Dos vehículos blindados de transporte de personal del ejército francés patrullan una zona rural durante la operación Bourgou IV en el norte de Burkina Faso el 14 de noviembre de 2019. (MICHELE CATTANI / AFP).
Dos vehículos blindados de transporte de personal del ejército francés patrullan una zona rural durante la operación Bourgou IV en el norte de Burkina Faso el 14 de noviembre de 2019. (MICHELE CATTANI / AFP).
Agencia AFP

El gobierno de Burkina Faso negó este domingo que el ejército haya tomado el poder pese a los intensos ruidos de disparos que se escucharon en varios cuarteles del país, incluidos tres en Uagadugú, la capital. “Desde la 01h00 de la madrugada [GMT y hora local se escucharon  disparos aquí en Gounghi procedentes del campo Sangoulé Lamizana”, dijo un militar de este barrio, situado en la salida oeste de Uagadugú.

La información fue confirmada por los residentes, que hablaron de “fuego cada vez más intenso”.

MIRA: “Puso su pierna sobre la cabeza de mi hermana y le cortó el cuello con un cuchillo”: el drama en Sudán del Sur a 10 años de su creación

También se escucharon disparos en otro campamento militar de Uagadugú, Baba Sy, en la periferia sur de la capital, y en la base aérea cercana al aeropuerto, dijeron fuentes militares.

Además se produjeron disparos en cuarteles de Kaya y Ouahigouya (norte), según residentes contactados por la AFP.

Los habitantes del barrio de Gounghin afirmaron que a media mañana todavía se oían disparos en el campo de Sangoulé, que alberga el Centro de Detención y Corrección de las Fuerzas Armadas (Maca).

En Sangoulé se encuentra prisionero el general Gilbert Diendéré, estrecho colaborador del expresidente Blaise Compaoré, derrocado en 2014, y que desde entonces vive en Costa de Marfil.

El general Diendéré fue condenado a 20 años de prisión por un intento de golpe de Estado en 2015 y actualmente está siendo juzgado por su presunta participación en el asesinato del expresidente Thomas Sankara, un icono panafricano, en 1987.

El gobierno del presidente Roch Marc Kaboré reaccionó rápidamente negando un intento de golpe de estado.

“La información que circula en las redes sociales tiende a sugerir una toma de poder por parte del ejército el domingo”, declaró en un comunicado el portavoz del gobierno, Alkassoum Maiga.

“El gobierno, aunque reconoce la existencia de los disparos en algunos cuarteles, desmiente esta información y llama a la población a mantener la calma”, añadió.

Estos movimientos en los cuarteles burkineses se producen un día después de nuevas manifestaciones de ira de los habitantes hartos de la impotencia de las autoridades para hacer frente a la violencia yihadista que asola Burkina Faso desde 2015.

Militares detenidos

El sábado estallaron incidentes en Uagadugú y otras ciudades del país entre las fuerzas de seguridad y manifestantes que desafiaron la prohibición de reunirse para protestar contra la inseguridad.

Burkina Faso está inmersa en una espiral de violencia desde 2015, atribuida a grupos armados yihadistas afiliados a Al Qaeda y al Estado Islámico (EI).

Los ataques contra civiles y militares son cada vez más frecuentes y se concentran en gran medida en el norte y el este del país.

El sábado, al menos dos soldados murieron y varios resultaron heridos por la explosión de un artefacto explosivo artesanal en la carretera entre Ouahigouya y Titao (norte), cuando su vehículo escoltaba a unos comerciantes, según fuentes de seguridad y locales.

El 23 de diciembre, una emboscada de grupos armados contra un convoy de suministros formado por civiles y Voluntarios para la Defensa de la Patria (VDP, auxiliares del ejército) en la zona de You (norte), dejó 41 muertos, entre ellos el célebre Ladji Yoro, considerado líder de los VDP.

La violencia de los grupos yihadistas dejó más 2.000 muertos en los últimos seis años y obligó a 1,5 millones de personas a abandonar sus hogares.

Algunos soldados se encuentran detenidos desde mediados de enero por un supuesto “intento de desestabilización de las instituciones”.

Entre ellos, el teniente coronel Emmanuel Zoungrana, antiguo comandante del 12º regimiento de comandos de infantería, hasta ahora comandante del grupo de fuerzas del sector occidental, comprometido en la lucha contra el terrorismo.

_____________________________

VIDEO RECOMENDADO

La nueva variante del coronavirus, ómicron, se expande por el mundo
La nueva variante del coronavirus, ómicron, se expande por el mundo

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más