Pedro Castillo obtuvo un mayor respaldo en las localidades y regiones con mayor incidencia de pobreza en el país (Foto: archivo)
Pedro Castillo obtuvo un mayor respaldo en las localidades y regiones con mayor incidencia de pobreza en el país (Foto: archivo)
Jorge Falen

Los resultados finales de la presidencial entre (Perú Libre) y (Fuerza Popular) fueron muy ajustados; sin embargo, también mostraron marcadas diferencias en el voto de acuerdo con el ámbito geográfico y el acceso a servicios por parte de la población.

Según cifras de la , al 100% de actas contabilizadas, Castillo se impuso por un amplio margen en los 10 distritos más pobres del país, ubicados en las regiones de Ayacucho, Cajamarca y Huancavelica. En estas localidades, donde más del 75% de sus habitantes está en dicha condición, al menos siete de cada 10 electores se inclinaron por Perú Libre [ver cuadro].

El caso más emblemático corresponde a Uchuraccay. Esta localidad, ubicada en la provincia ayacuchana de Huanta, fue una de las más golpeadas por Sendero Luminoso y actualmente tiene al 81% de su población en y con altos niveles de anemia infantil. En este distrito, casi 9 de cada 10 electores optaron por Perú Libre y solo 215 personas eligieron a Keiko Fujimori.

MIRA: Actas observadas y votos impugnados: ¿Qué JEE deben resolver la mayor cantidad de casos?

En contraste, la candidata de Fuerza Popular obtuvo su mayor respaldo en 9 de las 10 jurisdicciones con ingresos más altos. De este grupo, cinco se ubican en Lima Metropolitana, dos en Arequipa, una en Moquegua. La excepción fue el distrito de Pueblo Nuevo, ubicado en la ciudad de Ica, donde Castillo ganó con el 53,4% de votos.

En San Isidro, uno de los tres distritos limeños donde no hay pobreza, Fujimori obtuvo un respaldo abrumador, similar al de su rival en Uchuraccay. Solo el 12% de los electores sanisidrinos (6.189 personas) votó por Castillo.

Fuente: ONPE (actas contabilizadas al 99%), Mapa de la Pobreza Provincial y Distrital del 2018
Fuente: ONPE (actas contabilizadas al 99%), Mapa de la Pobreza Provincial y Distrital del 2018

Escenario regional

Las ocho regiones con mayores índices de pobreza también apoyaron a Perú Libre. Este grupo lo integran Huancavelica, Ayacucho, Pasco, Cajamarca, Puno, Amazonas, Apurímac y Huánuco, donde la pobreza aumentó en 13,2 puntos porcentuales, una de las variaciones más altas a nivel nacional. De enero a marzo de este año, esta región padeció un colapso y abandono sanitario sin precedentes debido a la segunda ola del COVID-19, que ocasionó un dramático crecimiento de los fallecimientos, la ocupación de camas y la escasez de oxígeno medicinal.

(Elaboración: EC)
(Elaboración: EC)

Al igual que Huánuco, la región Áncash también padeció un fuerte aumento de su pobreza (13,2 puntos porcentuales), así como de su mortalidad por esta enfermedad durante los primeros meses del 2021. Ambas regiones, que en el 2016 apoyaron a Keiko Fujimori, en esta segunda vuelta migraron sus votos hacia Pedro Castillo.

Según el INEI, el porcentaje de peruanos pobres aumentó en casi 10 puntos porcentuales (de 20,2% a 30,1%) durante el 2020, producto de la crisis económica y sanitaria del COVID-19.

MIRA: Gobierno brindó conferencia de prensa sobre las medidas aplicadas durante la pandemia

Motivos detrás

¿Existe una verdadera correlación entre el voto y la situación económica del país? Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la lucha contra la Pobreza, considera que es la pobreza estructural, entendida como la brecha de acceso a servicios básicos, la variable que se refleja en el voto de algunas regiones hacia Pedro Castillo. También muestra una postura contraria hacia Lima, que aparentemente concentra el bienestar y los recursos, y generaría un sentimiento de apego hacia el candidato que promete el cambio.

“La gente de muchas regiones, en especial de zonas rurales, se siente abandonada y esa sensación no es una cuestión subjetiva, se evidencia en las dificultades para vivir en provincias o distritos rurales. Esa sensación de discriminación genera una carga subjetiva, un elemento de identidad o de empatía emocional hacia Castillo. No sienten un Estado que los atienda a pesar de las mejoras económicas. La interpretación no se debe limitar a lo económico, sino también incluir la identificación y el manejo de las campañas”, explica.

En esto coincide el analista político Paulo Vilca, quien añade que los sectores menos favorecidos siempre han votado consistentemente por propuestas que encarnen un cambio. Resalta que la votación de Perú Libre en segunda vuelta alcanza sus niveles más altos en lugares donde hay más pobreza y exclusión.

“El fujimorismo representa a esta clase que no solo le dio las bases al orden político, social y económico vigente, sino que ha sido uno de los actores principales en todo este tiempo. Si apuestas por un cambio, evidentemente éste no puede ser concretado por alguien que representa el statu quo”, opina.


TE PUEDE INTERESAR









Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más