Bobby Fischer jugando en 1971 en Buenos Aires. (Foto: AFP)
Bobby Fischer jugando en 1971 en Buenos Aires. (Foto: AFP)
Rodrigo Moreno Herrera

Pocos eventos deportivos han concitado tanta atención como el legendario match por el título mundial de ajedrez disputado por Bobby Fischer y Boris Spassky en 1972. La carga política detrás del enfrentamiento cautivó a miles de personas en todo el mundo debido a que cada jugador representaba a una ideología distinta: el estadounidense Fischer era el abanderado del bloque occidental capitalista, mientras que el soviético Spassky lo era del bloque oriental comunista.