Policía pidió dinero a colega a cambio de objetos robados

El robo a una vivienda en San Juan de Lurigancho reveló cómo todavía persisten las malas prácticas en todos los niveles de la Policía Nacional del Perú, ya que un agente de los Halcones pidió dinero a las víctimas del asalto a cambio de indicarles dónde recuperar sus cosas.

El incidente empezó en la vivienda de un policía que trabaja como seguridad en el Congreso y que vive en San Juan de Lurigancho. Ahí, a plan luz del día, una banda de 'robacasas' procedió a saquear todo lo que pudieron cargar en el taxi negro en el que llegaron: televisores, computadoras, ropa, dinero en efectivo e incluso un revólver y municiones.

Al darse cuenta de que habían vaciado su casa, la tía del policía afectado acudió a la comisaría 10 de Octubre, en San Juan de Lurigancho, para presentar su denuncia. Sin embargo ahí, según comentó a Latina, no fue atendida adecuadamente y no le quisieron aceptar la denuncia.

Fue entonces cuando la víctima del robo acudió a un policía de los Halcones que fue identificado como el suboficial de tercera PNP Nelson Núñez Cisneros. Vía WhatsApp, este último confirmó que ya se habían recuperado las cosas robadas pero dijo que le daría más detalles a cambio de dinero.

"No te preocupes, sí son mis cosas. Traigo mis recibos, hasta fiscal te traigo", le dijo el policía que sufrió el robo. "Tú sabes que primero es la plata y después se habla", contestó su colega de los Halcones.

Al ser contactado por el periodista de Latina, el policía Núñez aseguró que nunca quiso pedir dinero. "Nada que ver, no estoy pidiendo nada (...) Está loco, no pasa nada", comentó vía telefónica. "Lo estoy 'loqueando'. Mientras todo esté a disposición en la comisaría, yo no tengo nada que ver", añadió.

- Jefes policiales responden -

Tras hacerse pública esta denuncia, la tía del policía víctima del robo volvió a acudir a la comisaría 10 de Octubre esta mañana. En cuestión de minutos, los agentes le indicaron que habían encontrado casi todo lo robado dentro de un taxi abandonado de placa AKA-402, el cual fue encontrado a través del plan cerco.

"Este vehículo ha sido robado en Lurín. Los delincuentes han estado actuando y desde ahí se han movido y han llegado acá a San Juan de Lurigancho y han perpetuado el robo al domicilio de la señora", señaló un coronel a cargo de la investigación.

Respecto al accionar del policía acusado de pedir dinero a cambio de entregar enseres robados, el jefe de la Séptima Región Policial de Lima, general PNP Gastón Rodríguez, aseguró que el caso pasará a ser investigado por la inspectoría.

"Estamos haciendo grandes esfuerzos por consolidar un cambio institucional y no vamos a permitir que este tipo de situaciones, que no solo distraen, desprestigien a la policía. Frente a este caso, el comando va a ser inflexible y va a actuar con toda la firmeza", aseguró al noticiero 90 matinal.