Astrid Gutsche del restaurante Astrid y Gastón. Este amplio local es uno de los pocos sitios de Lima para comer al aire libre. Fotos: Lucero del Castillo para El Comercio/ Astrid & Gastón en Facebook.
Astrid Gutsche del restaurante Astrid y Gastón. Este amplio local es uno de los pocos sitios de Lima para comer al aire libre. Fotos: Lucero del Castillo para El Comercio/ Astrid & Gastón en Facebook.
Catherine Contreras

A mí nada me va a derrumbar lo que construí en tantos años”. La advertencia es directa y tajante, pero Astrid Gutsche la lanza con una carga tan positiva que sorprende. Alienta y alegra, en realidad, porque transmite esperanza para todo un sector, el gastronómico, que a estas alturas de la pandemia apuesta lo que queda a ganador. La dueña de Astrid & Gastón, el restaurante que fundara junto a Gastón Acurio hace 26 años, comparte así su percepción del momento que les ha tocado vivir. Hoy, sin embargo, ella ha cambiado el confinamiento en su hogar por el cuasi internamiento en Casa Moreyra, donde desde el 23 de julio se ha restablecido la atención al público, pero no en salón, sino en un ambiente diferente, abierto, lleno de luz natural y donde se respira libertad.