Urrutia recordó que los partidos tienen el derecho a la doble instancia cuando se observa una mesa o acta.  (Foto: Joel Alonzo | El Comercio)
Urrutia recordó que los partidos tienen el derecho a la doble instancia cuando se observa una mesa o acta. (Foto: Joel Alonzo | El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La politóloga , presidenta de la Asociación Civil Transparencia, afirmó que la actual elección, ante las cifras muy ajustadas entre los dos postulantes, amerita una espera “con calma y paciencia”. Rechazó discurso de fraude utilizado, en diferentes momentos, por Perú Libre y Fuerza Popular.

— ¿Cuál es el balance de la jornada electoral de ayer? Por momentos, algunos simpatizantes de Perú Libre han utilizado el discurso de “fraude”.

Lo primero que yo quisiera precisar es que la Asociación Civil Transparencia desde hace 26 años observa los diferentes procesos electorales del país. Y en esta oportunidad, hemos contado con el trabajo de 1.400 observadores voluntarios en todas las regiones del país y también en ciertas ciudades en el extranjero como Madrid, Barcelona, entre otras. El trabajo de los 1.400 voluntarios nos ha permitido producir dos reportes electorales que podemos detallar más adelante, que nos permiten decir que la jornada electoral del día de ayer [domingo] ha ocurrido con tranquilidad, con normalidad en términos generales, y que se han producido diversos incidentes que los medios de comunicación han reportado y han sido trasladados a las autoridades competentes que ya están tomando acciones en materia de su competencia para resolver los diferentes incidentes. Esto es a grandes rasgos lo que podemos decir. No hay ninguna evidencia que nos permita hablar de fraude electoral.

Como ustedes saben, nosotros como asociación civil nos pronunciamos desde el día sábado pidiendo calma y tranquilidad porque efectivamente en nuestro país por la complicada geografía, y además la necesidad de incorporar votos que son votos vamos a decir físicos desde el extranjero, pero también desde la Amazonía. Entonces, eso implica que contemplemos un procesamiento de la información en varios días. El día de hoy están llegando los votos de las zonas, de los locales de votación en el ámbito rural, y también rural amazónico van a seguir llegando también. El día de mañana está llegando ya la información procesada del extranjero, y yo creería que el día jueves podemos tener resultados sólidos y ya más definitivos. Como ustedes han podido observar a lo largo de la mañana, es una elección donde los resultados son muy ajustados y por eso hay que esperar con calma, paciencia, y hacer un llamado también a la responsabilidad al momento de compartir información.

— Keiko Fujimori en las elecciones del domingo. Transparencia fue uno de los observadores del proceso. ¿Cuál es la posición de la institución? ¿Es una denuncia que tiene asidero?

La candidata de Fuerza Popular y su plancha presidencial han mostrado casos de personeros que están acusados de marcar cédulas de votación, esos casos ya estaban en los reportes de Transparencia de ayer [domingo], las autoridades ya tomaron cartas en el asunto, estos casos involucran a ambos partidos y no corresponde en ninguno de los casos nada sistemático que justifique la utilización de la palabra fraude. También se ha presentado el caso de un acta de San Ignacio, en Cajamarca, y la ONPE ha verificado que el acta es real, que cuenta con todos los elementos que señala la ley. Ahí no hay ningún indicio que lleve a afirmar la existencia de alguna práctica sistemática, se trata de otro caso aislado.

Y, en tercer lugar, es necesario decir que el sistema electoral tiene reglas para realizar impugnaciones en las mesas y en las actas, ese canal ha estado permanentemente abierto. Además, de ser necesario, ambos partidos pueden recurrir a un sistema de doble instancia para verificar si las observaciones a las actas tienen fundamento, ese es un proceso que es transparente.

— A más de 95% de actas contabilizadas, los resultados de la ONPE son muy apretados. Y reflejan una clara división del país. ¿Qué es lo que se avizora en los próximos cinco años?

Efectivamente, lo que hemos podido ver incluso durante la campaña, lo que estamos viendo con estos resultados preliminares es que la polarización resulta de una división nacional, que es sin duda el principal reto para quien asuma el Gobierno y no solo desde el Ejecutivo sino también desde el Legislativo, que es tender puentes entre las diferentes opciones. ¿Por qué es importante tender puentes? Porque nos encontramos en una situación de crisis y es necesario generar consensos para construir una agenda mínima que por un lado nos garantice la gobernabilidad, y no repetir el escenario de inestabilidad que hemos venido conociendo los últimos cinco años, pero también que nos permita diseñar estrategias desde el Estado, como políticas públicas, que permitan atender grandes problemas como salud, educación, reactivación económica, que son temas que conciernen a muchos de los ciudadanos después de la crisis surgida por COVID-19.

Lee mañana la entrevista completa a Adriana Urrutia, presidenta de Transparencia, en la edición impresa y también en la digital de El Comercio.

Te puede interesar