"Cierre de BNP no afectará a investigadores", asegura director
"Cierre de BNP no afectará a investigadores", asegura director
Lourdes Fernández Calvo

Periodista

lourdes.fernandez@comercio.com.pe

Desde el pasado 1 de setiembre hasta el 15 de octubre, la sede principal de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), en San Borja, estará cerrada para el público en general. Esta medida se debe a que las instalaciones serán el centro de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Un grupo de investigadores e historiadores peruanos ha criticado la disposición. Ante ello, responde el director de la BNP, Ramón Mujica.

¿Por qué se ha priorizado un evento gubernamental a las necesidades de los investigadores y los usuarios de la BNP?  

La decisión de utilizar esta área para la Junta de Gobernadores ha sido del . Para el evento, se están haciendo una serie de preparativos porque van a venir más de 12 mil participantes extranjeros y cerca de 7 mil peruanos trabajarán en la organización. Desde nuestro punto de vista, debo reconocer que nos conviene el evento porque están invirtiendo más de S/.7 millones en mejorar la infraestructura de nuestra institución y eso va a quedar para todos los usuarios. 

¿Era necesario el cierre de toda la sede para el evento?

No, el evento solo no justifica el cierre. Nosotros estamos cerrando también porque estamos terminando de instalar unas estanterías corredizas nuevas. Esto ha supuesto otra inversión gigantesca, de casi un millón de dólares. Estamos aprovechando el cierre por el evento para colocar un millón de libros, manuscritos y piezas bibliográficas en las estanterías. Además, se hará un control de todos los documentos que se colocarán en ellas. 

¿Y los usuarios que necesiten acceder a documentación de la biblioteca? 

Quiero aclarar que los investigadores que requieran el servicio de nuestros fondos antiguos, que necesitan de manera urgente alguna documentación, deben coordinar con la dirección técnica de la biblioteca para darles los documentos. El público general no tendrá acceso, pero sí los investigadores. Les adaptaremos una sala especial en el tercer piso que cuenta con la vigilancia que corresponde a este tipo de materiales. Lamento muchísimo la molestia que les hemos causado a los investigadores, pero deben saber que es para mejorar los servicios.

¿Cuáles son esos beneficios que dejará el evento?

Bueno, se van a construir escaleras, se instalará un nuevo sistema de aire acondicionado, nuevas cámaras de seguridad, se implementará un nuevo sistema de almacenamiento de datos bibliográficos que es carísimo. Todo eso quedará para la biblioteca. Además, están ampliando la banda ancha para más de 2 mil conexiones, entre otras tecnologías de la información que también quedarán para la biblioteca. Incluso, se va a instalar un sistema de agua contra incendios con el que no contábamos, aunque parezca increíble, y nos darán un seguro patrimonial contra todo riesgo por todo un año. 

¿Tiene que suceder un evento de este tipo para que la Biblioteca Nacional recién cuente con un seguro patrimonial? ¿No revela eso un descuido? 

Nosotros venimos pidiendo eso hace mucho tiempo. Lamentablemente no sé qué decirle, yo soy funcionario del Estado. 

¿Qué le urge a la biblioteca? 
Bueno, nos faltan las herramientas tecnológicas que son fundamentales. El Ministerio de Economía y Finanzas nos dará S/.10 millones el próximo año, además del presupuesto de S/.21 millones que se utiliza, en su mayoría, para gastos corrientes. Con ese fondo podemos lanzar el Sistema Nacional de Bibliotecas aprobado en el 2013. Ya hemos hecho un piloto en Pucallpa y Trujillo. El objetivo es que para junio del 2016, las 60 bibliotecas públicas de Lima estén interconectadas con contenidos digitales. Es un proceso titánico que iniciará la reestructuración de todas las bibliotecas.