(Foto Archivo: César Campos )
(Foto Archivo: César Campos )
Claudia Sovero Delgado

Solo 415 intersecciones semaforizadas de Lima, de un total de 1.394, están conectadas al Centro de Control y Gestión de Tránsito (CCGT) de la (MML). En este lugar se observa en tiempo real la situación del tráfico en las vías de la capital.

La comuna limeña informó que antes de fin de año el número de intersecciones viales con semáforos conectados al CCGT ascenderá a 704. Con ello, se podrá extender a muchas más zonas de Lima el sistema de la ola verde (cambio de luz sincronizado en los semáforos, que permite mayor fluidez vehicular). Este proyecto se sumará al actual ‘pico y placa’ para reducir los tiempos de viaje en las principales vías.

► 
► 

En algunas avenidas ya se aplica esta sincronización de tiempos y ciclos semafóricos, entre ellas República de Panamá, México, Venezuela, Brasil y Tomás Marsano. Según la MML, en estas vías se ha reducido en casi 10% el tiempo de viaje.

Para el expresidente de Pro Transporte Gustavo Guerra García, las olas verdes podrían tener un mayor impacto que ‘pico y placa’ en la reducción del tráfico. “Un ejemplo son las avenidas Arenales y Petit Thouars, que ya cuentan con un sistema de olas verdes. Ir por esas rutas es más rápido que por avenidas paralelas”, señaló.

El especialista considera que la municipalidad debería implementar estas olas verdes en toda la ciudad y no hacerlo por partes. “Debido a los beneficios enormes que traería este sistema, se justifica solicitar entre 100 a 200 millones de dólares al Gobierno”, afirmó.

El jefe de Proyecto Especial para la Gestión de Tránsito (Protránsito) de la MML, Fernando Perera, informó que este año se instalarán 120 kilómetros de fibra óptica y varias pantallas informativas en la vía pública, como parte del proyecto de interconexión semafórica. La inversión asciende a S/117 millones.

El municipio resaltó la importancia de contar con el CCGT, porque permite procesar en tiempo real la información del tráfico para obtener indicadores de gestión y decidir así las fases de las olas verdes, de acuerdo a la hora y el día de la semana. Este centro funciona las 24 horas del día en el edificio de Pro Transporte, en el Centro de Lima. Allí trabajan 60 especialistas.

El ingeniero de tránsito y especialista en semaforización Manuel Gregorio asegura que esta tarea debió ser iniciada en gestiones anteriores. “Estamos desfasados. No todas las 704 intersecciones que se quieren interconectar tienen semáforos inteligentes. Ahora, lo que tomará tiempo será unificar los protocolos de los aparatos para lograr la conexión entre ellos y tener una plataforma uniforme”, dijo.

SEPA MÁS

► Protránsito calcula que con las olas verdes el tiempo de espera de los conductores se reducirá en 30%.
► Los distritos donde se instalarán nuevas intersecciones semafóricas son Villa El Salvador, el Cercado de Lima, La Victoria, San Juan de Miraflores y Villa María del Triunfo.

— Menos agentes —
El municipio de Lima informó a El Comercio que “al culminar la instalación del sistema centralizado, el número de policías [de tránsito] se podrá reducir de forma considerable”.

En Lima, es común encontrar policías en varias esquinas que dirigen el tránsito al margen de las luces del semáforo. Casi siempre detienen a los vehículos pese a que ya hay luz verde, lo cual resulta confuso y peligroso para choferes y peatones.

El Ministerio del Interior (Mininter) comunicó que “la Policía Nacional del Perú (PNP) y la MML aún se encuentran en la fase de coordinaciones”.

Al respecto, el especialista en temas de transporte Lino de la Barrera indicó que esta es una buena oportunidad para que la Policía de Tránsito deje de dirigir la circulación de los vehículos y se encargue del control y cumplimiento de la ley. “La Municipalidad de Lima y el Mininter deberán tener una gestión de tránsito coordinada. Por ejemplo, hace unos años en la Av. Juan de Arona, en San Isidro, se estableció una ola verde; sin embargo, los policías cambiaban el ciclo de los semáforos de acuerdo a su criterio”, sostuvo.

El exjefe de la División de Prevención e Investigación de Accidentes de Tránsito de la PNP, coronel Franklin Barreto, indicó que el proyecto de las olas verdes representa una buena medida; sin embargo, cree que debe contar con presencia policial.

“La ola verde puede generar rapidez en avenidas donde no hay transporte público en gran dimensión. Pero cuando esto se lleva a vías como Arequipa o Javier Prado, donde sí hay, se necesita la presencia policial para velar por que los vehículos no se aglomeren y respeten la luz”, detalló.