"Ni Rusia ni Occidente podrán poner fin al conflicto en Siria"
"Ni Rusia ni Occidente podrán poner fin al conflicto en Siria"

La Liga Árabe dijo hoy que ni la intervención militar de Rusia ni la de Occidente podrán decidir la suerte del conflicto sirio, ni tampoco acabar con las organizaciones terroristas que actúan en el país árabe.

"No creo que la intervención militar extranjera en Siria, ya sea de Rusia o de Occidente, decida la suerte de la guerra que se libra en Siria", respondió el vicesecretario general de la Liga, Ahmed bin Heli, a una pregunta de la prensa sobre la posición de la organización panárabe sobre los ataques aéreos rusos en Siria.

Bin Heli consideró que se debe trabajar para unificar los esfuerzos árabes, regionales e internacionales para impulsar a las fuerzas antagónicas que se enfrentan en Siria a que hallen una solución política a la crisis.

Si bien Heli, no condenó ni alabó la intervención, descartó también que las operaciones aéreas de Rusia o de la coalición internacional, liderada por EEUU, puedan acabar con las organizaciones terroristas en Siria, incluido el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Reiteró que deben lograr una solución "para salvar a este país árabe del derrumbe, la división y el caos destructivo".

Abogando por una solución política, instó a los países árabes "a reactivar la movilización diplomática y las fórmulas políticas que tengan en cuentan la actual situación” para poner fin al clima que favorece la presencia de grupos terroristas en Siria e Irak.

Estas declaraciones coinciden con el anuncio del jefe del Estado Mayor sirio, general Ali Abdalá Ayub, de que las Fuerzas Armadas de su país han iniciado una amplia ofensiva "con el objetivo de eliminar a las organizaciones terroristas y liberar las zonas y los pueblos que sufren el terrorismo".

El pasado 30 de septiembre, Rusia inició los bombardeos en Siria contra el EI, aunque también ha tenido como blanco otras organizaciones armadas enemigas de Al Asad, según han denunciado opositores y activistas. 

Fuente: EFE