A la izquierda, Mariano Bolognesi con su uniforme de Estado Mayor. Al centro, la portada de la primera edición de su manual sobre el arte de la guerra, editado en 1880. A la derecha, cuadro del héroe Francisco Bolognesi en las instalaciones del Ministerio de Defensa. (Fotos: Archivo Histórico de Ana María Bolognesi/ INEHPA/ Alessandro Currarino para El Comercio)
A la izquierda, Mariano Bolognesi con su uniforme de Estado Mayor. Al centro, la portada de la primera edición de su manual sobre el arte de la guerra, editado en 1880. A la derecha, cuadro del héroe Francisco Bolognesi en las instalaciones del Ministerio de Defensa. (Fotos: Archivo Histórico de Ana María Bolognesi/ INEHPA/ Alessandro Currarino para El Comercio)
Karina Villalba

Mariano Bolognesi nació en Arequipa, en febrero de 1826, 10 años después de ; y así como él, se unió al Ejército Peruano donde alcanzó el grado de coronel de artillería.

Lee también: Francisco Bolognesi, baluarte de honor y grandeza

Sin embargo, Mariano dejó las armas en los años previos a la guerra y dedicó su vida a la pedagogía y a la música. “Fue compositor, director de la Academia de Música, tuvo una escuela de música en su domicilio, escribió sobre alfabetización. Fue un visionario. En sus informes dice: ‘Esto debe ser para hombres y mujeres por igual’. Un gran personaje multifacético”, comenta el investigador Luis Enrique Cam, quien ha revisado su historia y su obra.

"La Marquesa de Liliput", obra para piano de Mariano Bolognesi creada expresamente para manos pequeñas, 1876. (Foto: Biblioteca Nacional de Francia)
"La Marquesa de Liliput", obra para piano de Mariano Bolognesi creada expresamente para manos pequeñas, 1876. (Foto: Biblioteca Nacional de Francia)

El especialista cuenta también que, cuando estalla la Guerra del Pacífico, Mariano Bolognesi se reintegró al Ejército. No fue destacado al sur, sino a una batería en El Callao. “Cuando empieza la campaña del sur, Mariano decide hacer una edición de un libro que ya había escrito en el año 1864, sobre ordenanzas militares (‘Prontuario de instrucción militar’). En la introducción de este segundo libro que tituló ‘Máximas, consejos e instrucciones sobre el arte de la guerra’, él tenía pensado hacer una suerte de manual que condensara todos los conocimientos necesarios para los oficiales que se incorporaran al Ejército. Entonces, como ya había empezado la guerra, él acelera este proyecto y saca el libro en 1880”, explica Cam.

La Batalla de Arica ocurrió el 7 de junio de 1880. Mariano imprime su segundo libro después de esa fecha, entre julio y diciembre. Cam detalla que este dato es importante porque, en el prólogo, Mariano Bolognesi incluye las épicas palabras que pronunció su hermano: “Hasta quemar el último cartucho”. Lo que confirma, según el investigador, que este sería el primer libro que acuña la célebre frase del héroe de la Batalla de Arica.

Mariano Bolognesi tenía estos dos libros para distribuirlos entre los oficiales de reserva que se habían incorporado al ejército, que estaban preparándose para la Defensa de Lima. Sin embargo, el gobierno vetó la distribución de ambos. “Lo que dice en su expediente militar es que se veta ‘por un decreto inconsulto de la dictadura’. El gobierno de turno (de Nicolás de Piérola) impidió la distribución de los libros”, agrega Cam.

Manual de guerra

‘Máximas, consejos e instrucciones sobre el arte de la guerra’ contenía en 134 páginas procedimientos que tenían que realizar los oficiales, información de todo lo que tenía que saber y hacer el oficial: cómo proceder si quiere hacer marchas con el Ejército, qué medidas preventivas debe tomar, cómo llevar nuestra caballería, cómo actuar si se encuentra en una emboscada o cómo debe llevar la alimentación del batallón”, prosigue el editor.

En total fueron 600 ejemplares de cada título que no pudieron ser distribuidos. Mariano Bolognesi los conservó en su casa hasta el fin de la guerra y luego, nuevamente intentó entregarlos al Ejército, que por entonces se estaba reorganizando. “Un comité analizó el contenido y resolvió que el libro ‘Prontuario de instrucción militar’ ya no era vigente, porque las ordenanzas militares habían cambiado. Pero el de ‘Máximas, consejos e instrucciones sobre el arte de la guerra’ sí tuvo la aprobación del comité que consideró que se trataba de ‘un libro con información útil para los oficiales’. Sin embargo, según el informe, el comité decidió que era mejor que lo compre cada uno de los oficiales y no el Ejército”. Después de unos años, Mariano obsequió los libros a la Guardia Nacional, que se encargaba del orden interno que acepta “el donativo patriótico”, como aparece en su expediente militar.

Para Luis Cam, este libro que estuvo oculto durante la guerra pudo haber sido de gran utilidad cuando más se necesitaba, especialmente en la Defensa de Lima y toda la Campaña de la Breña. “El libro estaba hecho para el personal de reserva, para aquellos civiles que tuvieron que adherirse a la causa por la situación bélica que se vivía en el país por entonces”. Ese era el espíritu del libro que el propio Mariano Bolognesi destacó en su prólogo: “Ojalá que mi trabajo, que no es otro que el de simple traductor y compilador, pueda ser útil en algo, no solo a la numerosa y patriota juventud que hoy se apresura a tomar las armas en defensa de la patria, sino a aquellas personas que, sin pertenecer a la carrera, desean con ciertas luces juzgar de lo que en el día nos preocupa justamente a todos, es decir: la guerra, hasta quemar el último cartucho u obtener amplia satisfacción”.

Luis Enrique Cam decidió esta reedición a raíz de que le entregaron el libro “Prontuario de instrucción militar”. Investigando llegó al segundo título de Bolognesi, que tuvo que completar en los archivos de la Biblioteca Nacional y en el archivo del Instituto de Estudios Históricos del Pacífico.

Portada del libro que escribió Mariano Bolognesi sobre ordenanzas militares, 1864. (Foto: Archivo privado)
Portada del libro que escribió Mariano Bolognesi sobre ordenanzas militares, 1864. (Foto: Archivo privado)

El interés en reeditar este trabajo, además del valor histórico, es dar pie a la reflexión. “Es como una pequeña historia que puede ser trasladada a los momentos presentes. Tantas cosas útiles que se hacen y se dejan inconclusas por motivos políticos. Y que llegan al público que lo necesita, pero pudiendo haber llegado antes”, apunta Luis Enrique Cam, también guionista y cineasta que dirigió el documental “Bolognesi: Tengo deberes sagrados que cumplir”.

Además, después de conocer los servicios que Mariano Bolognesi brindó a la patria, no solo en los campos de batalla sino también en la vida civil, Luis Cam reclama el traslado de los restos mortales de Mariano a la Cripta de los Héroes, junto a los de su hermano Francisco. Porque héroe es también quien lucha por engrandecer a su país a través de la educación y el arte.

El dato:

El libro “Máximas, consejos e instrucciones sobre el arte de la guerra” reeditado por Luis Enrique Cam se publicará en julio bajo el sello del Centro de Desarrollo Editorial y de Contenidos. Esta nueva edición contiene un dossier fotográfico de Mariano Bolognesi, de sus familiares, de sus obras y ocho diagramas que no estaban incluidos en la primera publicación.

Te puede interesar


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más