Redacción EC

Cerca de la mitad de mascarillas sanitarias que existen en el mundo son producidas en . Es decir, al día unos 20 millones de estos artículos son elaborados en alguna fábrica del gigante chino, según el Ministerio de Industria y Tecnología Informática de ese país.

Pese a ello, el temor que ha desatado el nuevo ha llevado a que la Comisión Nacional de Sanidad de China declarar un desbalance entre la demanda de estos materiales y su producción, por lo que instó a que se de un “uso razonable del material de protección médica”.

Un grupo de personas intentando cruzar una calle en el centro de Bangkok, Tailandia, utiliza mascarillas protectoras. Según diferentes organismos, la demanda desmedida de este artículo de seguridad está generando graves consecuencias para el personal médico. (AFP)
Un grupo de personas intentando cruzar una calle en el centro de Bangkok, Tailandia, utiliza mascarillas protectoras. Según diferentes organismos, la demanda desmedida de este artículo de seguridad está generando graves consecuencias para el personal médico. (AFP)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la demanda de mascarillas y otros artículos de protección como guantes o trajes es 100 veces mayor a lo normal causando que sus precios sean hasta 20 veces más altos.

Esto se debe, en parte, a que los médicos recomiendan que cada mascarilla sea utilizada solo una vez.

El ente internacional detalló que el problema no solo se limita a China. “El mundo se enfrenta a una escasez crónica de equipos de protección personal”, señaló el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una conferencia de prensa. “Esta situación se ha exacerbado por el uso inapropiado generalizado de materiales de protección fuera del cuidado de las pacientes”.

La Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo de China anunció por su parte medidas para los fabricantes de mascarillas, prometiendo ayuda financiera y negociando mejoras en cuanto a licencias, materias primas o instalaciones.

Gran parte de la reducción en la producción se ha debido a las vacaciones por el Nuevo Año Lunar, que en esta ocasión otorgó entre 7 y 10 días extra sin labores con la esperanza de contrarrestar el avance del virus.

Algunas fábricas dedicadas a otros rubos están abriendo líneas de producción para mascarillas. Tal es el caso de Foxconn, dedicada a producir repuestos y productos electrónicos de Apple, Amazon y Sony como el iPhone, PlayStation o el iPad, que anunció estar implementando lo necesario para conseguir una producción de 2 millones de mascarillas diarios a fin de mes.

Trabajadoras de una fábrica en Qingdao producen a ritmos acelerados mascarillas y trajes protectores. Según la OMS, la demanda de estos artículos es 100 veces mayor a lo normal causando que sus precios sean hasta 20 veces más altos. (AFP)
Trabajadoras de una fábrica en Qingdao producen a ritmos acelerados mascarillas y trajes protectores. Según la OMS, la demanda de estos artículos es 100 veces mayor a lo normal causando que sus precios sean hasta 20 veces más altos. (AFP)

Según la BBC, la automotriz estadounidense General Motors seguiría el mismo camino a través de su empresa conjunta en China, SAIC-GM-Wuling, que anunció la creación de 14 líneas de producción con miras a fabricar 1,7 millones de mascarillas al día.

Además, Beijing ha recurrido a importar estos artículos de diferentes países, incluyendo a Turquía, Francia, Estados Unidos o Corea del Sur, entre otros.

La OMS señaló que ante la amenaza de que el personal médico se quede sin material de protección, se les debe dar prioridad.

Tedros Adhanom Ghebreyesus y Michael Ryan, jefe y director del programa de emergencias de la OMS, respectivamente, durante una conferencia de prensa informativa sobre el brote del coronavirus. (Reuters)
Tedros Adhanom Ghebreyesus y Michael Ryan, jefe y director del programa de emergencias de la OMS, respectivamente, durante una conferencia de prensa informativa sobre el brote del coronavirus. (Reuters)

Esta tarde he hablado con los miembros de la red de abastecimiento para pandemias, que incluye a productores, distribuidores y proveedores logísticos, para garantizar que los equipamientos de protección lleguen a quienes los necesitan”, dijo el responsable de emergencias del ente, Michael Ryan,

En segundo lugar, las mascarillas deben ser suministradas a quienes estén enfermos del coronavirus o cuidando a uno.

Por otro lado, la OMS desaconsejó utilizarlas en países y zonas donde la transmisión del virus es baja.