El sistema eléctrico de la máquina no presentaba protección eléctrica, según peritaje. (Foto: GEC)
El sistema eléctrico de la máquina no presentaba protección eléctrica, según peritaje. (Foto: GEC)
Redacción EC

Juan Carlos Requejo, superintendente de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (), se pronunció sobre el informe policial elaborado por un ingeniero mecánico electricista que determinó que en el interior del local de en Pueblo Libre, donde fallecieron Carlos Gabriel Edgardo Campos Zapata y Alexandra Antonella Porras Inga, había una máquina expendedora de gaseosas que presentaba “una fuga de corriente eléctrica”.

Cabe recordar que ese informe señala que “la máquina de bebidas Multiplex presenta un deficiente aislamiento debido a las manipulaciones y adaptaciones de accesorios del sistema, control y fuerza, por lo que la carcasa de material conductivo de electricidad presenta energización, presenta fuga de 36 mA, superando el valor máximo de 32 mA”.

Asimismo, en el documento entregado a la Policía también se indica que el sistema eléctrico de la máquina no presentaba protección eléctrica con interruptor diferencial, sino que solamente presentaba protección con sistema de puesta a tierra deficiente.

“Hemos pedido esa información. Es terrible que la empresa no pueda brindar a sus trabajadores ese tipo de protección (interruptor diferencial) y que no les brinde equipos de protección personal”, indicó Requejo en ‘Exitosa Noticias’.

Asimismo, manifestó que estas empresas deben brindar capacitaciones permanentes a sus trabajadores para evitar incidentes como el ocurrido en McDonald’s en Pueblo Libre.

“Que se les brinde equipos de protección personal y también capacitaciones. Si vas a realizar esta labor, la debes realizar en estas condiciones. La capacitación debe ser permanente, no podemos estar con este tipo de empresarios que quieren hacer dinero a costa de la vida de trabajadores”, puntualizó.

TAGS RELACIONADOS