Las trece torres de Chankillo vistas desde el aire. Este lugar fue construido para determinar con exactitud el paso del tiempo. Foto: Edgar Asencios.
Las trece torres de Chankillo vistas desde el aire. Este lugar fue construido para determinar con exactitud el paso del tiempo. Foto: Edgar Asencios.
Redacción EC

Antes que cualquiera cultura en el mundo, lo hizo. Este observatorio, posiblemente el más antiguo del mundo, está en Áncash, Perú, a la espera del apoyo del Estado; que a su vez está puertas de celebrar el tan esperado Bicentenario. La declaró el lugar como Patrimonio Mundial este martes 27 de julio por la mañana.

LEE TAMBIÉN: El MUNA abre sus puertas: Así fue la inauguración del Museo Nacional de Arqueología | VIDEO

Si bien el turno para evaluar la postulación de Chankillo fue programado para el lunes 26 por la mañana (hora de Perú), este se postergó para el martes 27. Cuando llegó el momento de decidir si el sitio arqueológico nacional sería considerado Patrimonio Mundial, el ministro de Educación de China, Tian Xuejun, quien presidió la mesa, consultó si había objeciones u observaciones. No hubo ninguna.

Al no haber objeciones, Chankillo fue declarado de inmediato Patrimonio Mundial, con lo cual la Unesco felicitó al Perú. Entonces apareció un video donde el ministro de cultura, Alejandro Neyra, dijo que el nombramiento del observatorio “contribuye a fortalecer la identidad nacional”.

Chankillo
El observatorio de Chankillo ha sido declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. (Fuente: El Comercio)

La inscripción del Complejo Arqueoastronómico de Chankillo como Patrimonio Mundial contribuye a fortalecer nuestra identidad nacional y ratifica nuestro compromiso con la protección y gestión sostenible de nuestro patrimonio cultural y natural”, dijo.

Los antecedentes al nombramiento

La transmisión de la sesión de la Unesco para nombrar a Chankillo como Patrimonio Mundial se desarrolló en directo por medio de YouTube.

Más sobre Chankillo

Ubicadas a 365 kilómetros de Lima, en la costa, las trece torres de Chankillo son un preciso observatorio con el que los antiguos habitantes de la zona construyeron, aproximadamente, 245 años antes de Cristo. Casi cinco décadas después, el lugar fue abandonado luego de un ataque. Pero resistió.

Las investigaciones indican que, además de ser un observatorio, Chankillo también fue un centro ceremonial. Se sabe que varias sociedades podrían haber ocupado este centro, además de los que construyeron el lugar. Por lo pronto, se espera que con el eventual nombramiento de la Unesco Chankillo obtenga los recursos del Estado para preservarse y atraer turistas. El Estado, dice Iván Ghezzi, principal investigador de Chankillo, no ha invertido en este centro.

Tenemos una idea de un circuito turístico por lo tanto hay áreas que deben se restauradas para que el público las pueda disfrutar. Se necesita un trabajo de conservación, restauración e instalación de infraestructura”, contó Ghezzi en entrevista con El Comercio.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS