Parlamento Europeo
Parlamento Europeo
/ (ARCHIVO) POLITICA PARLAMENTO EUROPEO
La Nación de Argentina / GDA

La policía belga detuvo este viernes a la eurodiputada socialista griega Eva Kaili, una de las vicepresidentas del Parlamento Europeo, en el marco de una investigación sobre sospechas de corrupción que implican a Qatar, indicó una fuente de la fiscalía. La eurodiputada fue arrestada pocas horas después de las detenciones de cuatro italianos sospechosos por el mismo caso, precisó la fiscalía a la AFP.

Los agentes detuvieron a Kaili para “interrogarla”. Ella es pareja de uno de los cuatro sospechosos detenidos, que era un asistente parlamentario en el grupo de los socialistas en la Eurocámara. La investigación, llevada a cabo por un juez belga durante cuatro meses, examina un presunto delito de “corrupción” y otro de “blanqueo de dinero” en banda organizada. “Hay sospechas de que un país del Golfo” intentó influenciar “en decisiones económicas y políticas del Parlamento Europeo”, indicó la fiscalía.

Aunque la fiscalía evitó identificar al país, una fuente próxima del caso confirmó a la AFP que se trata de Qatar. Los beneficiados por ese presunto soborno eran dirigentes “con una posición política o estratégica significativa” en el Parlamento. La fiscalía tampoco identificó al exeurodiputado detenido, aunque la prensa belga informó que se trataría del exeurolegislador socialista italiano Pier-Antonio Panzeri, quien ocupó un escaño en el Parlamento Europeo entre 2004 y 2019.

Hasta ahora se realizaron 16 requisas en la capital belga, en las que se incautaron equipos informáticos, teléfonos celulares y 600.000 euros [y una cantidad similar en dólares].

Los supuestos regalos por parte de los qataríes podrían estar relacionados con la voluntad de Qatar de mejorar su reputación respecto a los derechos humanos y el trato dado a los trabajadores migrantes. Uno de los detenidos es el secretario general de la Confederación Sindical Internacional (CSI), el italiano Luca Visentini.

En una entrevista para la AFP, publicada el viernes, este dirigente sindical defendió “seguir presionando a las autoridades y empresarios” qataríes para que mejoren el salario y las precarias condiciones laborales de los trabajadores migrantes.

La CSI indicó “estar al corriente de las informaciones que circulan en la prensa”, pero “de momento” no quiso comentar la detención de su secretario general.

El Pasok-Kinal (centro-izquierda), del que formaba parte Kaili, anunció el viernes por la noche que la apartaba de sus filas. - Accidentes laborales -

Kaili, de 44 años y que antes trabajaba como presentadora de televisión, ocupa una de las 14 vicepresidencias de la Unión Europea.

Poco antes del inicio del Mundial de fútbol, se había reunido en Qatar con el ministro de Trabajo del emirato, Ali bin Samikh Al Marri. Entonces, la representante griega destacó el compromiso de los dirigentes cataríes para “continuar con sus reformas de las condiciones de trabajo”, según un tuit del embajador de la UE en Doha, Cristian Tudor.

“El Mundial de Qatar es una demostración concreta de cómo la diplomacia deportiva puede impulsar la transformación histórica de un país”, aseguró Kaili en el hemiciclo de la Eurocámara el 22 de noviembre.

“Qatar es un ejemplo a seguir en materia de derechos laborales”, añadió.

Numerosas oenegés acusaron a Qatar de imponer condiciones laborales muy precarias a centenares de miles de trabajadores migrantes, procedentes de Asia o África.

El diario británico The Guardian reveló en febrero de 2021 que desde 2010, fecha de atribución del Copa del Mundo al emirato, 6.500 trabajadores extranjeros perdieron la vida en Qatar. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), que lamentó la falta de datos sobre esta cuestión, informó de cincuenta accidentes laborales mortales y de 500 trabajadores que resultaron heridos de gravedad en 2020.