El presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ucayali, Luis Alberto Jara Ramírez, fue hallado muerto hoy, a las 5:30 a.m., en el sótano de la carceleta del Poder Judicial, en la avenida Abancay, en el Centro de Lima. Al parecer, logró quitarle el arma de reglamento a un agente de la Policía Nacional que lo custodiaba.

Jara Ramírez fue detenido el pasado 18 de febrero como consecuencia de un megaoperativo policial desarrollado por la DIVIAC, tras ser acusado de liderar la organización criminal Los Patrones de Ucayali. La red delictiva otorgaba puestos de trabajo en el Ministerio Público a cambio de un beneficio económico.

Un día después, el 19 de este mes, el hombre fue trasladado a la sede del Ministerio Público luego de que el Poder Judicial acepte su detención preliminar por 15 días solicitado por Bersabeth Revilla, fiscal a cargo del caso.

Ayer, a las 10 p.m., se habría dispuesto su cuidado por parte de un agente de la policía. Se presume que antes del cambio de guardia, Jara Ramírez ya habría tenido el arma en su poder.

La Fiscalía Provincial Penal de Turno de Lima dijo en un comunicado que dispuso abrir investigación en sede fiscal y la realización de diversas diligencias a fin de esclarecer las circunstancias de lo ocurrido. En el lugar también se encuentra personal de la DIVIHOM y OFICRI – DIRINCRI PNP.