 2020, pero con una mejora en el mix de ventas con la introducción de nuevos productos de mayor precio unitario”, explicó el ejecutivo.

Refirió que actualmente las mascarillas representan el 100% de las ventas, pero a partir de mayo lanzarán una nueva línea de prendas de vestir para bebés, niños y adultos.

En lo que va del 2021, la producción ha estado alrededor de las 15 mil unidades, pero confían que seguirá creciendo de la mano de lanzamientos como la Colección Privada Perú Surf y las Premium Covered Neck Sport, única mascarilla deportiva peruana tipo bandana con uso de fibras textiles y fibras de cobre puro.

MIRA: Un país normal: el fin de la excepción peruana, por Carlos Ganoza Durant

“Hemos logrado posicionarnos en un segmento bastante específico del público con una propuesta premium de seguridad y protección extra. Actualmente tenemos una amplia variedad de colores, diseños y tallas para adultos y niños, además de contar con colecciones privadas”, dijo.

Las ventas se realizan a través de su tienda online y tienen llegada a nivel nacional, donde Lima representa el 85% de las ventas. Esto los hace pensar que aún hay un mercado potencial por trabajar en el interior del país.

Si bien el uso de mascarillas está ligado a la pandemia, hay indicios que hacen pensar a Ikeda que probablemente el uso de mascarillas pueda mantenerse para tratar casos de enfermedades contagiosas como gripes diversas o la difteria. “Hay gente que se ha dado cuenta que no se ha enfermado de gripe o resfríos durante los últimos 12 meses por el uso de mascarillas”, refirió.

La colección regular de mascarillas Coppermask+ tienen un precio en tienda de S/ 40, las colecciones privadas La Tarumba y Perú Surf cuestan S/ 42, y S/ 86 las Covered Neck Sport.

En cuanto a la tecnología, refirió que el producto se ha ido perfeccionando, con el uso de la fibra de cobre puro que llega a tener una efectividad para inactivar el virus en no más de un minuto; el calce al rostro, además se añadió un elástico de mayor durabilidad y graduadores para más comodidad.

MIRA: Uranio en Puno: ¿Por qué vuelve a ser un recurso valioso para el Perú?

Naroo Mask

Naroo es una marca coreana que tiene más de 17 años en el mercado desarrollando tecnología para la correcta respiración de quienes hacen deporte. Desde el año 2019 vienen importando las distintas series. Pero la que predominó en los últimos meses fue la serie F, con filtrado de micropartículas.

Antes que llegue el virus, esta marca ya había desarrollado una tecnología llamada Micronet, que a diferencia de otros filtros está hecha con nanofibra entrelazada, y bloquea partículas ultrafinas y gotículas respiratorias, y a la vez permite respirar bien, sin ahogarte al momento de hacer ejercicio.

“Si bien no es barata –en filtrado tienes mascarillas de 108 y 180 soles–, lo bueno es que tienes una mascarilla para un buen tiempo, que te permite tener hasta 100 lavadas y no va a perder su efecto protector”, puntualizó Renzo Salcedo, representante de Naroo Mask.

MIRA: AJE: “Estamos vendiendo los jugos Bio Amayu en Amazon e ingresaremos a los supermercados de Estados Unidos”

Refirió que luego de un auspicioso año pasado, en este momento se han estabilizado las ventas. Sus productos se encuentran en su canal online así como en Falabella y otros marketplaces. Y en físico tienen presencia en tiendas especializadas.

Al ser un producto especializado para hacer deporte, no se puede comparar con las mascarillas médicas. Sin embargo, tienen productos que se pueden usar fácilmente para todas las ocasiones como el modelo F.U. Plus Cooper, que viene con cobre, y que mata los microbios al contacto.

El empresario señaló que el target al que se dirigen busca tanto la seguridad, como diseño y comodidad para respirar.

Pietà

La marca peruana de ropa y accesorios fue de las primeras en reaccionar y empezó a vender mascarillas desde que inició la pandemia. Thomas Jacob, fundador de Pietà precisó que esto les permitió tener un pico muy alto, pero la tendencia se redujo con el pasar de los meses.

Refirió que ahora la venta está estable, porque hay mucho más competencia que al inicio, hay más mascarillas importadas en el mercado, son más accesibles de encontrar y en precios. Aunque Jacob señaló que las suyas son las más baratas del mercado, S/ 9,90. “En términos de ingresos no es tan alto, pero siempre salen”, apuntó y calcula que elaboran un promedio de 2.500 mascarillas al mes.

El modelo de las mascarillas se mantiene, pero han hecho ajustes a las medidas. Siguen usando tres capas con filtro de tela quirúrgica, lo que las hace suaves y frescas. Lo que también aumentó fueron los diseños y ahora deben estar en alrededor de unos 20 modelos.

MIRA: ¿Cómo la segunda ola está pegando a la economía peruana según el BCR?

“En nuestro caso se privilegia el diseño, porque todas las mascarillas son estampadas con mensajes y diseños que son únicos, no hay mascarillas tan chéveres como las nuestras (risas). En colores diferentes, y tonos bonitos y elegantes”, dice el empresario.

Estimó que el uso de mascarillas continuará por algunos años más, por lo menos hasta que se avance con el proceso de vacunación. Y siempre habrá un mercado para estos accesorios.

Sport Mask

Jesús López Pinto, gerente general cuenta que las ventas para Sport Mask incrementaron tremendamente el último año, con algunos picos notables. “En nuestro rubro de mascarillas deportivas se ven los picos más altos cuando reabren los gimnasios luego de cuarentena”, acotó.

Han logrado llegar a un público más versátil y deportivo que prioriza la comodidad y el flujo de oxígeno, sin descuidar la protección. Las mascarillas deportivas están hechas de malla de poliéster, una tela fresca y cómoda. Internamente tiene un filtro de cinco capas con carbón activado que tiene una filtración de 98% a 99%.

“A corto plazo el negocio sigue muy bien encaminado y estable, si creemos que de todas maneras se seguirán usando mascarillas algunos años más, aunque esperamos sinceramente que no sea mucho tiempo”, comentó Pinto.

Las mascarillas, que se venden a través de redes sociales, son importadas y su precio va de S/ 24 a S/35.