Proyectos de irrigación dinamizarán el sector agroquímico
Proyectos de irrigación dinamizarán el sector agroquímico
Marcela Saavedra P.

El mayor área cultivable que incorporarán los megaproyectos de irrigación que se logren destrabar dinamizará la industria de agroquímicos y fertilizantes el próximo año, estimó la división de agroveterinaria de Química Suiza Industrias (). 

De acuerdo con Carlos Komatsudani, gerente de esta unidad de negocio, el ritmo de crecimiento de la industria –que avanzó a doble dígito en los últimos años– se elevaría también por el acceso de más productos peruanos al exterior, como el arándano, que ya tiene permiso para ingresar a China. 

“Se calcula que existen unas 2.600 hectáreas dedicadas al arándano –con 1.900 hectáreas en producción– que al 2018 treparán a 4.000 hectáreas sembradas”, anotó el ejecutivo. 

Con cada vez más terrenos en producción, se hará más relevante el uso de productos agroquímicos especializados que aseguren la calidad de los cultivos y sus rendimientos, consideró Komatsudani. 

Justamente, es en este segmento, aún muy pequeño, en el que QSI ha logrado una mayor participación. “En el manejo fisionutricional (aprovechamiento eficiente de recursos) tenemos alrededor del 30% del ‘market share’”, señaló. 

Para ampliar su alcance, la unidad decidió reforzar su abanico de cara al segmento agroindustrial, que en la actualidad representa el 30% de sus ingresos. El otro 70% recae en la distribución a pequeños agricultores. 

-Perspectivas-
Con la representación de 15 compañías, además de un portafolio propio –que representa cerca del 15% de su facturación–, la división de QSI espera cerrar el año sin mayores cambios en sus precios y lograr un crecimiento en ventas cercano al 10%. 

Ello significaría un avance importante tras un 2015 cargado de especulación por el impacto del fenómeno de El Niño, que llevó a los productores a ser más cautos con la siembra y por ende, con las compras. 

“El año pasado fue uno de estancamiento. Este será un buen año y el 2017 será mejor”, estimó. 

Si bien la división mantiene perspectivas auspiciosas para el futuro, no tiene previsto invertir en la construcción de una planta en el corto plazo. “Nuestro foco está en la distribución. Dependiendo de la coyuntura lo estudiaríamos, pero estamos tranquilos por ahora”, puntualizó Komatsudani.