Luis Barsallo se desempeñó como enfermero naval en la Marina de Guerra. Tiene vocación por la salud. (Foto: Joel Alonzo/GEC)
Luis Barsallo se desempeñó como enfermero naval en la Marina de Guerra. Tiene vocación por la salud. (Foto: Joel Alonzo/GEC)

El pasado 4 de mayo, José Luis Barsallo regresó a trabajar en la distribuidora de oxígeno de la empresa Criogas, que administra en la avenida Enrique Palacios, en el Callao, la cual había estado cerrada por más de 40 días debido a la emergencia sanitaria del .

Ese día, un grupo de diez personas llegó para recargar balones de oxígeno, necesarios para que sus familiares tuvieran una esperanza de superar el coronavirus, tras buscar en muchos otros locales en la capital. Algunos de ellos cobraban hasta S/50 por m3.

Cuando reabrimos, la gerencia me consultó si debíamos subir los precios, porque nuestros costos también se elevaron. Les dije que no, porque lo que hacen otros, en esta situación de pandemia, es un abuso”, dijo.

VIDEO RECOMENDADO

El MTC dio a conocer el protocolo sanitario que deberán cumplir los taxis para poder operar.

Lo que tienes que saber antes de subir a un taxi

En el local de Barsallo, el precio del oxígeno se mantuvo en S/15 pese a que cada día llegan más de 150 personas y, en ocasiones, extiende el horario de trabajo hasta las 8 p.m. ¿Qué motiva a este empresario a ayudar a la población?

En 1980, con solo 17 años y tras culminar sus estudios de educación secundaria en Chiclayo, José Luis ingresó a la Marina de Guerra a pedido de su madre, quien siempre quiso que fuera marino. Ahí se desempeñó como enfermero naval hasta que pidió su retiro en el 2004.

Tuve que salir porque la situación estaba complicada económicamente. Hubiese querido estudiar Medicina, pero no se pudo”, explica Barsallo, quien mantuvo la vocación por ayudar.

En el local que administra Barsallo se llenan hasta 150 balones de oxígeno al día de personas que llegan desde distintos distritos de la capital (Foto: Joel Alonzo/GEC)
En el local que administra Barsallo se llenan hasta 150 balones de oxígeno al día de personas que llegan desde distintos distritos de la capital (Foto: Joel Alonzo/GEC)

—Cambios—

Barsallo asegura que, antes de la pandemia, el 98% de su clientela estaba dirigida al consumo de oxígeno industrial. “Solo unas diez personas al mes venían por el medicinal, ahora la situación es distinta”, señala.

Para descongestionar el local del Callao y ayudar a que las personas se movilicen menos desde sus distritos, gestionó, en coordinación con la empresa, una alianza con otros dos locales, en la avenida Canta Callao y San Juan de Miraflores para distribuir gas a S/15. “Incluso han venido desde Lurín. Estamos buscando otras dos alianzas, una de ellas en La Victoria”, precisa.

Luis no es ajeno a la preocupación de las personas que sufren por tener un paciente con coronavirus. “Dos de mis primos fallecieron por COVID-19 en el hospital Carrión y otros tres están aún con el virus”, cuenta.

El último miércoles, el Congreso de la República propuso declararlo héroe de la salud. Otras personas lo llaman ‘ángel’, pero a Luis no le interesan estos reconocimientos. “No estoy haciendo nada extraordinario, solo lo justo”, puntualiza. 

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Debo usar mascarilla para protegerme del coronavirus?

Si no tiene síntomas respiratorios característicos del COVID-19 (tos) ni debe cuidar de alguien que esté infectado, no es necesario llevar una mascarilla. La OMS recomienda evitar su uso, debido a que en esta pandemia, estos implementos puede escasear. Ahora, recuerde que si usa uno, este es desechable; es decir, solo se puede utilizar una vez.