Fiscal Luis Jara fue hallado muerto ayer en la carceleta del Poder Judicial. (Foto: Hugo Enrique Alejos)
Fiscal Luis Jara fue hallado muerto ayer en la carceleta del Poder Judicial. (Foto: Hugo Enrique Alejos)

Lo que representó meses de trabajo del Ministerio Público y un megaoperativo con 10 fiscales y más de 100 agentes policiales para lograr la captura de la presunta organización criminal Los Patrones de Ucayali, estaría en riesgo con la liberación de los principales sospechosos tras la muerte del exfiscal superior Luis Alberto Jara Ramírez.

Se trata de Juan Carlos Astete (fiscal adjunto), Jinna Priscilia Panduro (asistente), Maylen Lane Tenazoa Ruiz (asistente) y Anita Aliaga Tafur (asistente).

El juez del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, Héctor Núñez Julca, ordenó que sean liberados por no ser de su competencia resolver el pedido de prisión preventiva contra dichas personas puesto que le corresponde a un juez de primera instancia.

Para el coordinador de las Fiscalías contra el Crimen Organizado, Jorge Chávez Cotrina, la resolución del Poder Judicial es lamentable porque el caso debió ser derivado al juez competente en lugar de ponerlos en libertad.

“Esta decisión pone en riesgo el trabajo porque una vez libres la investigación pierde fuerza. Es una mala señal del Poder Judicial”, mencionó.

Tras el suicidio del exfiscal superior Luis Alberto Jara Ramírez, la audiencia de pedido de prisión preventiva programada para el sábado 29 de febrero quedó suspendida y se ordenó libertad para sus principales cómplices.

“La prisión preventiva no gira alrededor de una persona. El derecho penal es un derecho de acto, en consecuencia, las prisiones preventivas tienen que ser analizadas por la participación y las evidencias en contra de cada persona”, explicó Chávez Cotrina.

Los detenidos permanecían en la carceleta del Poder Judicial, cerca al ambiente donde Jara Ramírez se quitó la vida. Se encontraban a la espera de la suspendida audiencia que iba a resolver el pedido de 36 meses de prisión preventiva.

“En cuanto a los investigados Juan Miguel Astete Verde, Jinna Priscila Panduro Hidalgo, Anita Aliaga Tafur y Maileny Lane Tenazoa Ruiz, la única razón para mantenerlos detenidos es la realización de la audiencia de prisión preventiva; sin embargo, al dejarse sin efecto dicha programación se ha relevado el motivo para prolongar su detención, por lo que corresponde ordenar su inmediata libertad”, señala la resolución del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria.