Sonia del Águila

Cuando y Leonel García de Sin bandera se separan, el cantautor argentino decide ir tras aquellos sueños personales, pendientes, que tenía acumulados “en un cajón”. Recorre diversos escenarios: viaja Abbey Road y visita los estudios de The Beatles, banda con la que su excompañero no comulgaba. Incursiona en ´realities´de TV, como “La Voz Perú”; y se involucra en nuevos proyectos musicales, como la versión en salsa de “Leave the door open” que grabó junto a y Jean Rodríguez, hermano de Luis Fonsi.

LEE TAMBIÉN: Sin Bandera cautivó en Viña del Mar con su espíritu romántico

La invitación de Tony y Jaen para esta canción, me llena de honra y alegría. No conocía a Tony, pero, obviamente, sabía que estaba involucrado en ese homenaje a Michael Jackson, que me voló la cabeza. Además, soy fan de Bruno Mars, Anderson Paak y Silk Sonic desde mucho antes de que sacaran Leave the door open’. Estoy muy emocionado, ya tengo ganas de cantar esta versión en vivo”, asiente el intérprete de “Entra en mi vida” y “Te vi venir”.

Noel Schjarkis, Tony Succar y Jean Rodríguez, responsables de la versión en salsa de “Leave the door open”.
Noel Schjarkis, Tony Succar y Jean Rodríguez, responsables de la versión en salsa de “Leave the door open”.

Cuando Nahuel Schajris Rodríguez, nombre real del artista argentino, recibió la propuesta para integrar el nuevo proyecto musical del peruano dos veces ganador del Grammy Latino, formaba parte de la tercera temporada del programa de Televisa “Quién es la máscara”.

Noel Schajris

Cuando le puse la voz a la canción estaba en un programa mexicano, haciendo pelotudeces, era el Sapo (risas). En los cortes comerciales aprovechaba para ir al estudio a grabar, no sabes cuánto me costó, qué barbaridad, es una de las canciones más difíciles que he grabado en mi vida porque Bruno Mars canta agudito y como es una salsa, Tony le subió el tempo arriba. Además, Jean es un cantante excepcional y canta en inglés perfecto. Estar a la par en el idioma fue un desafío para mí, al principio me costó mucho. Ya estando juntos fluimos, tomé más confianza por amor propio y vergüenza (risas). Hasta puse mi aporte”, enfatiza el músico argentino.

—¿Qué aporte le pusiste?

Le dije a Jean que hagamos rítmicas locales en la parte que empieza en español, cuando dice: “Voy a dejar la puerta abierta”. Con ese aporte decimos: “Aquí está Argentina, Perú, Puerto Rico, México, Latinoamérica, la salsa...

—No es la primera que cantas en este género, grabaste “Momentos” con Víctor Manuelle y, con Sin bandera, una versión en salsa de “Entra en mi vida”.

Víctor es como un hermano precioso, una amistad que la vida me regaló, en Puerto Rico tengo muchos amigos; pero en esta oportunidad, grabar con Jean y Tony ha sido enriquecedor, aprendí muchísimo.

—¿Este tema formará parte de alguna próxima producción?

Creo que vamos a tener que hacer algo porque está buenísimo, tendremos que inventarnos unas tres o cuatro canciones más.

—¿Cómo asumes el reto de formar parte de “La Voz Perú” como coach junto a Christian Yaipén, Eva Ayllón y Daniela Darcourt?

Estoy increíblemente honrado de conocer un poco más de la cultura peruana. Ahora sé que hay un lugar que se llama Tarapoto y que cada vez que uno dice Callao, hay que decir ‘Chim Pum’. Estoy sorprendido con el talento, carisma y belleza de Daniela, también con la fuerza y vitalidad que emana la maestra, Eva. Es una institución. Christian me sorprendió, me mostró una foto de hace diez años, en la que aparecemos juntos. Yo no me acordaba. Es lindo lo que pasa con la música en Perú, hay mucha diversidad y un cariño por los estilos de música que no se da en todas partes de Latinoamérica.

—¿Hay planes para volver a grabar con Gian Marco Zignago?

Hemos pasado momentos imborrables juntos, hemos compuesto muchas canciones, es como un hermano, vivimos en Los Ángeles, relativamente cerca, a escasos minutos, es común vernos dos o tres veces al año y compartir un momento. “Si me tenías” es una canción muy linda que hicimos junto a Claudia Brant. Hemos hecho varias cosas juntos y, sí, probablemente hagamos algo más. Sería bonito.

—Tu carrera en solitario te ha permitido explorar nuevos escenarios, otros géneros, compartir con Maluma, Camila Cabello... ¿Cómo vives esta etapa como solista?

Estoy empezando a producir más, con mi disquera Dynamo Productions, estoy apoyando la carrera de otros artistas, hay un peruano que se llama Johnny Lau, que es uno de los mejores cantantes que he escuchado últimamente. Estoy en un momento en el que me divierto, sigo creyendo en el vinilo, en el cassette. Más que nunca quiero hacer música y no estar preocupado por los números.

—Cuando te separaste de León dijiste que luego de muchos años de trabajo juntos quedaba “un cajón lleno de sueños más personales”. ¿Estás cumpliendo esos sueños?

Sí, totalmente, hay que atreverse a vivirlos, visualizarlos, trabajar por ellos, y esperar esa especie de organización cósmica que te da Dios y el Universo. Cuando visualizas y decretas cosas suceden totalmente.

—”Mi presente”, tu último álbum como solista, es un disco catártico, en el que parece que no te has puesto límites. ¿Qué representa para tu carrera?

Es muy importante, fue precioso, en plena pandemia me permitió grabar canciones que nunca habían sido grabadas, rescatarlas y darles voz en el presente. Fue muy loco, participaron infinidad de compañeros coautores. Hace unos días, en las audiciones a ciegas de “La Voz Perú”, un chico que no quedó, me emocionó mucho porque me dijo que su sueño era conocerme y cantar conmigo “Infinitamente tuyo” (tema de su último disco).

—¿“Frecuencia”, el nuevo disco que marca un nuevo reencuentro de “Sin bandera”, para celebrar dos décadas, mantendrá el estilo del dúo?

Totalmente, creemos mucho en lo que hacemos desde hace 20 años, es como recomenzar de nuevo, y este disco que se estrena el 6 de mayo tenía que ser más Sin bandera que nunca. Se siente como ese primer disco del 2001, es como recomenzar una etapa de 20 años con diez canciones. El amor más que nunca estará presente y lo que nos identifica: estas voces que cantan como una sola voz. Preparen los pañuelos, Sin bandera forever.

—¿Qué representa este dúo en tu vida?

Es el motor para muchas otras cosas que podemos hacer tanto Leo como yo, es una energía musical única que ya cumplió 20 años con el público y las canciones siguen vivas. Han logrado pasar la prueba del tiempo. El disco como proyecto es una belleza y creo que si Dios quiere va a lanzar una nueva etapa.

Noel Schjarkis asegura que el nuevo disco de Sin bandera, que se estrena este 6 de mayo, se siente como ese primer disco del 2001.
Noel Schjarkis asegura que el nuevo disco de Sin bandera, que se estrena este 6 de mayo, se siente como ese primer disco del 2001.

TONY SUCCAR

“Leave the door open” en versión salsa es el primer tema del 2022 de Tony Succar, ganador más joven del Latin Grammy como Productor del Año y Mejor Álbum de Salsa y con una nominación este año al Grammy americano.

Jean y Noel tienen un virtuosismo equiparable al de Bruno Mars y Anderson Paak porque son expertos en soul y pop, y al mismo tiempo le meten ese toque y sabor latino de la salsa”, señala el percusionista peruano tras asentir que fue el músico puertorriqueño quien eligió al ex Sin bandera para que integrara el proyecto.

Jean en una eligió a Noel, tengo que darle el 150 por ciento del crédito, son buenos amigos. Ha sido una grandísima elección, es completo, va con el mismo flow, además, mucha gente no puede cantar esa canción. Podría haber sido el hermano de Jean, Luis Fonsi, pero sabes qué pasa. Ambos tienen las voces parecidas y teníamos que buscar el contraste. Los tonos de voz distintos le dio el toque nice, hasta cuando hacen las armonías, sé quién las hace, se escucha claramente el timbre. Estoy convencido de que voy a tener que llevar a Noel de gira porque no voy a poder cantar si él”, añade Succar.

Tenemos que hacer algo lindo, tengo que ver el calendario y logística, y hacer los detalles con Jean y Noel, a quien tenemos en Perú. Hay que aprovechar eso, va a ser una bomba”, subraya.














Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más