El enfrentamiento final con Pennywise difiere entre la película y la novela original. (Foto: New Line Cinema)
El enfrentamiento final con Pennywise difiere entre la película y la novela original. (Foto: New Line Cinema)

Luego de “” (2017), se esperaba esta continuación, que da por finalizada la adaptación del célebre libro de Stephen King. Se mantiene el mismo equipo detrás y frente a cámaras. Una de las diferencias, sin embargo, tiene que ver con el elenco, ya que la historia ahora se sitúa en el nuevo milenio, con los niños del primer capítulo convertidos en cuarentones problemáticos y desperdigados por diferentes ciudades de Estados Unidos.

Este capítulo 2 comienza con una llamada telefónica de Mike Halon (Isaiah Mustafa), el único que se quedó en Derry, un pequeño condado de Maine. Mike llama a todos los integrantes de Los Perdedores, banda que incluye a Beverly (Jessica Chastain), la chica del grupo, pero también a los otros, entre los que destaca el tartamudo Bill (James McAvoy), el exgordito Ben (Jay Ryan), y el chistoso Richie (Bill Hader).

Como no podía ser de otra manera, se trata de una llamada marcada por la tragedia: los amigos de Derry deben cumplir su promesa de hacer frente al payaso Pennywise (Bill Bill Skarsgård). Este monstruoso personaje, alimentado por los miedos de Los Perdedores, ha regresado al pueblo. El guion, una adaptación de Gary Dauberman, tiene un buen arranque con este intrigante reencuentro, por cierto, marcado por más de un acontecimiento siniestro.

No obstante esta primera media hora, donde el director Andy Muschietti luce una imaginería visual sofisticada y surrealista –en eso ayuda el diseño artístico que usa globos rojos, así como las miradas dislocadas y dientes afilados del payaso–, los problemas empiezan a notarse. Uno de ellos, quizá el principal, tiene que ver con la cantidad de temas, subtramas y personajes que la cinta pretende abarcar.
El grupo de amigos reencontrados nunca despliega bien su amistad, ni siquiera sus personalidades. El recurso del ‘flashback’, donde el espectador observa una escena del pasado que explica un trauma del presente para cada integrante de la banda, nos remite a la película del 2017. El resultado es que pareciera que estamos en medio de dos películas diferentes, sin poder comprender y simpatizar bien con ninguna. 

El logro de “It” (2017) fue reconstruir la década de los ochenta en los suburbios norteamericanos. Pero, sobre todo, sugerir el horror en los momentos cotidianos, en esos rincones de sombra donde los adultos cumplían un rol monstruoso. De hecho, el maligno Pennywise era un símbolo, la metáfora alucinatoria de una realidad cotidiana. Y quizá eran, precisamente, las secuencias fantasiosas las más débiles del conjunto.

En esta extenuante “It: Capítulo 2” –de casi tres horas–, esta capacidad de penetrar en la psicología de los chicos, ha sido dejada de lado por un relato que no sabe incidir ni en el presente ni en el pasado. Si en el primer capítulo ganaba la sutileza, el uso del fuera de campo y la habilidad para envolver al espectador en una atmósfera grupal, en este “It: Capítulo 2” gana la ostentación, el golpe de efecto, el espectáculo fastuoso, la lógica de lo explícito y verboso.
Ni siquiera podemos decir que Muschietti armoniza bien los aspectos dramáticos y cómicos. Aquí, el personaje de Bill Hader resulta chirriante. Por otra parte, Jessica Chastain debía funcionar como un motivo romántico, algo que se intenta incorporar, de modo forzado, en el último tramo. “It: capítulo 2” tenía todo a su favor, y no hay dudas de que hace gala de gran pericia técnica con sus alambicadas secuencias psicodélicas. El problema es que el cine de horror también necesita sentimientos e ideas bien desarrolladas. Esta vez se ha querido abarcar todo, pero solo se ha podido reunir una serie de fragmentos, de retazos de lo que pudo ser una buena película.

AL DETALLE

Título original: “It: Chapter Two”
Género: horror, drama.
País: Estados Unidos/Canadá, 2019.
Director: Andy Muschietti.
Reparto: Jessica Chastain, James McAvoy, Bill Hader, Isaiah Mustafa, Bill Skarsgård.
Puntaje: 2/5

TAGS RELACIONADOS