Redacción EC

Beirut [AFP/ EFE]. El Gobierno libanés recibió este jueves una circular de la para detener al expresidente deMotor , que huyó de Japón y llegó al Líbano esta semana para evitar ser juzgado en ese país por irregularidades financieras.

El ministro de Justicia en funciones, Albert Sarhan, indicó que la Fiscalía libanesa ha recibido hoy una circular roja de Interpol, que lanzó una orden de búsqueda contra el empresario, según la agencia de noticias estatal libanesa ANN y otros medios locales.

Esa circular solicita a las autoridades arrestar de forma preventiva al fugitivo de la justicia nipona a la espera de extradición, entrega u otra acción judicial similar.

Ghosn, de 65 años, estaba en libertad bajo fianza en Tokio desde el pasado 25 de abril, a la espera de un juicio que podría representar para él una larga condena en las cárceles.

La cadena pública nipona de televisión NHK informó hoy de que Ghosn contaba con dos pasaportes franceses y uno de ellos pudo utilizarlo para entrar legalmente al Líbano.

Fechas clave del caso Carlos Ghosn. Fuente: AFP
Fechas clave del caso Carlos Ghosn. Fuente: AFP

El exdirectivo llegó a Beirut el lunes por la noche en un avión privado, tras haber hecho escala en Turquía, donde se ha abierto una investigación y han sido arrestadas este jueves siete personas por haber supuestamente facilitado su huida.

Por su parte, la Seguridad General libanesa dijo el martes que el acusado entró “legalmente” al país árabe, del que tiene la nacionalidad, además de la brasileña y la francesa.

En un comunicado, las autoridades del país aseguraron de que “el ciudadano entró al Líbano legalmente y no es necesario tomar ninguna medida o acción (legal) respecto a él o que sea perseguido”, por lo que ahora no queda claro si ignorarán la circular roja de Interpol.

Aseguran que Ghosn abandonó Japón por retraso en su juicio

Reuters indicó que el depuesto jefe de Nissan, Carlos Ghosn, decidió abandonar Japón después de enterarse de que su juicio había sido retrasado hasta abril del 2021 y también porque no se le había permitido hablar con su esposa, dijeron el jueves fuentes cercanas al exjecutivo.

Ghosn se convirtió en un fugitivo internacional después de que reveló que había viajado al Líbano para escapar de lo que llamó un sistema de justicia amañado.

Fuentes cercanas a Ghosn dijeron que él se enteró en una audiencia judicial reciente de que uno de sus dos juicios en Japón sería retrasado hasta abril del 2021. No se ha establecido una fecha a firme para los dos procesos, pero se espera que al menos uno se inicie en abril del 2020.

“Dijeron que necesitaban otro año completo para prepararse para el juicio (...). Él estaba estresado por no poder ver o hablar con su esposa”, dijo una de las fuentes cercanas a Ghosn.

Bajo los términos de su fianza, Ghosn tenía prohibido comunicarse con su esposa, Carole, y tenía restringido el uso de internet y otros mecanismos de comunicación mientras estaba confinado en su casa en Tokio.

Un pedido para ver o hablar con esposa en Navidad le fue negado, dijeron las fuentes.

Carlos Ghosn: Interpol lanza orden de búsqueda contra expresidente de Nissan y pide su arresto al Líbano. Foto: AFP
Carlos Ghosn: Interpol lanza orden de búsqueda contra expresidente de Nissan y pide su arresto al Líbano. Foto: AFP

También señalaron que Ghosn estaba perturbado por el hecho de que su hija e hijo fueran interrogados por fiscales japoneses en Estados Unidos a inicios de diciembre y que estaba convencido de que las autoridades buscaban forzar una confesión de su parte poniendo presión sobre su familia.

Nadie estaba inmediatamente disponible para hacer comentarios en la oficina del abogado de Ghosn, Junichiro Hironaka, o en la embajada francesa en Tokio, o en la oficina de la fiscalía del distrito público de Tokio.

Mapa del Líbano y Beirut localizando el aeropuerto de la ciudad y la residencia, según documentos judiciales japoneses, de Carlos Ghosn. Fuente: AFP
Mapa del Líbano y Beirut localizando el aeropuerto de la ciudad y la residencia, según documentos judiciales japoneses, de Carlos Ghosn. Fuente: AFP

Ghosn, de 65 años, fue arrestado originalmente en Tokio en noviembre de 2018 y enfrenta cuatro cargos por presuntos delitos financieros en Japón, incluyendo esconder ingresos y enriquecerse a través de pagos a intermediarios en la industria automotriz en Oriente Medio. Él ha negado todas las acusaciones.

El empresario, que tiene ciudadanía francesa, libanesa y brasileña, fue sacado de Tokio por una compañía privada de seguridad, un plan que se trabajó durante tres meses y que involucró su tránsito a través de Turquía, según reportes de Reuters.