Peruanos en vitrina en la Feria del Libro de Bogotá 2014
Peruanos en vitrina en la Feria del Libro de Bogotá 2014
Redacción EC

Dos son los temas en los que se ha centrado la notoria presencia del Perú en la Feria del Libro de Bogotá (Filbo). Uno de ellos es el panorama de la narrativa peruana y el otro es la memoria como recurso cultural.

Sobre el panorama para los escritores peruanos, hubo conversatorios para intentar explicar por qué el Perú vive un –se puede decir– buen momento en las letras. En uno de ellos participaron Gabriela Wiener y Santiago Roncagliolo; ambos migraron a España –ella a Barcelona, él a Madrid– años atrás, cuando ese era el destino para quien quisiera vivir de escribir.

Wiener, que hoy presentará su nuevo libro “Llamada perdida”, comentó que cuando llegó a España en el 2003 “los quioscos estaban llenos de periódicos, había una oportunidad de vivir de esto”. Roncagliolo agregó: “Ahora la industria de la literatura en América Latina crece mucho, mientras que la de España está cayendo cada vez más”.

Para el autor de “Abril rojo”, la mejor señal de que algo grande y nuevo está ocurriendo es la presencia de varios escritores jóvenes reunidos en la Filbo, como Carlos Yushimito, Jeremías Gamboa, Jerónimo Pimentel y Daniel Alarcón, entre otros, además de la propia Wiener. “Amigos míos me comentan lo bien que es vista desde afuera esta etapa en el Perú, donde tenemos a Mario Vargas Llosa como una suerte de capitán del equipo”, comentó.

PAÍSES CON MEMORIA
Lo mencionó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la inauguración de la Filbo: ambos países tienen una memoria histórica que compartir. Y llama favorablemente la atención la presencia de elementos relacionados al conflicto interno que vivió el Perú: la muestra fotográfica “Yuyanapaq” y el proyecto La Chalina de la Esperanza, así como la presencia de Lurgio Gavilán, autor de “Memorias de un soldado desconocido”.

También sobre la memoria histórica versó el conversatorio entre Mario Vargas Llosa y Juan Gabriel Vásquez, escritor colombiano y premio Alfaguara 2011 por su novela “El ruido de las cosas al caer”, que se desarrolla en la Colombia del narcotráfico y el terrorismo. Porque si los escritores peruanos y colombianos pueden sentarse a hablar de algo en común es de sus heridas de guerra. 

EL DATO
ASÍ ES MI PERÚ
En el segundo día de feria hubo marinera limeña y resbalosa. En la inauguración la danza fue de las pallas de Corongo.