Redacción EC

La banda que detonó un explosivo esta madrugada en una pollería de la corporación El Padrino ubicada en  ha extorsionado de manera sistemática al gerente general del negocio, Pedro Angulo Acevedo, desde hace semanas. Solo en el último mes, ha recibido 19 mensajes de texto e innumerables llamadas amenazantes desde un mismo número celular.

Fuentes consultadas por El Comercio confirmaron que la banda ha realizado todos estos contactos desde sectores entre los límites de Puente Piedra y Ancón. Esto permitiría deducir que la llamada salió del Penal de Piedras Gordas.

También pudo conocer que el celular ha sido utilizado para llamar en muchas oportunidades al Banco de Crédito (BCP).

“Pedro no tienes otra salida, la vida de toda tu familia depende de ti y de todas las personas de tu entorno”, se lee en uno de los mensajes. “Pedro, de ti depende vivir o morir”, escribió el sujeto en otro texto.

Esta conversación ocurrió esta mañana. El extorsionador asegura que volverá a atacar en caso de que no atiendan sus exigencias.

El Comercio también tuvo acceso a esta conversación telefónica en la cual el extorsionador no solo vuelve a amenazar a Angulo Acevedo, su familia y sus negocios, sino que asegura que cuenta con contactos infiltrados en el entorno del empresario de San Juan de Lurigancho.

AMENAZAS PREVIAS

Esta banda también ha tratado de contactar a los negocios que han sido objeto de los ataques más recientes. Pocos días antes, el extorsionador llamó a la tienda de electrodomésticos donde ayer en la noche estalló un explosivo que hirió a una niña de 7 años.

“Graba todo lo que te estoy diciendo. El próximo atentado ya no va a ser a tus propiedades, el próximo atentado va a ser un finado”, promete el sujeto sin remordimiento alguno.

Grabado desde el local de electrodomésticos ubicado en Mariscal Cáceres.

El Comercio contactó a la Divincri de San Juan de Lurigancho, la cual tiene a su cargo las investigaciones, y le informó antes de la publicación de esta nota toda la información que obtuvo a través de su investigación.

TRASCRIPCIÓN DEL AUDIO

Extorsionador (E): ¿Aló?

Víctima (V): Aló, te llamaba antes para tantear, porque quiero ver ahora… esta vaina… o sea, cuánto están pidiendo…

E: Escúchame, a mí llámame sólo para negociar. A mí que me llame Pedro, que yo conozco su voz y los punteros que tengo en su entorno, perfectamente yo sé cómo se están desarrollando. Ábranse de la policía, porque lo único que van a hacer ustedes con su respuesta negativa y con su sobonería solo van a lograr que sigan habiendo atentados, y luego ya no van a ser solo atentados.

V: Pero queremos saber cómo hacer para velar por nuestra seguridad también, tenemos que velar por nosotros…

E: No, no, no, acá yo tengo mi organización. Yo quiero conversar con Pedro de negocios, nada más. Yo no voy a conversar con ningún intermediario. Voy a conversar con Pedro directamente, ni con ‘Chiquito’, ni con Rubén voy a conversar. Yo quiero conversar con Pedro porque, sino, en las próximas horas va a tener otro atentado. ¿Correcto? ¿He sido claro?

V: Pero queremos saber cómo es, para poder avanzar en algo, saber cómo llamar…

E: ¿Quién eres tú?

V: Un contacto, pero no te puedo decir tampoco, pues.

E: ¿Quién eres tú?

V: Soy un contacto suyo, pero no te puedo decir tampoco.

E: Ya, escúchame, es lo que te estoy diciendo, nosotros vamos a sentarnos a negociar como personas inteligentes que somos. Pedro no tiene otra salida más que negociar con esta organización, estamos por todos lados. Nosotros los estamos viendo a ustedes y ustedes no nos están viendo. Sabemos todo sobre Pedro y queremos llegar a una negociación para respaldarle y darle seguridad a todos sus negocios. Yo quiero que me llame Pedro.

V: Acá estamos juntando también, y luego pasarte toda la vaina pero quería saber cómo puedo contactarte, ¿por aquí nomás?

E: Por acá nomás, por acá nomás pero que me llame Pedro, yo quiero conversar con Pedro, ¿Correcto? (cuelga).