“No creo en el colonialismo cultural. Como sociedad blanca no tenemos un arte o un teatro superior al de lugares del mundo como África y Oriente Medio, simplemente nuestro discurso es un fragmento de este arte", dijo Peter Brook. (Foto: AFP)
“No creo en el colonialismo cultural. Como sociedad blanca no tenemos un arte o un teatro superior al de lugares del mundo como África y Oriente Medio, simplemente nuestro discurso es un fragmento de este arte", dijo Peter Brook. (Foto: AFP)
Redacción EC

El director teatral más influyente del siglo XX, Peter Brook, falleció este sábado 2 de julio a los 97 años dejando un gran legado para el mundo del teatro, cine y todas las artes que pueden encontrar inspiración en su trabajo.

Puedo tomar cualquier espacio vacío y llamarlo escenario. Alguien camina por este espacio vacío mientras otro observa, y eso es suficiente para que se inicie el acto teatral”, señaló en su libro más leído, ‘El espacio vacío’.

.
.

Tal como lo recuerda, el diario El País, su carrera que se extiende desde mediados del siglo XX hasta la actualidad. Ha dejado extraordinarias obras como los montajes de Shakespeare, por supuesto, ‘Hamlet’, ‘Lear’, ‘La tempestad’, ‘Timón de Atenas’, ‘El sueño de una noche de verano’, o su escenificación del ‘Marat / Sade de Peter Weiss’ en 1964. Sin dejar de destacar su interpretación de Mahabharata, en su versión de 9 horas del poema hindú.

No creo en el colonialismo cultural. Como sociedad blanca no tenemos un arte o un teatro superior al de lugares del mundo como África y Oriente Medio, simplemente nuestro discurso es un fragmento de este arte. En Japón y en África se expresan de otra forma, con una gran claridad y libertad, incluso podría decir que allí hay actores superiores a los ingleses o franceses. Lo importante es compartir”, dijo Peter Brook, ganador del premio Princesa de Asturias de las Artes, en una entrevista a France Press.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Grandes logros

También fue escritor de ensayos, director de cine con filmaciones de sus obras teatrales y producciones puramente para pantalla como ‘Moderato cantabile’ (1960), ‘El Señor de las moscas’ (1963), ‘Encuentros con hombres notables’ (1979), y colaboró con el escritor Jean-Claude Carrière, en muchos proyectos.

Pero eso no fue todo. El director teatral más influyente del siglo XX y nacido en Londres en 1925, también fue director de producciones de la Royal Opera House, fue parte del Royal Shakespeare Company (RSC), desde donde logró dirigir diversas obras de teatro con grandes actores como John Gielgud, Laurence Olivier, Glenda Jackson y Jean-Louis Barrault.

En su destacada carrera obtuvo el premio ‘Outer Critics Circle Award al Mejor Director’ en 1966; el premio ‘Drama Desk al mejor Director’ en 1971; ‘Premio Shakspeare’ en 1973, ‘Tony Award’ por Mejor Dirección en Obra en 1966 y 1971; el ‘Premio Obie’ a la Mejor Dirección en 1988; el ¿Premio Moliere Awared’ For Best Director; ‘Moliere Awared’ For Best Musical en 2011; ‘UNITER Senate Award - Award for Excellence’ en el 2015; ‘Premio Princesa de Austurias de las Artes’ en el 2019 y el Premio Padmma Shri en el 2021.