"Sonic" intenta demostrar que las películas basadas en videojuegos no tienen que ser necesariamente terribles. (Foto: UIP)
"Sonic" intenta demostrar que las películas basadas en videojuegos no tienen que ser necesariamente terribles. (Foto: UIP)
Manuel Patiño

(Jeff Fowler, 2020) llegó a toda velocidad y hecho bolita a las salas de cines peruanas el jueves último, después de un largo retraso para corregir el diseño del popular erizo de Sega. Y para ser una película basada en un videojuego, no está tan mal.

Cuando el 2019 Paramount lanzó el primer trailer de Sonic, las alarmas se encendieron en el mundo. El diseño era terrible, bordeando el temido uncanny valley, que es ese espacio cuando un personaje de ficción se convierte en live-action, pero no es ni caricatura ni realista. Como se dice en internet, era cringe. Por suerte, y postergó el estreno para brindarnos un Sonic más adorable y divertido que la propuesta original.

Fowler, nominado al Oscar por su corto animado Gopher Broke en 2004, debuta como director en la pantalla grande con la mascota insignia de Sega, en una película que apunta a los seguidores del puercoespín y a un público familiar.

El primer diseño de Sonic bordeaba el 'uncanny valley'. Solo miren esos dientes... (Fuente: Paramount)
El primer diseño de Sonic bordeaba el 'uncanny valley'. Solo miren esos dientes... (Fuente: Paramount)

LA TRAMA

Sonic (Ben Schwartz en inglés, Luisito Comunica en doblaje latino) es un alien travieso que corre muy rápido y tuvo que escapar a la Tierra para salvar su vida. Aquí pasaron como 10 años y creció hasta volverse un erizo adolescente. Como permanece escondido, se siente bastante solo y, al verse perseguido por el Dr. Robotnik/Eggman (Jim Carrey), decide acudir al sheriff de Green Hills, Tom Wachowski (James Marsden).

Siendo honestos, si no sabes nada de Sonic o nunca has jugado alguno de sus títulos, probablemente la cinta te parezca aburrida. El filme es un cliché andante, muy previsible, y no es nada del otro mundo. Sin embargo, tiene algunas escenas cómicas bien logradas. Y, dentro de todo, no está mal hecha.

UNA PELÍCULA CON CORAZÓN

Los videojuegos suelen ofrecernos historias cautivantes (los buenos, al menos) y un alto nivel de interacción. Pero la mayoría de intentos de adaptar un juego al cine han sido desastrosos. Por fortuna, recientes filmes como “Detective Pikachu”, “Tomb Raider” y, ahora, “Sonic: The Hedgehog”, apuntan (con éxito o no) a romper el estereotipo de que videojuego hecho película es una desgracia.

Incluso recurriendo a clichés constantemente y sumar varios vacíos en la trama, Fowler intenta profundizar en la relación de Sonic con Tom, además de proponer un arco para cada personaje.

Sonic, básicamente, es un adolescente hiperactivo que se siente solo y no halla un lugar en el mundo; y curiosamente, el erizo de CGI encuentra cierta química con el sheriff. Es cierto que el guion no es muy demandante con las actuaciones, pero las performances son bastante correctas y no hace ruido la interacción entre el puercoespín animado y los humanos.

Sonic, un erizo adolescente en un mundo de humanos. (Foto: UIP)
Sonic, un erizo adolescente en un mundo de humanos. (Foto: UIP)

Tampoco es que querer desarrollar un personaje garantice el éxito en una película de este tipo. Sobre todo porque los videojuegos tienen un requisito adicional: la fidelidad al material original.

Aquí sí que hicieron su tarea. Las referencias se encuentran por doquier. Desde el pueblo “Green Hills”, nombre de un clásico nivel del juego, hasta los elementos del mismo: los anillos, que el erizo se enrolle para atacar o la personalidad exagerada de Robotnik. Todo está presente para ser desmenuzado por los fanáticos más acérrimos de la saga.

OTRA VEZ JIM CARREY

Como siempre, Jim Carrey se merece un párrafo aparte. El actor canadiense regresa a sus papeles noventeros para interpretar al excéntrico Dr. Robotnik o Eggman, como lo llama Sonic.

Podrán amarlo u odiarlo, pero el tipo se hace notar. Eggman es un personaje bastante over-the-top, quien no va a esperar y mandar a sus lacayos a conquistar el mundo, sino que lo hará en persona y con robots. La personalidad que le imprime Carrey se acerca bastante al Acertijo de “Batman Forever” (1995).

Jim Carrey siendo Jim Carrey. (Foto: UIP)
Jim Carrey siendo Jim Carrey. (Foto: UIP)

Hay dos maneras de tomar los eventos relacionados con Robotnik: literal o como un mal chiste y seguirle la corriente. Me explico: se trata de un científico medio loco que trabaja con el gobierno para atrapar a Sonic, y esta premisa misma deja varias preguntas sin respuesta. Sin embargo, las situaciones de Robotnik son tan sui generis que tomarlo a la ligera puede que le haga un favor a la película.

¿Vale la pena ver Sonic: The Hedgehog? Si has crecido con los videojuegos, eres fan o no te molesta una película sencilla, como para pasar el rato, pues sí, mírala pronto. De lo contrario, a lo mejor le convenga esperar a los descuentos para comprar entrada.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEOS RELACIONADOS

“Sonic” - tráiler

¡No te puedes perder el tráiler de la película “Sonic, la película”!

“Sonic” y sus adataciones

Sonic: Todas las adaptaciones del popular erizo de Sega a la televisión y el cine