De acuerdo al ministro Carlos Basombrío, los integrantes de “Los Reyes de Puerto Shejo” estarían vinculados en al menos 23 asesinatos.
Redacción EC

Unos 1.300 policías y 60 fiscales participaron en una megaoperación para desbaratar la organización criminal “Los Reyes de Puerto Shejo”, dedicada al sicariato y narcotráfico en el .

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, informó que la megaoperación inició a las 3 de la madrugada y se realizó de manera simultánea en 34 viviendas de la zona de Santa Marina y otros barrios de riesgo del Callao, así como Cercado de Lima, Surco y San Miguel. También se intervinieron 7 celdas de los penales de Ancón, Lurigancho, Challapalca y Sarita Colonia.

Se trata de una organización criminal que competía con otras peligrosas bandas del Callao como ‘Barrio King’, presuntamente liderada por Gerson Gálvez Calle 'Caracol' –preso en Challapalca–. 

“Esta organización se fortaleció al caer la competencia. Es un golpe muy duro al narcotráfico y a la violencia en el Callao”, detalló a Canal N.

De acuerdo a las investigaciones, “Los Reyes del Puerto Shejo” estaba compuesta por los clanes delictivos 'Brisol' y 'CMD', dirigidos por Ángelo Espinoza Brissolessi, alias 'Renzito' –actualmente preso en el penal de Challapalca– y Carlos Mac Dowall Villacorta, alias “CMD” o “Carlitos”. 

DROGA Y ARMAS
Durante la megaoperación denominada “Isidro” se logró incautar 180 kilos de cocaína y se detuvo a 12 personas, entre ellos Carlos Macdowell Villacorta, sindicado como cabecilla de la organización criminal.

Además, se incautó 6 pistolas, 44 municiones, 31 celulares, 18 memorias USB, una laptop, así como tres vehículos y dinero en efectivo: S/12.030 y US$120.

De acuerdo a Basombrío, los integrantes de “Los Reyes de Puerto Shejo” estarían vinculados en al menos 23 asesinatos.

UN AÑO DE INVESTIGACIÓN
El Fiscal Superior contra el Crimen Organizado, Jorge Chávez Cotrina, informó que para desbaratar la organización criminal del Callao se realizaron investigaciones durante un año, periodo en el cual se realizaron intervenciones telefónicas legales, trabajo de inteligencia a pie e incluso fiscales infiltrados.

Han solicitado 15 días de detención preliminar para los intervenidos y terminado ese plazo van a pedir 36 meses de prisión preventiva.