Este 15 y 22 de mayo, en las elecciones internas, los partidos políticos no solo definirán sus candidatos para la alcaldía de Lima, sino también los postulantes a regidores, un cargo que podría, eventualmente, catapultar hacia la máxima autoridad edil (ilustración: EC).
Este 15 y 22 de mayo, en las elecciones internas, los partidos políticos no solo definirán sus candidatos para la alcaldía de Lima, sino también los postulantes a regidores, un cargo que podría, eventualmente, catapultar hacia la máxima autoridad edil (ilustración: EC).
Ariana Lira Delcore

A finales de abril, una noticia inesperada cambió el destino de la Municipalidad Metropolitana de Lima. A solo ocho meses de culminar su gestión, el alcalde Jorge Muñoz Wells por infringir la Ley Orgánica de Municipalidades.

Por ley, el teniente alcalde debía tomarle la posta, aunque pocos limeños conocían siquiera su nombre. Así, el pasado 9 de mayo Miguel Romero Sotelo asumió las riendas del sillón municipal.

LEE TAMBIÉN | Elecciones 2022: casi el 30% de congresistas del período 2020-2021 busca recolocarse como alcaldes y gobernadores

Este 15 y 22 de mayo, en las elecciones internas, los partidos políticos no solo definirán sus candidatos para la alcaldía de Lima, sino también los postulantes a regidores, un cargo que podría, eventualmente, catapultar hacia la máxima autoridad edil, como ocurrió en el caso de Romero Sotelo.

Y es que, según la Ley Orgánica de Municipalidades, el teniente alcalde es el primer regidor en la lista del partido del burgomaestre. Por ejemplo, en el caso de Jorge Muñoz, electo por Acción Popular, el teniente alcalde era Miguel Romero, quien postuló con el número 1 en la lista de regidores del partido de la lampa.

Viejos rostros

Aunque son los candidatos a alcalde los que suelen ser más reconocidos en el ámbito político –George Forsyth (Somos Perú), Rafael López Aliaga (Renovación Popular) y Omar Chehade (Alianza para el Progreso) son algunos de ellos–, entre los aspirantes a teniente alcalde también hay personas con experiencia pública.

Quizá uno de los rostros más reconocibles es el de Katherine Ampuero Meza, exprocuradora ad hoc del caso Odebrecht. Ampuero es precandidata a regidora con el número 1 de la lista de Alianza para el Progreso, que tiene como precandidato a la alcaldía al excongresista Omar Chehade.

Otro aspirante es Renzo Reggiardo, excongresista de Cambio 90. En las elecciones regionales y municipales del 2018, el conductor de “Alto al Crimen” postuló, sin éxito, a la alcaldía de Lima. Hoy encabeza la lista de precandidatos a regidores de Renovación Popular, que tiene al excandidato presidencial Rafael López Aliaga como precandidato a alcalde.

Por otro lado, José Luna Morales, excongresista e hijo del parlamentario y fundador de Podemos Perú, José Luna Gálvez, es el precandidato a teniente alcalde de dicho partido. Como precandidato a la alcaldía, la agrupación ha apostado –una vez más– por el excongresista Daniel Urresti.

Elvis Pómez, actual alcalde de Pachacamac, busca dar el salto de la política distrital a la provincial como cabeza de lista de regidores de Somos Perú. El partido del corazón ha propuesto al excandidato presidencial George Forsyth para la alcaldía.

Además, dos exregidores también participarán en los comicios internos como número 1 en las listas de regidores. Se trata de Carlos Villacorta (Avanza País) y Flor de María Hurtado (Demócrata Verde).

Una trabajadora del gobierno actual que está entre los aspirantes es Pilar Santos Ramírez, cabeza de lista de precandidatos a regidores por Perú Libre. En abril, se supo que la abogada fue contratada como asesora en el Ministerio de Salud. Santos, afiliada a Perú Libre desde enero, es cercana al secretario general de la organización, Vladimir Cerrón.

Según el especialista en derecho electoral José Manuel Villalobos, el principal requisito que se busca en el candidato a primer regidor es que sea una persona leal al postulante a alcalde.

Hoy en día, con tantas vacancias, lo que busca el candidato a alcalde es que el teniente alcalde sea alguien leal, que no intente ‘serrucharlo’ o vacarlo”, sostiene.

Por otro lado, el especialista considera positivo que los aspirantes a teniente alcalde tengan experiencia previa en política municipal.

El ideal es que a Lima Metropolitana llegue gente que conozca la problemática de la ciudad y los distritos, porque finalmente es la municipalidad rectora de toda la provincia”, indica.

Inconsistencia partidaria

Al igual que en el caso de los precandidatos a la alcaldía de Lima ––, la mayoría de cabezas de lista de regidores no ha tenido una trayectoria en el partido que buscan representar. De hecho, seis de 14 (más de un tercio) no está siquiera está afiliado a la organización.

Y es que, si bien la normativa electoral obliga a que los candidatos a alcalde, gobernador regional y vicegobernador estén inscritos en el partido por el cual postulan, no ocurre lo mismo con los regidores.

Villalobos considera que, si bien legislación ahora se exige que los candidatos a gobernadores, vicegobernadores y alcaldes sean afiliados con la finalidad de que el partido responda por sus actos, no necesariamente es negativo que los candidatos a regidores no tengan militancia. Ello debido a que la Constitución establece que “es un derecho y una obligación de los ciudadanos participar en los asuntos vecinales”.

Yo creo que deberíamos pedirle afiliación a aquel que va a participar en cargos nacionales, pero no creo que la participación vecinal deba ser monopolizada por aquellos que participan en partidos. Si la misma Constitución señala que es un derecho y obligación participar en los asuntos vecinales, ¿por qué para eso me tendría que afiliar a un partido si no quiero? Estaríamos politizando la participación vecinal”, señala.

Por otro lado, entre los que sí están afiliados, cinco llevan menos de un año como militantes. Solo tres tienen más de un año en la organización (ver tabla).

Lejos de la consistencia, en la lista de precandidatos predomina el cambio de camisetas partidarias. El precandidato de Avanza País Carlos Villacorta, por ejemplo, se afilió al partido del tren hace cinco meses, pero militó en Renovación Popular (ex Solidaridad Nacional) entre el 2014 y el 2017.

Antes de ello, fue electo regidor provincial de Lima por Somos Perú en las elecciones subnacionales del 2002, y regidor distrital por la misma organización en el 2006. En el año 2014, postuló a alcalde distrital de La Molina con Solidaridad Nacional. En los siguientes comicios, intentó alcanzar nuevamente el sillón municipal del mismo distrito, aunque esta vez con un movimiento de alcance distrital llamado Viva La Molina.

Por su parte, Luzi Margarita Toro de Jiménez, de Frente de la Esperanza, es actualmente regidora provincial de Lima por un partido distinto: Podemos Perú. Antes de ello, militó en Renovación Popular desde el 2014 hasta el 2017 y en Somos Perú en el 2011.

Pero la precandidata que más cambios de camiseta partidaria ha tenido es Flor de María Hurtado. La abogada aspira al cargo en representación de la agrupación Demócrata Verde la cual, a su vez, tiene como precandidato a alcalde de Lima a su esposo, Alex Gonzáles, actual burgomaestre de San Juan de Lurigancho.

Renzo Reggiardo, por su parte, entró al Congreso por Cambio 90 –en alianza electoral–en el 2006 y 2011. Tras este último proceso, fue acusado de transfuguimo luego de que renunciara a la bancada de Solidaridad Nacional –a pesar de haber sido electo gracias a la alianza con dicho partido– antes de que el Parlamento entrase en funciones.

En el 2018, Reggiardo postuló a la alcaldía de Lima con Perú Patria Segura, la misma agrupación con la que candidateó en las elecciones congresales extraordinarias del 2020.

Controversias

No todos los precandidatos a teniente alcalde están libres de cuestionamientos. De hecho, de los 14, seis han protagonizado polémicas en el pasado (ver tabla).

Uno de ellos es José Luna Morales (Podemos Perú). En el 2020, se conoció que distintas empresas del entonces legislador no habían cumplido con depositar los aportes de sus trabajadores a la Oficina de Normalización Previsional (ONP) y a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Ello a pesar de que el congresista fue el principal impulsor de las propuestas legislativas que permitieron en retiro de los fondos durante la pandemia.

Por otro lado, en enero del 2020, se supo que Luna Morales tenía más de 500 llamadas con exintegrantes del extinto Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y otros investigados por el caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”. Entre estas se encontraron 260 comunicaciones con el ex consejero Julio Gutiérrez Pebe, a quien se le impuso prisión preventiva por 18 meses. Otros investigados con los que se comunicó fueron Iván Noguera, César Hinostroza y José Luis Cavassa.

Por su parte, Flor de María Hurtado (Demócrata Verde) fue blanco de críticas en un proceso electoral anterior. En las elecciones congresales extraordinarias del 2020, candidatos de distintas organizaciones políticas denunciaron que en San Juan de Lurigancho –distrito del cual su esposo, Alex Gonzáles, es alcalde– habían retirado todos los carteles proselitistas salvo los de Hurtado, quien en ese entonces postulaba al Paralmento por Alianza para el Progreso (APP).

Asimismo, en el 2017, el programa dominical “Panorama” reveló que Katherine Ampuero (APP) por construir sin autorización y en áreas prohibidas en la casa donde vivía, mientras se desempeñaba como procuradora ad hoc del caso Odebrecht. En ese entonces, la funcionaria sostuvo que las obras habían sido realizadas por su suegra y que no estaba al tanto de la sanción.

Reggiardo también protagonizó controversias en el pasado. En el 2020, se supo que una empresa de su propiedad debía más de S/ 120.000 a la Sunat. Además, el consultor político mexicano Germán Trejo y el cantante Jean Paul Strauss denunciaron públicamente que el excongresista les debía dinero.

Sin título conocido

De acuerdo al registro nacional de grados y títulos de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), solo 8 precandidatos cuentan con un título universitario. De estos, la mayoría son abogados (4). Por otro lado, más de un tercio de los postulantes no registran información en el portal.

Se trata de Guillermo Pomez (Somos Perú), Renzo Reggiardo (Renovación Popular), Justibel Romero (Juntos por el Perú), Carlos Villacorta (Avanza País), Luzi Toro de Jiménez (Frente de la Esperanza) y Hebert Caller (Partido Patriótico del Perú).