Para Christian Yaipén cantar es una costumbre desde que tiene memoria. A los 5 años ganó su primer concurso y en el colegio era infaltable en las actuaciones (archivo del Grupo 5)
Para Christian Yaipén cantar es una costumbre desde que tiene memoria. A los 5 años ganó su primer concurso y en el colegio era infaltable en las actuaciones (archivo del Grupo 5)
Diana Mery Quiroz Galvan


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Si hay algo que define a , además del innegable talento musical que posee, es su carisma y el respeto que tiene hacia el público. Lo demostró con creces cuando tras un concierto agotador en Lima se quedó otras dos horas para cumplir con las fotos de rigor que una kilométrica cola de fans le solicitaba. La anécdota más significativa ocurrió con la última de la fila, quien emocionada le regaló un peluche que aún conserva. Dos días después de aquella noche, la misma joven le escribió por Instagram para mostrarle la imagen donde aparecían juntos. “Estaba tan borrosa que no se veía nada”, recuerda el cantante. Conmovido por la tristeza que embargaba a su interlocutora no solo la invitó a su próximo concierto sino que además la hizo subir al escenario, contó su historia y frente a todos le regaló el ‘selfie’ que ella tanto deseaba. Pequeños grandes gestos como este han ayudado a que el menor de los Yaipén se convierta en la voz favorita de la cumbia peruana.

LEE TAMBIÉN: Jimmy Santi: " Para mi carrera regresar al Perú fue lo peor que pude haber hecho” | FOTOS INÉDITAS

Pese a la difícil coyuntura por la que atraviesa el país, Christian y sus hermanos Elmer y Andy, han obtenido dos logros importantes para el durante el 2020. “Elmer vive”, el homenaje que anualmente le rinden a su padre y fundador de la agrupación, se convirtió en el concierto online con más conectados en el país. Fueron más de 40 mil personas quienes los siguieron en vivo. Por si fuera poco, las casi 50 millones de reproducciones en Spotify los erigieron como la orquesta de cumbia más escuchada del mundo.

A menos de un mes de haber lanzado el álbum recopilatorio “Llorar, llorar”, desde Monsefú, Chiclayo, donde este 31 de enero celebrarán los 48 años del grupo creado por Elmer Yaipén Uypán, el último de sus herederos nos concede una entrevista en la que recuerda algunos pasajes junto al hombre que le dio la vida, anuncia los nuevos proyectos del grupo y detalla los retos personales que lo aguardan.

Andy, Christian y Elmer Yaipén los herederos del 'Faraón de la cumbia', mantiene vigente al Grupo 5, tras 48 años de trayectoria.
Andy, Christian y Elmer Yaipén los herederos del 'Faraón de la cumbia', mantiene vigente al Grupo 5, tras 48 años de trayectoria.

Luego de “Llorar, Llorar”, ¿Qué está preparando el Grupo 5?

Después de grabar estas canciones que tuvieron su versión en vivo y que pegaron mucho pero no estaban grabadas en estudio como “Cambio mi corazón” o “Apostemos que me caso, hemos podido terminar otras muchas canciones. Pero es un tiempo difícil. Puedes lanzar un tema y por más bonito que sea se termina perdiendo. Tenemos grandes proyectos, pero pensamos lanzarlos más adelante.

Entonces sí hay un álbum inédito en proceso.

Sí, va a ser un álbum con invitados. Ya tenemos las canciones, pero aún no hemos grabado. En realidad la lista de invitados ya está lista, pero lo estamos manteniendo aún en reserva por cosas que podrían pasar, pero te puedo adelantar que es un álbum de 10 canciones y con la misma cantidad de invitados. Hay compositores peruanos, pero también está el compositor español Alejandro Jaén. La idea es ir proyectándonos y tener material para cuando todo el tema de la pandemia acabe y empezar a reactivarnos con fuerza. Debería salir a finales del 2021, pero depende de que llegue la vacuna.

Están a punto de cumplir 48 años. Tú formas parte de la agrupación desde hace 5 años. ¿Cómo evalúas tus primeros años en la orquesta?

En realidad ha sido un tiempo de muchos cambios, de ejecutar algunas locuras entre los hermanos que no sabíamos si iban a tener éxito o no, pero felizmente obtuvimos un buen resultado.

¿Cuáles, por ejemplo?

Creo que la principal fue ofrecerle al público el mismo show, el mismo escenario, las mismas luces, las mismas pantallas. No importaba donde vayamos, ya sea en Lima o en Chiclayo, la gente no esperaba que a cada ciudad en la que íbamos a tocar llegaran camiones del Grupo 5 con todo su equipo logístico. También hemos empezado a salir un poco más del país, a buscar otros mercados donde también gusta la cumbia. Fuimos a México, a Estados Unidos. Grabamos con Tony Succar, con Gian Marco, con Alberto Barros. Esto nos sumó mucho. Fuimos nombrados dos veces en Billlboard.

Pero ustedes ya viajaban a países como Chile, Argentina y España, por ejemplo.

Cada vez que salimos del país siempre nos sigue la colonia peruana, pero lo que ahora nos asombra es ver banderas ecuatorianas, colombianas, argentinas en nuestras giras por Europa. En You Tube tenemos nuestro concierto en Madrid en una plaza de toros con más de 7 mil personas. En Argentina está el del Teatro Gran Rex con más de 5 mil. Yo creo que la colonia peruana se ha encargado de contarle a sus amigos latinoamericanos sobre nosotros.

El aniversario del grupo es en enero, pocos días después de tu cumpleaños.

El 19 de enero cumplo 27 años. Es un mes especial para nosotros, pero por trabajo normalmente no solemos celebrar nuestro aniversario como agrupación, que es el 31. Postergamos, digamos la fiesta, pero en familia siempre hacemos un almuerzo en esa fecha e invitamos a los músicos junto a los suyos. Ahora con todo lo que está pasando, la verdad, no sé cómo será este aniversario o mi cumpleaños. Estoy acostumbrado a pasarla tocando y cantando.

En su cumpleaños número 3. Christian solo disfrutó a su padre hasta antes de cumplir los 6 años. Elmer Yaipén Uypán falleció en noviembre de 1999.
En su cumpleaños número 3. Christian solo disfrutó a su padre hasta antes de cumplir los 6 años. Elmer Yaipén Uypán falleció en noviembre de 1999.

También se acaban de cumplir 21 años de la muerte de tu padre. Aunque eras pequeño cuando murió, ¿cómo lo recuerdas?

Me dejó de cinco añitos. Te mentiría si te digo que tengo muchos recuerdos de mi padre. Tengo en mi cabeza fotografías con él. Me acuerdo cuando me enseñaba a cantar. Por él participé en un concurso para niños en Monsefú, recuerdo que hizo cambiar la tonalidad de la canción “Solito”, que es una cumbia, porque estaba hecha para su voz. Con ese cambio yo la pude cantar y cuando gané mi papá fue el más feliz. Me acuerdo también de la noche en que le canté para su cumpleaños junto a mi hermano Elmer. Ese fue el último cumpleaños que pudimos pasar en familia. Tengo otros recuerdos no tan claros, pero por mi familia sé que era su adoración. Yo nací 11 años después de mi último hermano. Ellos me cuentan que mi papá me llevaba a todos lados, que me subía al carro y yo era su copiloto.

¿Tienes memoria de tu primer contacto con la música?

Tengo un álbum de fotos donde aparezco cantando. Mi short tiene unos pasadores para amarrar en la cintura y yo los agarro como si fueran el micrófono, imagínate. Tengo dos años, por ahí. Dicen que ya desde muy niño palmoteaba la mesa y movía mis pies con ritmo.

Prácticamente tu primer respiro vino cargado de música.

Mi primer contacto profesional con ella fue como a los siete años. A esa edad grabé con el Grupo 5 la canción “Derecho a vivir”, un tema que habla sobre el aborto, pero desde la perspectiva del bebe, es muy linda. Pero antes de eso a mí siempre me hacían cantar en las actuaciones del colegio, en todas las celebraciones.

Christian es el primero de los Yaipén en cumplir el sueño de su padre: terminar la carrera en la prestigiosa Berklee College of Music de Boston. Hace 5 años que es integrante y primera voz del Grupo 5.
Christian es el primero de los Yaipén en cumplir el sueño de su padre: terminar la carrera en la prestigiosa Berklee College of Music de Boston. Hace 5 años que es integrante y primera voz del Grupo 5.

Hace un tiempo contaste que tu paso por el Berklee College of Music responde a un sueño que tu padre siempre tuvo. Cuéntanos esa historia.

En 1999, mi hermano Elmer estaba estudiando inglés porque en el 2000 un gran amigo de mi papá lo iba a llevar a Estados Unidos para que audicione. Mi padre murió unos meses antes de que esto ocurra, en noviembre de 1999. Entonces, Elmer, como cabeza de familia se tuvo que quedar a cargo de todo. Él se graduó del inglés y se preparó para la audición, pero por lo ocurrido no tuvo la chance de ir. Luego, después de muchos años, me enteré de lo ocurrido cuando estaba en quinto de secundaria buscando una universidad. Pensaba en irme a Colombia porque mi padrino es el ‘Chane’ Meza, hijo de Lizandro Meza. Así que le dije a mi hermano Elmer que me iba a Barranquilla a estudiar ingeniería de sonido, producción musical. Recién ahí fue que Elmer me contó y me dijo que averigüe sobre la escuela Berklee. Yo era tan malo con el inglés, me hubieran avisado un poquito antes, pero busqué información para saber qué era exactamente y quiénes habían estado ahí. Rápidamente me enamoré de esa universidad, me apliqué, viajé a Estados Unidos, hice mi audición y tuve la oportunidad de estudiar ahí. Y claro, mi hermano me dio la posibilidad de cumplir con el sueño que mi papá tenía para él.

¿Siempre tuviste claro que la música era tu destino o para ti existía algo más?

A mí siempre me gustó acompañar al grupo. Aun estando en el colegio, los viernes, sábados y domingos me iba con ellos. Pero ya cuando iba terminando la escuela mis hermanos me sentaron y me dijeron “por si acaso tienes que estudiar antes de ser parte del Grupo 5”. Yo estaba convencido de querer ser parte de la agrupación. Incluso antes de estudiar ya me encargaba del sonido de la agrupación. Aquí en Lambayeque, en la radio Zona 5 que tenemos, pasaba los conciertos después de grabarlos y hacía que suene bien por ese medio. Después, en Berklee aprendí muchísimas cosas.

¿Además de tu voz, qué otros aportes le has dado al grupo?

Cuando regreso de Estados Unidos lo hago para darle otro sonido al grupo y tratar de seguir creciendo. Gracias a mucho de lo que aprendí en la universidad y con amigos de aquí y allá hemos podido ir corrigiendo varias cosas del grupo y buscando un sonido único para nosotros. Es difícil escuchar otra orquesta que suene como el Grupo 5 porque tenemos nuestra propia esencia.

Durante la pandemia, el estudio que la familia Yaipén tiene en Chiclayo se convirtió en refugio del Grupo 5. Christian sueña con lanzar un disco solo con sus temas.
Durante la pandemia, el estudio que la familia Yaipén tiene en Chiclayo se convirtió en refugio del Grupo 5. Christian sueña con lanzar un disco solo con sus temas.

Dame algún ejemplo puntual de los cambios que impulsaste.

Recuerdo que en vivo sonábamos muy desordenados, como que todo estaba en otro lugar. Por eso empezamos a corregir toda la ejecución de músicos. En cuestión de orden el Grupo 5 en vivo suena muy similar a un disco. Es más, nos ha pasado, que a veces algunos piensan que estamos haciendo playback. Trato de llevar todo lo que usamos en un estudio de grabación a un concierto en vivo para entregar un show de calidad.

Con un sonido más limpio.

Nítido, limpio. Los músicos ejecutan todo el tiempo como si estuvieran grabando. En una grabación no puedes fallar. Es eso lo que logramos hacer y es también porque tenemos unos tremendos músicos, cantantes y equipo técnico. En realidad, todos ponemos de nuestra parte. Cambiamos muchas cosas, como el sistema de monitoreo para que los chicos tengan todo un equipo inalámbrico en los oídos y puedan entregar siempre calidad al público.

Estos cambios que comentas han requerido de una gran inversión…

La verdad, sí, pero no fue todo de golpe. Pero todo esto ha hecho que hoy en día nosotros tengamos el equipo más potente del país, el V&V audio technic, que es un equipo que importamos de Alemania. Y mira, cuando vienen artistas internacionales reconocidos al Perú, a veces nos llaman para pedir nuestro equipo como apoyo, pero nosotros no lo alquilamos ni lo prestamos. Somo el único grupo de cumbia que camina con ese equipo. Nos vamos preocupando por cada cosa que nos hace especial.

El Grupo 5 empezó tocando baladas. ¿Particularmente es un género que te atrae?

Definitivamente, porque durante mi crecimiento escuché las baladas del grupo siempre. Obviamente esas baladas son de los setentas. Al inicio se empezó con ellas porque era el género de moda. Luego ya mi papá va mutando hacia lo tropical, pero en ese trayecto va haciendo merengue, salsa, vallenato, de todo un poco. Se queda con la cumbia como género principal, pero mi papá tenía algo especial. En cada disco que lanzaba si, por ejemplo, eran 10 canciones, ocho de ellas eran cumbias, pero también grababa una salsa y un merengue.

¿Ustedes mantienen esa versatilidad musical?

Nosotros siempre estamos abiertos a hacer de todo un poco. Por eso, en nuestro penúltimo disco incluimos una salsa con César Vega. Hemos grabado un vallenato que es “La ceiba”. Últimamente andamos trabajando en diferentes ritmos y nuevos sonidos.

¿Serán parte del próximo disco?

Vamos a fusionar. En cuanto al tema de invitaciones no podemos hacer cantar la cumbia del Grupo 5 a quien canta reguetón. Cada uno pone su granito de arena. Igual pasó con el maestro Felipe Peláez de Colombia con quien hicimos un trabajo. Él le metió vallenato y nosotros cumbia peruana. Esas fusiones son muy ricas sonoramente, es refrescante. Hace poquito hicimos un feat con Agua Marina y a pesar de que también es cumbia, ellos escogieron sus sonidos especiales. Es alucinante compartir con diferentes géneros o con el mismo porque cada uno tiene una esencia. Somos un país que nos encanta escuchar de todo un poco, pero en una fiesta nunca falta la cumbia. Somos muy bailadores.

¿Han pensado en fusiones con ritmos peruanos?

Hicimos hace poco el Mix Valentina con la maestra Eva Ayllón y disfrutamos el toque especial peruano. Eso nos dejó la gran enseñanza de que tenemos que seguir haciendo cosas así. Combinar una marinera con una cumbia, ¿por qué no hacerlo?

Ahora que se ha abierto la posibilidad de volver a los conciertos presenciales con aforo reducido, ¿han pensado ya en esa posibilidad?

Estamos golpeados con muertes de familiares nuestros y del grupo. No podemos dar conciertos sin vacuna. El público que nos sigue es masivo y, la verdad, tenemos mucho miedo aún. Queremos que esto pase para volver a la cancha con seguridad y sobre todo llegar para disfrutar no para estar asustados pensando en que nos podemos contagiar. Los conciertos virtuales todavía tiene para rato y creo que es lo más indicado.

¿Cómo les ha ido con los conciertos pago?

No es lo mismo que un concierto gratuito porque debido a la coyuntura no todos pueden acceder a una entrada. Pero armar el escenario, las pantallas, luces, toda la logística, los pasajes en avión, sumas todo eso y hay un gasto bastante grande que asumir. No podemos hacer todo gratis. Aun así hemos hecho varios shows libres durante el año. Nuestro público sabe y aprecia que le hagamos estos regalos. Sin embargo, hay fechas importantes para los músicos como Año Nuevo y aunque sabemos que el público no será igual que el de un concierto gratuito, puede llegar hasta 5 mil personas.

Este año Christian Yaipén ha sido elegido por el público, en diversas emisoras y programas de televisión, como la mejor voz de la cumbia.
Este año Christian Yaipén ha sido elegido por el público, en diversas emisoras y programas de televisión, como la mejor voz de la cumbia.

¿Es rentable hacer un concierto vía streaming?

Para el Grupo 5, gracias a Dios, sí. Aunque no todos han sido con mucho éxito. Tuvimos uno muy bajo, pero son las consecuencias de haber sido los primeros en salir en buscar trabajo. Ya tenemos una buena plataforma con quien trabajar, un buen equipo de streaming. Eso lo aprendimos chocando. Ya hemos hecho cinco conciertos pagados en estas condiciones.

¿Te has animado a componer algún tema?

A mí me encanta producir y también hacer un poquito de letras o corregir las que nos mandan. Con quien me encierro es con Elmer. Nos entendemos mucho. He tenido participación en los arreglos musicales de algunos temas y soy el creador de las intros que dan pie a las canciones cuando tocamos. Por ejemplo esa que dice “ustedes saben que cuando uno está enamorado y es correspondido todo marcha bien. Pero cuando no, en medio de la locura uno dice: quisiera cambiar mi corazón”.

Entonces las composiciones son algo aún pendiente.

Me gustaría hacer un disco con canciones mías. Tengo ya como tres canciones que le gustan a Elmer, pero quiero grabarlas todas en un disco que sea completamente de mi autoría, pero siempre como parte del Grupo 5.

¿Tienes algún otro proyecto personal?

Personalmente no esperaba tanto cariño de la gente. Respecto a proyectos me gustaría hacer un poquito de teatro, estudiar algo de actuación. Acabo de ser invitado para participar próximamente en un programa de Radio Nueva Q, que tiene señal nacional. Se va a llamar “Cumbia con Christian Yaipén”. Son cosas que estaban dentro de mis sueños y que últimamente se están dando. De repente es por los logros conseguidos a pesar de la pandemia, por eso tratamos de hacer siempre cosas nuevas para que el público nos siga escuchando y queriendo.

El Grupo 5 es una orquesta familiar, ¿hay algún otro miembro del clan que ya se está perfilando en la música?

Sí, invito a todos a que escuchen la producción que grabamos del Elmer Vive 2020, homenaje a mi papá. Empieza con una canción que canta Elmercito Rafael, el hijo de mi hermano Elmer. Ahorita es la sensación, porque la gente no puede creer que un niño cante tan bien una cumbia con tan solo siete añitos. Tiene muy buena voz y es rápido para la música. Es un nuevo artista que nace.

VIDEO RELACIONADO

Christian Yaipén canta “Valicha” en quechua

Christian Yaipén canta "Valicha" en quechua
Christian Yaipén canta "Valicha" en quechua


TE PUEDE INTERESAR