Redacción EC

Mario Vargas Llosa, en medio de aplausos de un auditorio cautivo, exhortó al inaugurar la 27ma edición de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, a evitar que las computadoras asuman el trabajo del hombre de inventar, contar historias y hacer libros, lo que han marcado a lo largo de los siglos el desarrollo de la humanidad.

Dejar que las computadoras inventen historias es "regresar a la época de las cavernas porque eso es lo que pasaría si al desaparecer la ficción hecha por los humanos...fueran las máquinas, que siempre son sometidas a un poder humano, (las que) introdujeran la ficción artificial a través de cerebros artificiales que con la apariencia del progreso reintroducirían nuevas formas de esclavitud", dijo Vargas Llosa.

"Si queremos que en el futuro haya nuevos Macondos, si queremos que en el futuro haya soñadores como un Gabriel García Márquez o como un Julio Cortázar, o como un Jorge Luis Borges, el quehacer de crear historias e inventarlas debe ser un quehacer nuestro", añadió el ganador del Nobel de Literatura en el 2010.

"Los robots en su lugar y los hombres y las mujeres en el suyo", aseguró el escritor peruano al hablar en el acto inaugural de la FilBo, y en el que estuvo precedido en la palabra por discurso de los presidentes Juan Manuel Santos y el peruano Ollanta Humala, cuyo país es el invitado de esta nueva edición de la feria.

Vargas Llosa, de 78 años, explicó ante un auditorio que le recibió con aplausos y los repitió de pie al final de su intervención, que la idea de que su oficio, el de inventar y contar historias, fuera asumido por computadoras le nació en su reciente visita a Caracas, donde estuvo cinco días y le presentaron a un hombre quien, según contó, le dijo que "la inteligencia artificial ya ha alcanzado la inteligencia humana, dentro de cinco años las novelas no las escribirán los novelistas, sino las computadoras".

"Me lo decía con alegría y con una exaltación que a mí me puso los pelos de punta", fue contando Vargas Llosa para decir que al final de su visita a Caracas, de donde llegó a Bogotá el domingo por la noche, se encontró de nuevo a ese hombre "cuyo nombre no recuerdo".

En ese último encuentro, aseguró Vargas Llosa, el hombre le lanzó "otra de sus truculentas profecías: dentro de 10 años el premio Nobel de Literatura lo recibirá no un ser humano, sino una computadora".

Pero, añadió Vargas Llosa, "tengo la esperanza de que los jóvenes bogotanos, colombianos, latinoamericanos, españoles, del futuro, no permitan que las máquinas, que el cerebro artificial, que los robots nos arrebaten el quehacer fundamental de crear historias, de inventar mundos distintos".

El escritor, que permanecerá en Bogotá hasta el 2 de mayo, invitó a acudir a la FilBo, que se extiende hasta el próximo 12 de mayo y se realiza en el Centro Internacional de Negocios y Exposiciones de Bogotá (Corferias), un vasto espacio de 150.000 metros cuadrados en el oeste de la ciudad.

EL DATO

Perú es el país invitado de la importante feria colombiana. El país exhibirá y pondrá a la venta en la Feria -- que se realiza anualmente desde 1988-- más de 15 mil volúmenes de 1.149 títulos publicados, de acuerdo con la FilBo. Por su parte Colombia estará presente con más de 200 escritores colombianos y 420 distintos expositores, según la Feria.