La renovada web de El Comercio mostrará más información de calidad para los usuarios.
La renovada web de El Comercio mostrará más información de calidad para los usuarios.
Redacción EC

“Periodista es el que escribe en papel”, se solía escuchar en los pasillos de este Diario y era difícil no creer esa premisa. La nota de la fundación de la web, el 15 de enero de 1997, fue un breve texto en la primera página. Una nota tan pequeña que no parecía relevante para un lector que, por entonces, solo entendía a El Comercio como un producto impreso.

Hoy, los insumos generados en , con un promedio de 400 notas a lo largo del día, son los que sirven para construir la edición impresa final. Los 77 mil lectores de aquella primera edición de 1997 son hoy más de 2,5 millones de usuarios promedio por día. La web de El Comercio se consolidó no solo promoviendo el ingreso directo al portal, sino fundando equipos dedicados a captar usuarios a través de las redes sociales y los buscadores, por medio del SEO. Para esto, la relación con el lector fue clave. Se pasó a rastrear su perfil y hacerlo materia de análisis diario. ¿Quién nos lee? ¿A qué hora lee lo que lee? ¿Desde qué dispositivo se conecta? Los diferentes hábitos de los usuarios obligaron a adaptar las rutinas informativas.

El Comercio se volvió una plataforma que actualiza su contenido en tiempo real con diversidad de formatos: textos, fotos, audios, infografías, videos y seguimientos en vivo. Con el tiempo, la línea divisoria entre papel y web casi ha desaparecido. No hay periodistas de un lado y periodistas del otro, solamente periodistas.

— El foco en los ‘heavy users’—

Nuestro equipo aspira a un flujo 24/7, en el que la prioridad de publicación es nuestra versión digital. El papel es el resultado de esos insumos, optimizados, aumentados y debidamente curados, siempre buscando que la calidad del contenido y la experiencia de su lectura sean inmejorables. En este escenario, entran en juego las tres zonas de gestión que se encuentran por debajo del director: la jefatura del impreso, encargada de armar el Diario con nuestro contenido más exclusivo; la jefatura de contenido calificado, que promueve piezas propias y de valor agregado en web; y la jefatura de gestión digital, que coordina con diferentes núcleos corporativos responsables de la audiencia masiva la llegada de notas de ‘breaking news’ que le dan volumen a .

El enfoque de la redacción es servir con amplitud y profundidad a los lectores que consumen más de 30 notas al mes. Los denominados ‘heavy users’. Saber sus horarios de consumo, las temáticas que más los seducen y el estilo que prefieren serán, desde ahora, una prioridad muy por encima de la captación del usuario golondrino (ese que no supera las 5 notas en 30 días). Los cambios se hacen de cara a un próximo proceso de suscripción digital, modelo de negocio al que ya han ido medios internacionales como “The New York Times” y pares de la región como “La Nación” de Argentina u “O Globo” de Brasil. Todos esos portales, con sus diferencias de estilo, estrecharon su relación con el usuario más fan y evitaron enfocarse en los lectores esporádicos, esos que dan clic una vez y no vuelven más.

—El tiempo en página—

Antes de esta transformación, constantes ajustes nos han llevado a ser el sitio de noticias más consumido del Perú. El Comercio ya es referente, pero queremos que sea más. Hasta ahora los indicadores de ‘browsers’ únicos y páginas vistas eran las únicas métricas que habían guiado la ruta digital de los sitios de noticias en el Perú. Esta data, sin embargo, no alcanza para explicar la relación con los lectores más fieles, por eso las métricas de calidad –como el tiempo de permanencia y la tasa de rebote– tendrán nuestro mayor foco, independientemente de las prioridades de otros medios. Los indicadores de volumen importan, claro que sí, pero nunca más que los datos que midan el porcentaje de enganche de un lector con el contenido, una señal inequívoca de interés y utilidad. Nuestra misión, el servicio, nunca cambia. Solo evoluciona en tiempos y prioridades. Más que solo lo que se lee al día siguiente en el papel, El Comercio será –sobre todo– lo que está pasando en este momento.


TAGS RELACIONADOS