Día del maestro: Conocer a profundidad a tus estudiantes y su mundo, comprender las historias, y accionar con comprensión. (Foto: Pixabay)
Día del maestro: Conocer a profundidad a tus estudiantes y su mundo, comprender las historias, y accionar con comprensión. (Foto: Pixabay)
Jorge Paredes Laos

La rutina del maestro cambió. El aula es ahora una plataforma online, o programas de televisión y mensajes de WhatsApp. Detrás de la pantalla maestros y alumnos aprenden en una realidad distinta. Una etapa de descubrimiento que nadie imaginaba tan solo cuatro meses atrás.

En este escenario, ¿qué competencias debe desarrollar un maestro? ¿Qué habilidades debe reforzar para tener éxito en su misión de profesor online?

Para Diana Revilla, decana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica, las cualidades más preciadas en estos días de pandemia son la voluntad, la tolerancia y la capacidad de adaptación. Lo importante es que el maestro esté dispuesto al desafío.

“Primero debemos darles las gracias a los maestros —dice Revilla— porque han tenido que adaptarse sin tener el tiempo suficiente para reflexionar o determinar de qué manera deben enfrentar esta educación no presencial. Han tenido que virar muy rápido hacia una docencia online que ya no está centrada en él, sino en el estudiante, un alumno que ahora está en casa, con sus padres y hermanos, donde no todos tienen acceso a los recursos tecnológicos. Un estudiante que está bajo una carga de estrés. Por eso lo primero que debe hacer un profesor es interesarse por su estudiante”.

“En los webinar que realizamos —continúa la decana— vemos a maestros de todas las regiones. Todos están ávidos por aprender a usar los recursos tecnológicos, por saber cómo estos se pueden convertir en mediadores del aprendizaje. Es un reto muy difícil. No es solo grabar un video, un audio, sino cómo hacer que eso sea un estímulo para el estudiante”.

Esta capacidad del maestro de reinventarse en la adversidad es también destacada por Elizabeth Guibert, gerente de asesoría pedagógica de SM Perú. “En estos días —opina— hemos visto la flexibilidad de los profesores. Hay lugares donde ellos están usando el WhatsApp y envían videos y llaman a sus alumnos, organizan reuniones con grupos pequeños; en otros casos, donde las familias tienen acceso a internet y la facilidad de los equipos, entonces el profesor interviene de otra manera, con otras herramientas; pero todo esto depende, en el fondo, de su disposición a estar abierto al cambio”.

Según Guibert es importante que los docentes intercambien experiencias y escojan las mejores opciones. “Esta pandemia nos ha obligado a ver las cosas de manera distinta. Los maestros hemos querido pasar lo presencial a lo virtual, pero nos hemos dado cuenta que eso no es posible. Ahora vemos que es necesario dosificar, seleccionar los materiales, reorganizar los horarios, algunos trabajos pueden ser sincrónicos con los alumnos, otros asincrónicos. En esta etapa, además, el papel de los padres es fundamental”, agrega.

Esta fotografía corresponde  a la comunidad de Canchacancha, en el distrito ayacuchano de Chuschi. Especialistas de educación visitan a 30 niños de esta localidad en la que hablan quechua chanca. Como aquí no  llega la radio, son promotores educativos los que les llevan las sesiones de Aprendo en Casa. Los pequeños aparecen con su cuadernos y usando mascarillas (Foto: Moisés Humberto Alfaro Gómez)
Esta fotografía corresponde a la comunidad de Canchacancha, en el distrito ayacuchano de Chuschi. Especialistas de educación visitan a 30 niños de esta localidad en la que hablan quechua chanca. Como aquí no llega la radio, son promotores educativos los que les llevan las sesiones de Aprendo en Casa. Los pequeños aparecen con su cuadernos y usando mascarillas (Foto: Moisés Humberto Alfaro Gómez)

Maestros en escena

Sí antes un maestro era ya un comunicador, alguien que lograba captar la atención del alumno, ahora desde una pantalla lo debe ser mucho más. Un experto en esto es Marco Loret de Mola, quien dirige MatLab, un laboratorio que enseña Matemáticas de manera online. “Un docente debe ser un comunicador, un coach, alguien que motive a aprender. ¿Cómo transmito esto al niño? Esa debe ser ahora nuestra primera preocupación”, dice.

Él recomienda que los maestros averigüen primero qué herramientas digitales existen para que la fluidez de la clase sea óptima —existen plataformas como Google Classroom, Zoom o aplicaciones de pizarras interactivas como OpenBoard o OneNote— y después desplieguen toda su creatividad. “Un profesor debe salir a comerse la pantalla —apunta Loret de Mola—. Esta es una excelente oportunidad para que haga reingeniería. Deben poner cartelitos, desarrollar técnicas de control de clase, normas de convivencia, chistes, etc., encontrar la fórmula, y recordar, además, que todo niño es diferente”.

Un experto youtuber como Jorge Tejero, de MateMovil, les pide a los profesores huir del Power Point. “Hay muchas opciones —asegura—, muchas herramientas para crear animaciones, infografías, por eso un dispositivo muy útil puede ser una tableta digitalizadora”.

La pandemia, sin duda, a puesto a prueba a todos. Y como dice Elizabeth Guibert, “el edificio está cerrado, pero la escuela sigue funcionando”. La creatividad está abierta, ahora más que nunca.

Opiniones:

Marco Loret de Mola, gerente general de MatLab Perú

“El profesor que se comunica vía alguna plataforma no puede perder el contacto visual. Por eso no debe apagar la cámara ni pedirles a sus alumnos que lo hagan. Estos solo deben apagar los micros, pero no las cámaras. De lo contrario, es difícil proponer una conversación. Eso es fundamental. Ahora, en una clase de 45 minutos tal vez puedan mirar mi cara todo el tiempo, pero en la siguiente ya no, los alumnos se van a distraer. Entonces debo mostrar cosas que, constantemente, estén obligando al niño a mirar la pantalla, ya sea un video, un juego, una foto, un PowerPoint. Y, además, es fundamental que el padre de familia tenga paciencia, que sea empático. Se le está pidiendo a un profesor que haga un trabajo completamente nuevo en un lapso inhumano, y con un sueldo disminuido, y encima en un ambiente distinto, en su propia casa donde, probablemente, tiene hijos que en plena clase le están pidiendo algo. Entonces es fundamental que en esta etapa los padres peruanos apoyen al profesor peruano”.

Diana Revilla, decana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica

“La sociedad necesita valorar la labor del maestro, algo que no sucede todavía. Hay muchas quejas, incluso uno ve los memes, las burlas, no se valora la labor del docente y todo lo que está significando para él prepararse para interactuar con sus estudiantes y logar que estos aprendan. Una primera cuestión es que comprendamos la labor del maestro y lo apoyemos. Es un tiempo de colaboración y todo no puede recaer solo en el profesor. Necesitamos que la sociedad colabore y los primeros en hacerlo deben ser los padres o quienes acompañan al niño, niña, o al joven en casa. Debemos recordar que están en una etapa formativa y se tiene que trabajar de manera articulada”.

Elizabeth Guibert, gerente de asesoría pedagógica y formación de SM Perú.

“Es importante que no descuidemos el aspecto emocional con el estudiante. Ahora esta mediado por un teléfono, por una pantalla, pero no hay que descuidarlo. Yo conozco casos extraordinarios de profesoras de inicial que cada día envían un saludo, un video cantando a sus niños. Como maestro no puede descuidar esa relación con el estudiante y su familia, eso es clave. Es la puerta de entrada. Cuando un maestro tiene esa puerta abierta ya ha logrado gran parte de su objetivo, ya todo lo demás, los recursos, las herramientas las puede ir encontrando en el camino. En nuestra web Comunidad SM hemos puesto a disposición de los maestros y padres una serie de recursos, de acceso libre, consejos, videos, mil cosas que pueden usar para que sus clases salgan mejor. Para agradecer a los maestros, hoy a las siete de la noche estamos impulsando la iniciativa de aplausos para los profesores por la labor extraordinaria que están realizando”.

Jorge Tejero. Matemóvil

“Uno de los errores que veo, por falta tal vez de recursos, es que los profesores inician la clase virtual y ponen el PowerPoint. Hay muchas opciones diferentes y muchas herramientas que podemos usar, como animaciones, infografías, imágenes, mucho de los recursos que los comunicadores emplean. Algunas son pagadas, requieren licencias, pero hay opciones gratuitas para editar videos, crear imágenes y algunos programas en línea, hay algunas páginas que te ofrecen para crear infografías o animaciones de acción. Lo importante es probar e ir viendo como el profesor se siente más cómodo, cada profesor tiene su estilo y va a definir cómo hace su clase. Es importante probar cosas nuevas”.

También puede interesarle:

TAGS RELACIONADOS