Manuel Gregorio

Ha instalado cerca de 6.600 semáforos vehiculares y 5.800 semáforos peatonales en todo el país. En Lima, ha colocado la mitad de las intersecciones semaforizadas: cerca de 600 de un total de 1.200. Podría decirse que fue uno de los primeros peruanos que se aventuró en el negocio de los semáforos, cuando en la década de los 80 se percató que había un nicho desatendido.

Es así como crea la primera compañía de mantenimiento de semáforos. Posteriormente empezó a fabricar las estructuras, los postes y luego semáforos y controladores, vale decir, la caja electrónica que le da el tiempo a los semáforos. Hoy, desde su empresa TEC, intenta aliviar la congestión vehicular, la que nos quita largas horas al día a los limeños.

Manuel Gregorio asegura que el tráfico no es causado necesariamente por la cantidad de vehículos, sino porque los softwares de los semáforos instalados en la ciudad muchas veces no son compatibles y por lo tanto no pueden ‘sincronizarse’, pues los municipios no han exigido a los fabricantes cumplir con un solo sistema de comunicaciones.

“En la capital existen entre 7 y 8 protocolos de comunicaciones diferentes entre todos los semáforos. Cada fabricante que gana su licitación pone su propio protocolo. Mientras que la Municipalidad de Lima no exija que se cumpla con un solo protocolo de comunicaciones no se van a poder sincronizar los semáforos y ese es un gran problema”, indica.

LEA TAMBIÉN: