"Decir o no decir", una de los experimentos de "Sin filtros", del Teatro Británico.
"Decir o no decir", una de los experimentos de "Sin filtros", del Teatro Británico.
Juan Diego Rodriguez Bazalar

Ahora, la primera llamada se hace con una historia en Instagram. Los personajes tienen cuentas en esa red social y el público puede ver e interactuar con lo que ha compartido. Dime qué publicas y te diré quién eres.

Lo que sigue es la invitación a ver la conversación en vivo entre Héctor Padilla (Javier Valdés) y Poli (Daniela Mayurí). Los comentarios están desactivados y los actores no pueden ver al público, así que nada distraerá lo que rápidamente se configura como una llamada entre un hombre mayor, sin ganas de vivir, y una prostituta joven que se esfuerza para convencerlo que la muerte no es una buena consejera. La función ha comenzado.

Esa es una de las soluciones que el teatro nacional ha dado a los tiempos actuales. Ya no hay preocupaciones por la cercanía entre personas y el consecuente contagio entre ellos; y aunque para ver “Hotline” –producción de La Sangre que ya se puede ver online– hay que pagar S/15 y romper con la idea de que todo el contenido web es gratuito, tanto los teatristas como el público afín pueden satisfacer sus necesidades.

Javier Valdés, uno de los actores de "Hotline".
Javier Valdés, uno de los actores de "Hotline".

"Este es nuestro primer montaje de este tipo –cuenta David Ames, dramaturgo y director de esta puesta en escena–. Lo creamos pensando que el teatro, desde sus principios, representa las relaciones humanas y sus conflictos, y que desde el 95 con la aparición de las redes sociales, el ser humano y sus relaciones se han dividido entre un plano físico real y otro virtual, que tiene sus propias características y ofrece un viaje distinto. En Internet la gente se relaciona, tiene problemas, trabaja, estudia, satisface necesidades eróticas relacionadas al sexo, se cometen delitos, suicidios. Esta experiencia tiene bases del teatro regular, pero es un formato totalmente nuevo.”

Daniela Mayuri es parte de "Hotline".
Daniela Mayuri es parte de "Hotline".

ENTRE ZOOM Y YOUTUBE

Los Productores y el Teatro Británico también se han sumado a estas iniciativas. El primero –junto con la productora Sobremesa– apostó por la fórmula que mejor dominan y dieron a luz “Amigas del cole”, una comedia que se puede ver en vivo a través de Zoom. Escrita y dirigida por María José Osorio, la obra muestra una reunión de amigas, quienes muestran sus lados más vulnerables y afianzan sus relaciones.

El Teatro Británico ha optado por un laboratorio creativo al que han llamado “Sin filtros”, que hasta la fecha ha dado como resultado dos obras que se pueden ver gratis en Youtube. Las propuestas, “Decir o no decir” y “Plano medio”, también son conversaciones de gran potencial, pero que a diferencia del resto, no son en vivo y parecen todavía manejarse en el lenguaje del teatro tradicional.

En "Amigas del cole"; actúan Karina Jordán, Anahí de Cárdenas, Luciana Arispe, Mónica Ross y Macla Yamada
En "Amigas del cole"; actúan Karina Jordán, Anahí de Cárdenas, Luciana Arispe, Mónica Ross y Macla Yamada

¿QUÉ ES ESTO?

¿Sería adecuado calificar a estos experimentos como teatro? No, por lo menos para David Ames, Adrián Galarcep –de Los Productores– y María José Osorio.

Creo que los que se arañan diciendo que esto no es teatro están cometiendo un error: esto es teatro virtual –cuenta Ames–. En nuestro caso, no hemos tratado de llevar ese teatro tradicional a la experiencia web, porque no funcionaría ni trascendería la pantalla del teléfono, que es la herramienta que se usa para ver el montaje. Seguir ese camino sería como tratar de meter un cuadrado dentro de un triángulo. Es como usar el texto de una película para hacer una telenovela o viceversa. No va a funcionar. Estamos hablando de formatos distintos".

Galarcep agrega: “Para mí, esto no es teatro porque el teatro es en vivo. Pero las circunstancias actuales nos llevan a repensar las cosas y a entender que los teatros van a estar cerrados por un buen tiempo. Aquí lo que estamos haciendo es contar historias con las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Yo llamaría a esto una experiencia teatral virtual, pero no podría ponerle un nombre porque todavía está en construcción”.

Osorio, por su lado, comenta: “No me aventuro a decir que esto es teatro, esa rama artística tan compleja a la que nadie está queriendo reemplazar, pero sí creo que hay muchas similitudes entre ambos, o por lo menos hay características de esta nueva propuesta que nos recuerdan al teatro tradicional. Una de ellas es que es en vivo: valoramos mucho ver las historias desarrollándose frente a nosotros con todo lo que eso implica. Por eso creo que esto es una alternativa, a la que hemos llamado teatro remoto. ¿Por qué? Decir teatro virtual nos hacía pensar en ver el teatro tradicional en las plataformas digitales, mientras que esto vendría a ser teatro remoto porque lo hacemos de lejos. Algo así como cuando uno dice trabajo remoto.”

MÁS INFORMACIÓN

“Amigas del cole”:

“Sin filtro”:

“Hotline”:

VIDEO RELACIONADO

Alex Pedemonte: “El teatro sobrevivirá”

Alex Pedemonte: “El teatro sobrevivirá”

TE PUEDE INTERESAR